Vuelvete

Predicas Cristianas

Introducción

Sabemos que no hay otra forma de ser salvos si no buscamos a Dios a través de su hijo Jesucristo, y por eso es que enseñamos que Dios no puede hacer nada si nosotros no damos el paso de fe, entonces, “acercaos a Dios, y él se acercará a vosotrosSantiago 4:8.

Por cada paso que demos para acercarnos a Dios, Él también dará uno, pero en este verso Dios nos pide algo:

Pecadores, limpien sus manos y los que andan con un pie en el mundo y el otro en Cristo, santifíquense y purifíquenseSantiago 4:8; y otro pasaje nos enseña algo similar: “Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” Isaías 55:6-7.

Anuncios

Leamos la palabra de Dios

Deuteronomio 30:1-6 Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado Jehová tu Dios, y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará; y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres. Y circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas.”

El pueblo de Dios

Es evidente que no tiene razón de ser que el pueblo de Dios pueda venderse a la cautividad por el pecado que mantiene en el corazón, pero este es el resultado de una raíz de amargura que dejan que perdure en el corazón y que lógicamente solo puede producir frutos amargos del pecado.

Si la vida sin haber conocido a Dios es mala, la vida de un cristiano vuelto a la esclavitud del pecado es terrible. Pues ahí Satanás lo encadena y le quita la libertad que el Señor vino a darle. Es ese estado de esclavitud le es quitado el poder de oración, del gozo de la presencia del Señor en su vida, y de sus bendiciones.

No volver a la esclavitud

Y esto es algo que debemos vigilar constantemente para no volver a la esclavitud, pero si descubrimos que sin darnos cuenta de que esto ha sucedido no debemos desesperar, lo que no quiere decir que podemos mantenernos en esa esclavitud por siempre ya que el Señor ha pagado un precio demasiado alto por nosotros para que nos quedemos en manos del enemigo a causa de nuestro abandono.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que hay un camino de salida permanente de la esclavitud del pecado. Ese camino es arrepentirnos y volvernos a Dios. Es volvernos al lugar donde encontramos la salvación en el principio de nuestra vida cristiana. Lugar donde otra vez la volveremos a encontrar el perdón y la liberación. Pero además el Señor nos está reclamando que obedezcamos Su voz y actuemos conforme a lo que Él nos ha mandado, haciéndolo de todo corazón.

Lo que hacemos por Dios

Debemos entender definitivamente que lo que hacemos por Dios y por Su obra, lo hacemos por amor, no por necesidad ni por obligación, por eso:

cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre2 Corintios 9:7

Anuncios

Es ahí cuando nuestra esclavitud terminará definitivamente, es en ese momento en el que abandonaremos definitivamente nuestros ídolos para inclinarnos solamente ante Dios.

Pero como nos dice Isaías debemos buscar a Dios ahora que podemos hacerlo, porque vendrán tiempos en los que Dios no estará accesible como ahora. Además, Dios nos pide que dejemos nuestros malos caminos y nuestros pensamientos perversos, y que nos volvamos a Él para que nos pueda perdonar por su misericordia, “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercadoMateo 3:2.

No hay escusas

En las predicas cristianas se nos explica, y debemos entender que no hay escusas. Podemos decir que no hay nada malo en nosotros, pero Dios todo lo sabe y no puede ser burlado:

no os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eternaGálatas 6:7-8

Dios sabía todo lo que David hizo, así como conocía el corazón de David, conoce tu corazón y conoce el mío. Dios sacará a la luz el pecado, y nos confrontara con Su Palabra para que nos podamos arrepentirnos de todo corazón. No esperemos que Dios envíe a alguien para decirnos en la cara todo lo malo que hemos hecho, sino que salga de nosotros ir a Dios a pedir perdón.

Un cambio en nuestra vida

La palabra es clara cuando nos exhorta a un cambio en nuestras vidas, porque muchas veces queremos creer que lo que estamos haciendo está bien. Pero para Dios son actos totalmente desagradables y solo nos tolera por amor a su Hijo, pero no porque nos quiera tener a su lado.

Anuncios

Por ejemplo: En el trabajo, para que los compañeros no hablen mal de mí me tomo una o dos copas, nada más que para quedar bien, y decimos: Dios conoce mi corazón. Esa justificación la tenemos en cantidad de ocasiones en nuestra vida, y la realidad es que nos mentimos a nosotros mismos.

Estamos siendo hipócritas con nosotros mismos porque realmente Dios conoce nuestro corazón, y sabe que en el fondo te morías de ganas por participar de todo para divertirte un rato.

Y cuando te dicen algo lo quieres justificar diciendo: Pero si voy a los cultos los domingos y escucho las predicas cristianas, aunque saliendo de la iglesia te peleaste con tu vecino; aunque al día siguiente te arreglas lo suficiente para llamar la atención de los hombres; o te vas de fiesta el sábado y caes en excesos, y el domingo llegas a la iglesia a pedir perdón, aunque a veces ni de eso somos capaces.

A veces no nos atrevemos a decir las cosas como son porque van a pensar que estamos exagerando, pero recuerda que no puedes pedirle a otra persona que cambie lo que tú mismo no has sido capaz de cambiar de tu vida:

dice Jehová, vuélvete a mí. Y si quitares de delante de mí tus abominaciones, y no anduvieres de acá para allá, y jurares: Vive Jehová, en verdad, en juicio y en justicia, entonces las naciones serán benditas en él, y en él se gloriaránJeremías 4:1-2.

Quitar de nuestras vidas las abominaciones

A través de las predicas cristianas aprendemos que el Señor nos dice que tenemos que quitar de nuestras vidas las abominaciones. Es decir, todo aquello que sabemos que para Dios es desagradable, y no andar de un lado para otro pues eso es abominable a Dios y lo que es peor. Muchas veces nos atrevemos no solamente a prometerle sino a jurarle que cambiaremos y nunca lo cumplimos. Entonces, a partir de hoy no te condenes de esa manera. Mejor cambia día a día, pero con un corazón fiel y dispuesto a alegrar a Dios con tus actos.

El Señor exhorta a todo hombre sobre la tierra para sembrar en buena tierra, de manera que si siembras mentiras, cosecharas mentiras, es decir que tu creerás que eres salvo, pero no será así, la verdad es que estarás condenado a morir eternamente, ¿eso es lo que quieres para tu vida?

Tiempo para arrepentirte

Dios te está alentando a que es tiempo para arrepentirte y corregir tus errores antes de que sea demasiado tarde. Recuerda, estás a tiempo. Pero es momento de que recapacites en lo que sientes. Recapacita en lo que piensas, y lo más importante, en lo que haces, y arregles lo que hiciste mal.

Amado hermano, no tires a la basura esta palabra del Señor. Este mensajes que no es más que una oportunidad más para que cambies de manera sincera la forma de manejar tu vida. Tal vez tú puedas declarar que te irás con el Señor. Pero en la intimidad de tu corazón pregúntate, ¿realmente estoy seguro que me ire con Él? Si lo puedes asegurar te felicito, porque vas en el camino correcto. Pero si este no es el caso, hoy tienes la oportunidad de volverte a Él para ser perdonado, y de acá en adelante seguir realmente Su camino de salvación.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que solo a través del arrepentimiento se abrirán las puertas de las bendiciones. Clamemos por el perdón de Dios en nuestras vidas. Aceptemos todo lo bueno que Jesús nos ha conferido a través de Su muerte y resurrección.

Demos ahora el paso, acerquémonos a Dios con un corazón humillado y Dios se acercará a ti. Busquemos a Dios mientras pueda ser hallado, llamémosle en tanto que está cercano.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Predicas Escritas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *