Inicio / Predicas cristianas / La iglesia indiferente

La iglesia indiferente

Predicas Cristianas

Apocalipsis 3:14-22

Introducción

1. Esta ciudad de Laodicea fue fundada cerca del 250 A.C. por Antíoco II, el rey de Siria. Fue llamada a la manera de su esposa, Laodicea “justicia del pueblo.” La ciudad, a causa de su ubicación estratégica, se convirtió en un gran centro de comercio.

Anuncios

2. En la ciudad se efectuaban grandes transacciones bancarias, de donde provenía su opulencia económica; tenía una floreciente industria de tejidos de fina lana negra y sus famosas alfombras; era sede de una prestigiosa escuela de medicina.

3. Vivimos en mundo de indiferencia. La vemos y la conocemos por todos lados. A la gente le gusta participar en muchas cosas, si pero en dónde no se le demande entrega. Es más éste es el tiempo de la indiferencia. De sentirnos los autosuficientes.

4. En la iglesia de Cristo no existe la indiferencia. Si no todo lo contrario: Sí ¡Todos somos diferentes, pero al Cristo de los evangelios! Si, miré usted al miembro promedio de iglesia. La mayoría tiene un trabajo, un techo dónde vivir y alimento que comer, una iglesia dónde congregarse, lideres que le ayudan en su crecimiento espiritual. Que esperamos de respuesta: Indiferencia.

5. Pero la indiferencia no se compra en la farmacia de la esquina ni en productos de importación, ni en productos que prometen darle resultados inmediatos (Omni… ¿qué?). Se adquiere, es más se contagia fácilmente. Quizá en este día está alguno sentado a su lado y ya lo ha contagiado.

6. Pero es algo que día a día se va apoderando de usted y cuando se de cuenta usted es un frío. ¡No! Un tibio, que ni le va ni le viene. Sino todo lo contrario. Le da igual. Si le damos un fuerte alimento espiritual, le da lo mismo.

Si nos esmeramos en darle el mejor discipulado, le da lo mismo, si hacemos un culto ameno y alegre, le da lo mismo. En suma es una persona que ni le va ni le viene. O. T. Vayamos pues a considerar el porqué se es indiferente al Señor con sus terribles consecuencias.

Anuncios

I. LA DEDICATORIA: “El Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios dice esto” (vers. 14).

1. Generalmente usamos la palabra “amén” al cierre de una oración y queremos decir que “así sea.” La palabra es usada en este sentido en la Biblia. “Amén” es ciertamente una palabra hebrea derivada de una raíz significando fortaleza y firmeza.

2. La palabra es aplicada a Cristo en 2 Cor. 1:20. A menudo el uso de las palabras: “De cierto, de cierto….” En el griego, esto es: “Amén, amén….” El significado parece ser “verdaderamente….” Cuando Jesús se describe a sí mismo como el Amén, simplemente afirma que Sus palabras, promesas, y afirmaciones son fieles y verdaderas yendo más allá de cualquier duda. En él todas las promesas de Dios son confirmadas (Romanos 15:8).

3. Jesús entonces se llamó a sí mismo el testigo fiel y verdadero. Para uno ser testigo, debe tener un conocimiento personal del testimonio que da. En Juan 8:13, los fariseos acusaron a Jesús de dar testimonio de  Él mismo y dijeron que Su testimonio no era verdadero.

Jesús respondió: “Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de donde he venido y a dónde voy….” Jesús es el testigo fiel y verdadero. Vino para dar testimonio del Padre. Él era fiel al hacerlo así, no haciendo simplemente Su propia voluntad, sino la voluntad del Padre.

Anuncios

4. La tercera descripción que Jesús dio de si mismo es: “El principio de la creación de Dios.” ¿Quiere decir esto que Jesús fue el primero en ser creado? Los Testigos de Jehová y los Mormones usan este versículo para tratar de probar que Jesús mismo fue creado. Si este es el caso, Jesús no sería Dios. No podría ser Deidad si no es eterno.

5. Hay un número de pasajes que exponen la existencia eterna de Jesús. Es dicho que él es “desde los días de la eternidad” (Miqueas 5:2; Mateo 2:6). El era “en el principio” (Juan 1:1-2,14). La parte de Jesús en la creación es afirmada en muchas escrituras (Juan 1:3; Colosenses 1:16-17; Hebreos 1:2). Si El es “antes de todas las cosas” obviamente no podría ser un ser creado.

6. La frase aquí en Apocalipsis 3:14, “el principio de la creación de Dios”, simplemente significa lo que es afirmado en todos estos pasajes. Thayer dice que la palabra arche que es traducida “principio”, significa: “origen” o “fuente”. De manera que Jesús es aquí llamado el origen o la fuente de toda la creación. Tales pasajes como estos explican por qué en Génesis 1:26 encontramos a Dios diciendo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.”

II. LA DENUNCIA: “Yo Conozco tus obras, ni eres frío ni caliente… te vomitaré de mi boca” (verss. 15-16).

1. Las cosas tibias tienen un efecto nauseabundo acerca de ellas. La mayoría de las personas pueden comer su comida caliente o fría, pero la comida tibia no es muy aperitiva. Nos gustan las bebidas calientes o frías, pero las comidas tibias son nauseabundas.

Anuncios

2. La leche fría es buena y la caliente puede ser tomada, pero después que la leche se ha vuelto tibia es repugnante. El café caliente es bueno y a mucha gente le gusta, pero no el café tibio.

3. El Señor dijo que estos miembros en Laodicea eran tibios. No estaban por, ni contra Cristo. Eran indiferentes hacia el verdadero cristianismo. Una de las cosas más difíciles en el mundo para hacer algo bueno es con la indiferencia. Alguien ha dicho que si Cristo hubiera venido en nuestro siglo, no habría sido crucificado, sino más bien, ignorado. Como esta carta lo muestra, el mundo estaba lleno de estos en el primer siglo.

4. El Señor quiere más bien que uno sea frío o caliente antes que tibio o indiferente en su vida y servicio. Así que tibio, sugiere que hubo un tiempo en que los creyentes de Laodicea eran valientes, pero ahora se habían enfriado. Creo que pueden haber varias razones para esto:

5. Uno que es frío hacia Cristo y no profesa amor por Él, hará a la causa de Cristo casi tanto daño como el miembro tibio de la iglesia. La persona cuya única muestra de cristianismo es una hora a la semana el domingo por la mañana, es el más grande estorbo en el mundo para el evangelio de Cristo.

Si una persona no ama al Señor lo suficiente para reunirse y adorarle en los días de reunión que como iglesia se le cite; si no ama al Señor lo bastante para estudiar Su Palabra y hablarle de ella a otros; y si no ama al Señor lo suficiente para vivir acorde a esa Palabra, entonces no ama al Señor lo suficiente.

6. El miembro tibio de la iglesia es un obstáculo más grande que el borracho en la cantina, el apostador en la mesa de dados, o el ateo en el salón de clase. Jesús dice que preferiría que uno fuera un borracho, un apostador, o un reconocido ateo, que ser un cristiano tibio. Ese es lenguaje fuerte, pero eso es lo que está siendo enseñado en esta declaración.

7. “Vomitar.” Jesús dice que el cristiano aparente, tibio, es nauseabundo para Él. La descripción aquí es esa de apostasía. El cristiano que descuida una salvación tan grande, y se vuelve frío e indiferente hacia Cristo, pierde su contacto con Cristo.

8. Debemos de meditar en éstas palabras los cristianos de nuestros días. Piensa que no es ateo, pero que difícil le es llamarse hijo de Dios ante los que le conocen. Parece que no está en el mundo pero lo mira al igual que la mujer de Lot. Nuestra alma está dividida en dos: en el templo es usted santo, pero fuera de él, un mundano. No se puede servir así, por eso nos enfriamos para con Dios. Tal creyente no puede ser agradable al
Señor.

III. LA CONDENACIÓN: “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad….” (vers. 17).

1. “Porque tú dices.” Hoy se le llama a eso “la autoestima,” la de los creyentes de Laodicea era desproporcionada, tenían una vanagloria en si mismos. Estaban aparentemente en la alta sociedad. Eran ricos en la medida que las cosas materiales estaban implicadas.

2. Probablemente tenían un buen lugar de reunión en una parte elegante del pueblo. Laodicea era una ciudad rica. Ciertamente era el centro bancario de Asia Menor. Fue una de las ciudades más ricas en el mundo antiguo. No hay nada de malo con la riqueza en si misma.

Acerca de Martín A. Pacheco

Ver también

Predicaciones Cristianas - El uso apropiado del Poder

Dios tiene un proposito

Predicas Cristianas Escritas.. Cuesta ser lleno de la unción, pero necesitas encontrar el proposito de Dios en tu vida para que cada vez que abras tus ojos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *