Inicio / Predicas cristianas / Dios esta atento

Dios esta atento

Predicas Cristianas

En la vida hay momentos de tristeza, así como tiempos de alegría, y en muchos casos los creyentes oran a Dios como si fuera un recurso más, sin la convicción de que ahí está la solución de sus problemas pues la Biblia declara que Dios siempre está oyéndonos, y desde el Génesis nos muestra que Dios está escuchando como vemos cuando con alegría Raquel dijo: “Me juzgó Dios, y también oyó mi voz, y me dio un hijoGénesis 30:6.

Pero pocas veces reconocemos la actitud que Dios tiene frente a nuestras oraciones, ruegos, peticiones, o súplicas; aun como creyentes pensamos que Él está muy lejano y que nuestras oraciones demorarán en llegar a sus atrios aunque en la Biblia, el libro de la verdad, encontramos muchos textos que nos hacen ver que Dios tiene una actitud bondadosa ante nuestras peticiones, está siempre atento e inclina su oído para escucharnos y liberarnos.

Esta actitud de Dios atento y oyente para con sus hijos es la que demuestra que es un Dios vivo, misericordioso y sensible a nuestras necesidades, un Dios no sólo quiere que le escuchemos, sino que está atento y dispuesto a escucharnos también.

Anuncios

Leamos la Palabra de Dios en Éxodo 3:7-9Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo. El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen”.

Dios nos promete tener siempre tiene un oído para escuchar el clamor de su pueblo, es más, “aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes todaSalmo 139:4, es decir que antes que pidamos su ayuda, ya nos oyó, por lo que nunca debemos dudar que en los momentos difíciles el Señor nos oye para poder decir: “En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídosSalmo 18:6, pues el tener un Dios que está atento a nuestro clamor trae seguridad y paz a nuestras almas.

Como cristianos debemos saber que aunque nos encontremos en aflicciones, Dios está y estará siempre en el control de todas ellas, de manera que no debemos desmayar sino perdonar, arrepentirnos, y tener fe que el Señor nos llevará a buen puerto.

No debemos mirar las cosas con el ojo humano pues con el ojo humano se levantan los temores y la negatividad, en cambio con el ojo espiritual ya no somos nosotros mirando, es Dios obrando y diciéndonos: “No te preocupes que todo saldrá bien”; de manera que aunque veamos humanamente que todo va cuesta abajo y nada sale bien, Dios te dice hoy: “Déjamelo todo a Mí, porque no hay nada imposible para Mí, solamente ten fe, y recuerda que Si puedes creer, al que cree todo le es posible”.

Debemos buscar a Dios en la seguridad de que Él oirá, y nos libró de todos nuestros temores, y “aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado, pues Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron Salmos 27:3, 2.

Si soy un hijo de Dios estaré confiado en mí Salvador, en el que me prometió estar conmigo todo el tiempo, y aunque muchas son las aflicciones del justo, todas ellas nos librará el Señor, ya que clamamos y Él nos oye y nos libra de todas nuestras angustias pues el ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende.

Anuncios

Si somos sus hijos, Dios escucha nuestras oraciones y Jesús nos promete estar con nosotros todo el tiempo pues el Señor es la vid y nosotros somos sus pámpanos, por lo tanto, estamos conectado con Él; pero también nos dice: “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a élJuan 14:21, y si guardo sus mandamientos, es más grande el que está en mí, que el que está en el mundo, “si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?Romanos 8:31-32.

Ya entendimos que sus oídos están atentos al clamor de todos sus hijos, pues como Pedro, “en verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justiciaHechos 10:34-35, y ofrece a todos los hombres la oportunidad de ser salvos y bendecidos, aunque en realidad “los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal1 Pedro 3:12.

Entonces también “sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oyeJuan 9:31, de manera que Dios nos oirá si lo adoramos, hacemos Su voluntad, y le obedecemos, con lo que queda de lado la idea de que se puede pecar toda la vida, no obedecer, y recibir respuesta a nuestras oraciones y ser bendecidos.

Podemos estar confiados de que Dios contestará las oraciones si son conforme a Su voluntad, pero no si le pasamos una lista de deseos egoístas con todo lo que queremos; oramos por lo que necesitamos, y como Jesús lo hizo: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como túMateo 26:39, y con fe como dice Santiago: “Pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor Santiago 1:6-7.

Piense, ¿Cuántas veces ha orado a Dios por algo y luego siguió preocupado por eso?, si dudamos de Dios no concederá su oración, de manera que “por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo JesúsFilipenses 4:6-7.

Anuncios

Y para asegurarnos, nuestras oraciones deben ser en el nombre de Jesús, pues Él dijo: “Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haréJuan 14:13-14, pero esto no es poner esa frase al final de cada oración para que sea escuchada, sino que significa orar a través de la voluntad, autoridad, y propósito de Cristo; debemos orar a través de Cristo pues es nuestro mediador e intercesor.

Y también debemos tener en cuenta que nuestras oraciones deben ser sinceras, “cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis” Mateo 6:5-8, “pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de DiosSantiago 4:3-4.

CONCLUSIÓN:

Esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho 1 Juan 5:14-15; por lo tanto, no es un Dios indiferente.

Es un Dios de amor que está siempre cercano y dispuesto a dejar de lado su posición de ser el Señor para escucharnos, y es por su gracia que somos perdonados, liberados, redimidos y librados de todo mal que el enemigo quiera hacernos, por lo que nuestro corazón no tiene que temer pues Dios no me ha dado espíritu de miedo ni de cobardía, de dominio propio, por lo que “estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos2 Corintios 4:8-9 porque la diestra del Señor nos sostiene.

Anuncios

Podemos estar confiados que Dios nos oye en esta mañana, podemos tener la confianza y seguridad que nuestras oraciones llegaran delante de su trono, por lo que no debemos dudar nunca que nos oye, ni pensar dos veces o titubear en clamar a Él.

Este es el día para levantar nuestra voz y clamor a nuestro Dios en los cielos sabiendo que nos oye.

Por esta razón, “no os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidasMateo 6:31-32.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas…. Predicaciones Cristianas

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicaciones Cristianas - El uso apropiado del Poder

Dios tiene un proposito

Predicas Cristianas Escritas.. Cuesta ser lleno de la unción, pero necesitas encontrar el proposito de Dios en tu vida para que cada vez que abras tus ojos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *