Inicio / Predicas cristianas / La naturaleza nos habla

La naturaleza nos habla

Predicas Cristianas

Textos claves: Salmos 19:1, Génesis 1, Salmos 114

Objetivo: Entender que Dios es el creador de la maravillosa naturaleza y de todo lo que existe, lo cual nos muestran la gloria de Dios y nos dirigen hacia Él. Ninguna cosa creada merece nuestra adoración, solo Él es digno de toda adoración, gloria y honra.

INTRODUCCIÓN

Me encanta subir a la montaña y llegar hasta los picos más altos de ella pues allí todo es diferente. Generalmente subía la montaña hasta un punto específico de ella donde era la parada que casi todos llegaban, un día decidí con un amigo subir un poquito más, seguimos subiendo y subiendo y la experiencia fue única y extraordinaria a tal punto en que las próximas veces si subíamos a la montaña teníamos que ir más allá, a no menos de lo que habíamos llegado.

Es una experiencia maravillosa porque todo es diferente todo cambia, el ambiente, el silbido del aire, la niebla o el cielo despejado, la vegetación, la vista completa de la ciudad y del mar, entre otras cosas. Es un lugar inspirador que te muestra las maravillas de la naturaleza y te lleva a pensar en el Creador, es un lugar especial para acercarnos a Dios.

DESARROLLO

La creación

En Génesis 1:1-2:3, encontramos la narración de la creación, todo estaba desordenado y vacío sin embargo el mismo Dios fue ordenando y colocando cada cosa en su sitio. Separó la luz de las tinieblas, separó las aguas de las aguas en el cielo y en la tierra, separó también la tierra seca del mar.

El Señor también mandó que la tierra produjera hierba verde, todo tipo de árboles con frutos. Creó Dios en los cielos las lumbreras, las estrellas el sol y la luna. También creo las bestias marinas y todo ser viviente en el agua, luego creo también los animales terrestres e hizo al hombre el sexto día. Para culminar su creación reposo el séptimo día y lo santificó.

En contraste a lo que dice la ciencia y a lo que creen otras teorías como la teoría del evolucionismo, el mundo fue creado por un ser superior, un ser inteligente y supremo qué ordenó todas las cosas de manera perfecta desde lo macro, todo el universo hasta lo micro como la más diminuta partícula, el átomo, las moléculas y células, de los cuales están compuestos los seres vivos.

Si no fuera por la voluntad de Dios y su sustento diario todo fueron caos, es él que sustenta y mantiene el orden del universo. Dios no sólo creo las cosas sino que también las mantiene y está pendiente de ella (Salmos 114, Juan 5:17), en cada instante podemos apreciar el amor de Dios y su misericordia (Mateo 6:25-34).

Naturaleza perfecta.

Repasando la teoría de la evolución, ya que es la más sobresaliente y la qué es aceptada por la ciencia, me he dado cuenta que hay que tener más fe para creer en esa teoría del evolucionismo que en la teoría del creacionismo, es más fácil creer que un ser supremo, Dios, creó todas las cosas a decir que el mundo lo cual está perfectamente diseñado, con gran exactitud y precisión lo cual permite que haya vida y que sea sostenible y renovable apareció de la nada por una explosión.

Algo irónico que encontramos en la ciencia es por ejemplo la segunda ley de termodinámica también conocida como la entropía que indica el grado de destrucción y deterioro de un sistema, básicamente lo que dice es que todo tiende al desorden y al caos, por lo que en cada instante de tiempo que transcurre el universo está más desordenado.

Esta ley se fundamenta en el deterioro de las cosas, cómo sabemos todo lo que hay en el mundo tiende a deteriorarse, a dañarse, a oxidarse, nunca una cosa que está dañada se arregla o se va recuperando sola, tiende a degradarse. Si está ley es verdad, entonces como explicamos la teoría del evolucionismo que dice que todo se fue ordenando y arreglándose de manera perfecta de la nada, y peor aún luego de una gran explosión.

En cada cosa creada vio Dios que era bueno en gran manera (Génesis 1:31), todo lo hizo perfecto. Sólo Dios es capaz de crear un mundo perfecto en medio del desorden y del caos, la condición inicial en la que estaba la tierra (Génesis 1:2).

De este relato podemos sacar una gran lección para nosotros, debemos estar seguros y saber de qué para Dios no hay ningún caos o desorden que no pueda arreglar o restituir. Es por eso que si nuestra vida está vacía, desordenada, está vuelta un caos como lo estaba la tierra al principio Dios puede realizar una transformación en ella, si se lo permitimos el restituirá nuestras vidas y nos llenará de gozo paz y felicidad plena. Sólo en Él podemos encontrar el verdadero sentido a la vida, el llena todo vacío y repara todo lo que hay malo en nuestras vidas.

Degradación de la naturaleza.

Todo fue bueno y perfecto hasta que entró el pecado a la humanidad. Las consecuencias ocasionadas por la desobediencia del hombre a Dios fueron devastadoras, entró la muerte, el dolor y la enfermedad a la humanidad, la naturaleza perfecta y buena del hombre y de todo lo creado en la tierra se inclinó hacia el mal, la tierra recibió maldición y comenzó a generar cardos y espinas.

Después de ese momento la tierra a ido en decadencia hasta nuestros días, los frutos de la tierra son cada vez más pequeñas y de menor calidad (Números 13:23), aún en las condiciones físicas de las personas se nota la diferencia ya que en tiempos antiguos la gente vivía más (Génesis 5:27, Génesis 6:3) y tenían mayor estatura.

Hoy en día podemos observar como las grandes maravillas naturales ido en decadencia y se han degradado en gran manera. Los glaciares se están descongelando los lagos y ríos se están secando y la vegetación cada vez es menos, las montañas que antes eran frondosas ahora tienen poca vegetación, los suelos cada vez está más erosionados y menos fértiles.

Luego de la caída del hombre todas las cosas que eran perfectas dejaron de serlo, la naturaleza tuvo un cambio rotundo, en ese momento nuestra naturaleza perfecta y buena se volvió pecaminosa y lo que estaba perfectamente ordenado y todo lo que Dios había creado bueno en gran manera dio un vuelco total, comenzó de nuevo a degradarse y a desordenarse, se inició el caos nuevamente.

Acerca de Samuel García

Nacido en el evangelio, hijo de madre soltera, soy el mayor de tres hermanos. Líder juvenil en mi iglesia, me gusta predicar, me encanta la música cristiana, por lo cual pertenezco a un grupo musical. Estoy felizmente casado con una esposa maravillosa. Soy profesional (Ing. Civil). Actualmente vivo en Caracas, Venezuela. Con disposición de seguir la voluntad y la dirección de Dios, soy bendecido por Él grandemente.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

La vida

Predicas Escritas; Jesús es la novedad de vida, es un nuevo camino, y una actividad siempre nueva, pero lo que no siempre se entiende es que esa Vida que..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *