La vida

Predicas Cristianas

Introducción

Todos deseamos vivir más y mejor pues consideramos que una vida próspera y feliz es el ideal de los cristianos, muchas veces olvidando que Jesús dice: “…Yo soy el camino, y la verdad, y la vida…” Juan 14:6.

Quizás algunos se preguntan si esto que nos dice se trata de un sentimentalismo o de una fuerza capaz de cambiar el mundo entero. Puede que se pregunten si lo que dice es para personas sensatas o sólo de fanáticos religiosos porque no entienden cuál es la vida que nos ofrece Cristo.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que Jesús es la novedad de vida. Él es un nuevo camino, y una actividad siempre nueva. Pero lo que no siempre se entiende es que esa vida que nos ofrece nace de Su sacrificio y Su entrega a los demás, donde a pesar de su temor natural, deseaba la llegada de Su hora por lo que:

Anuncios

“…les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios…” Lucas 22:15-16.

Leamos la palabra de Dios

Efesios 5:1-17 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor”.

La mayor prueba de amor

La muerte era la mayor prueba de amor que podía darle al Padre y a nosotros, sus hermanos, pero con la muerte, Cristo no solo nos dio un testimonio de amor muriendo por nosotros. Su muerte fue algo especial ya que a través de ella llegó la vida. La muerte de Cristo es la que nos permite a todos resucitar con nueva vida junto con Él.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que Jesus no murió solamente para lograr el perdón de nuestros pecados. Sino para hacer posible la creación de un mundo nuevo cuya base sea el amor. Junto con Su muerte fue destruido todo los sucio y malo que hay en nosotros, para que podamos revivir en la vida santa de Dios.

Una muerte que sana

La muerte de Cristo es una muerte que sana, que libera, y que abre nuevas posibilidades al hombre que le entrega su vida. Es una muerte que trae justicia, paz, y alegría a consecuencia de ser la semilla que enterrada, comienza a germinar con la fuerza del Amor, pues:

“…11 el buen pastor su vida da por las ovejas…”; “…17 por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar…” Juan 10:11, 17-18.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que Jesús sabía bien el motivo por el que ofrecía su vida. Pero somos nosotros los que no entendemos que la muerte de Cristo nos purifica para que podamos servir a Dios con las vestiduras blancas, y nos hace participar de la vida santa de Dios de manera parecida a Cristo.

Anuncios

Vida nueva

Una vida nueva es el más importante regalo que nos puede dar el Padre a través de su Hijo.

“…porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna…” Juan 3:16

Pero al mismo tiempo es la vida del mismo Jesús que se establece en nuestro corazón y nos dice: “…Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia…” Juan 10:10.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que esa nueva vida marca la victoria contra el pecado. Es salir del sepulcro del egoísmo, de la idolatría, de la avaricia, de los desórdenes familiares. En la Vida Jesús se destruye el odio, la injusticia, el resentimiento, y venciendo todos los pecados, que son la muerte del mundo, y

Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo JesúsEfesios 2:4-7.

Pablo dijo

“…Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí…” Gálatas 2:20

Anuncios

La fe en Jesús es la que da fuerzas para crear hombres nuevos, probos y justos de corazón, capaces de comprometerse seriamente en la lucha contra el pecado por una liberación de la humanidad a través de la obra de Dios.

Ser de Cristo, vivir en Cristo como Pablo es dejar que Cristo viva en nosotros. Es dejar que su amor se manifiesta en nosotros. Tener la mente de Cristo, convertirse a Cristo, es dejar que Cristo habite en nuestros corazones por la fe y nos haga una nueva criatura que puede sentir que: “…todo lo puedo en Cristo que me fortalece…” Filipenses 4:13, porque esa es la vida que Él nos trajo; el tesoro por el que vale la pena perderlo todo, con tal de tenerlo.

Vida terrena

Y Jesús nos adelanta parte de la vida del cielo en esta vida terrena, “…porque nosotros, extranjeros y advenedizos somos delante de ti, como todos nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra, cual sombra que no dura…” 1 Crónicas 29:15

Podríamos decir que la vida eterna ya ha empezado para nosotros, pues ya tenemos el sello del Espíritu, como garantía de la vida eterna que hemos de recibir después de forma completa y así, en medio del dolor y del sufrimiento es posible comenzar a gozar de la vida de Dios a través de esa paz, que sólo sabe dar Cristo.

La misión de los cristianos

La misión de todos los que conformamos la iglesia del Señor es justamente anunciar con claridad y la palabra, con los hechos de la nueva criatura que somos, el mensaje de vida ofrecido por el Señor. Debemos hablar de la victoria de Cristo, y de cómo si avanzamos en el camino de la perfección la alcanzaremos en Cristo después de la muerte.

Pero el Señor no obliga a nadie a seguirle pues es un Señor que sabe respetar y comprender a todos. Pero solo al que quiera seguirle le llenará de sus riquezas, de su vida, de su amor, de su fortaleza, y de su paz. Es el egoísmo de la carne el que endurece el corazón para que no aceptemos a Jesús como necesario y suficiente Salvador, haciéndonos como Tomás, duros para creer en el Cristo Resucitado.

Juan dijo: “…En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres…” Juan 1:4, pero nosotros debemos querer seguirlo “…porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad…” Filipenses 2:13

El corazón del cristianismo

El corazón del cristianismo es el buscar cambiar para ser cada vez más parecidos a Jesucristo logrando que su vida se forme en nosotros. Pues si las características de la vida de Jesucristo no se forman en nosotros por nuestra propia elección de cambiar, no habrá nada en nosotros que merezca conservarse, y por eso nos dice:

“…Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?..” 2 Corintios 13:5.

Cuando le permitimos al Señor que viva en nosotros hacemos que nuestro cuerpo sea el templo en el que habita Dios por medio del Espíritu Santo, “…porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo…” 2 Corintios 6:16

Por lo tanto, la medida en que Dios y Jesucristo vivan en nosotros depende de la medida en que sigamos la guía del Espíritu Santo, y utilizando Su poder nos despojemos del viejo hombre para revestirnos del nuevo, para que por nuestra propia decisión escojamos vivir como Jesucristo vivió y realmente llegar a ser como el Señor en cuanto a su naturaleza, carácter, actitudes, y amor.

Conclusión

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que Cristo es Señor de todos los que caminan hacia la formación del cuerpo de Cristo “…sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios…” 1 Corintios 3:22-23

Cristo es el Señor del pasado desde la Creación, y también es Señor del futuro. Es el Señor de este cuerpo inmenso que marcha hacia su desarrollo perfecto que se llama iglesia, y que disfrutaremos del todo a la hora de la resurrección.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Predicas Escritas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. Ocupados en Buenas Obras

Ocupados en Buenas Obras

Predicas Cristianas.. En evangelio de hoy hemos visto las cosas en la cuales los cristiuanos debemos estar ocupados. Lo que Cristo hizo por nosotros ha..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *