Inicio / Predicas cristianas / Te saldrá al encuentro

Te saldrá al encuentro

Predicas Cristianas

Como el sol cada día entra en la casa si abrimos la ventana, Dios quiere que lo adoremos cada día en nuestro interior y hablemos con él, y la fe es lo que Dios nos ha dado para descubrirle, pues Jesús dijo: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con élJuan 14:23, “15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 14Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haréJuan 14:15, 14, de manera que para hablar con Él, tenemos que abrir nuestro corazón y dejarle entrar en nuestro ser.

Dios te concede el deseo de tu corazón y no te niega la petición de tus labios, pero está claro que para que esto suceda, nuestros deseos deben convertirse en peticiones expresadas con nuestra boca, por eso es que la Palabra nos enseña: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abriráMateo 7:7-8

Anuncios

No dice: Desead y se os dará, y aunque esto parezca lo mismo pues Dios conoce los deseos de nuestro corazón, no lo es, pues cuando un deseo se transforma en petición es porque realmente creemos que nos puede ser concedido.

Ya desde ese momento en que la petición se ha fortalecido en el corazón a través de la fe, el Señor comienza a caminar con sus bendiciones hacia nosotros para salirnos al encuentro cuando expresemos con nuestros labios ese anhelo, y es desde ahí cuando comienza a contar el tiempo de Dios para recibir la bendición.

Leamos la Palabra de Dios en Salmos 21:2-6Le has concedido el deseo de su corazón, Y no le negaste la petición de sus labios. Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien; Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza. Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para siempre. Grande es su gloria en tu salvación; Honra y majestad has puesto sobre él. Porque lo has bendecido para siempre; Lo llenaste de alegría con tu presencia”.

El ser humano tiene la capacidad para conocer y amar al Señor que está en su corazón, al Dios que vive en lo más profundo del ser, pero por la fe podemos ver al Señor que está dentro de nuestro corazón, aunque muchos cristianos no se dan cuenta que esa falta de conocimiento es lo que le impide descubrir las riquezas que llevamos escondidas junto a Él, y sufrimos buscándolo fuera mientras que está adentro nuestro.

Cuando en el corazón del hombre hay una intención, Dios siempre sale al encuentro del ser humano, la de Dios es una historia de búsqueda y encuentro donde la iniciativa y la parte más importante la lleva Él porque nos ama y se entrega totalmente, por lo que si buscamos a Dios, más nos busca Dios a nosotros, pero ese buscar a Dios lleva la necesidad de esforzarse por cambiar el corazón y desear seguir toda su voluntad, “porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madreMateo 12:50, dice el Señor.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que el problema es que el hombre, muchas veces busca a Dios donde no le puede encontrar, o en vez de buscarlo escapa de Él y vive como si no existiera o estuviese demasiado lejos, sin darse cuenta que a Dios no lo ve porque se encuentra en la intimidad de nuestro corazón, pero nos llama a descubrir su presencia en lo cotidiano, en nuestra vida y en nuestra propia historia.

Anuncios

A Dios lo encontramos a través de la fe pues vive dentro de cada uno, y ese Dios todopoderoso que está con nosotros, muchas veces aparece débil y sin poder hacer nada por nuestros problemas porque queremos resolver nuestra vida sin Dios, aunque el Dios que está con nosotros es el Dios que no nos abandona; pensemos en el despropósito que significa para un hombre estar ante Dios y con Dios, pero vivir sin el Dios que dejó a Su Hijo venir al mundo para terminar en la cruz pagando por nuestro pecados.

Aun así, Dios nos sale al encuentro con bendiciones de bien, es decir que el Señor se anticipa a nuestras expresiones de deseo desde que hemos creído que Él puede y lo hará, trayéndonos bendiciones de forma anticipada a lo que esperamos; esto es así pues escrito está en Su Palabra y por lo tanto es una promesa para cada uno de nosotros sus hijos.

Cuantas veces Dios sale al encuentro de sus hijos, y nosotros huimos, Dios está en todos los momentos de nuestra vida siempre disponible para nosotros, y para que venga a nosotros solo tenemos que hablarle pues comprende nuestro lenguaje, nuestros temores, nuestros secretos, nuestra amargura, y no se apartará aunque seas un mentiroso, un ladrón, un asesino, un hipócrita, un traidor, “porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por élJuan 3:16-17.

Pero también debemos saber que para que esto suceda, y podamos recibir las bendiciones en nuestra vida, debemos cumplir algunos requisitos previos, pues como toda promesa de Dios tiene un condicionante, que es lo que muchas veces no leemos, o no nos gusta cumplir, aunque sí queremos recibir la promesa.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que Dios está en nosotros, ha entrado en nosotros cuando recibimos a Cristo, Dios está realmente en el tabernáculo de cada corazón humano que se ha entregado para hacer su voluntad, y ahí podemos encontrarlo, desde ahí nos habla, nos escucha, y nos da vida invitándonos a transformarnos a Su imagen para vivir con él como un amigo, pero un amigo que nunca te va a fallar, y que en las peores circunstancias va a estar para darte la mano, levantarte y fortalecerte.

Anuncios

Pero lo primero que debemos hacer para recibir las bendiciones de Dios es crecer en fe, pues “sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscanHebreos 11:6, y crecer en la fe es creer que verdaderamente las cosas que nos suceden y nuestros tiempos están en las manos de Dios y que Él va a actuar en el momento justo, derramando ahí sus bendiciones, para que el gozo sea completo y no una solución a una circunstancia.

Y como complemento de esto resulta necesario saber aprovechar la bendición para que se multiplique y sea el comienzo de una vida próspera que afecte a las generaciones venideras y no caiga en saco roto perdiéndose como el agua escurre entre los dedos, siendo utilizada conforme al propósito para el cual nos fue enviada, y no conforme a los deseos humanos que nos asaltan al tenerla en nuestras manos, ya que el encuentro de esta bendición nos puede descolocar y hacernos cerrar nuestra mente al propósito de Dios en nuestra forma de actuar.

Entendiendo que hablamos no solo de las cosas materiales o el dinero, sino que vale para las distintas áreas de nuestra vida, de manera que si crecemos en fe, y cumplimos con los requisitos previos de obediencia, en lo familiar podemos esperar que el Señor nos salga al encuentro con bendiciones inesperadas que anticiparán la reconciliación anhelada; en lo económico nos saldrá al encuentro con recursos impensados para saldar deudas pendientes.

En lo laboral nos saldrá al encuentro con oportunidades nuevas de trabajo mejor rentados; en la salud nos saldrá al encuentro con resultados en los tratamientos que surtirán efecto antes de lo que pensábamos; y en lo ministerial, nos saldrá al encuentro abriendo en el presente puertas que veíamos lejanas en el futuro.

Y para esto, en toda búsqueda debes confiar en Dios con todo tu corazón, y no apoyarte en tu propio criterio, “fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos. Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mostoProverbios 3:5-10.

Anuncios

Hoy declaramos que creemos que Dios nos saldrá al encuentro con bendiciones y que además estamos preparados para recibirlas, y oramos para que en este tiempo podamos ser sorprendidos por la bendición de Dios logrando la plenitud de sus bendiciones en todas las áreas de nuestra vida.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados

Predicas Biblicas… Predicaciones Cristianas Escritas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos - Lucha por lo que quieres

Lucha por tu sueño

Predicas Cristianas Escritas.. un valiente de Cristo no se queda entre los últimos, si quieres un avivamiento lucha por conseguirlo, sé el primero, no te quedes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *