Inicio / Predicas cristianas / Pasa de llamado a escogido

Pasa de llamado a escogido

Predicas Cristianas

Muchas veces escuchamos que son muchos los llamados y pocos los escogidos, y creo que el tomar muy literalmente esto hace que muchos cristianos dejen de preocuparse por avanzar en el camino del crecimiento, sobre todo en lo ministerial.

Por qué no pensamos que si bien hoy nos encontramos entre los llamados, muy bien nos podemos esforzar para reunir las condiciones de los escogidos:

y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminosSantiago 1:5-8.

Leamos la Palabra de Dios en Mateo 22:2-14El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo; y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas. Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios; y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron. Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; más los que fueron convidados no eran dignos. Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados. Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Más él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos”.

Anuncios

El hecho de que ser llamado por Dios para ser parte de Su pueblo no significa que vayas a ser escogido para desarrollar un ministerio dentro de éste, pero el gran desafío en la vida de un cristiano es pasar de ser un llamado a ser un escogido y desarrollarse ministerialmente para glorificar a Dios con el trabajo que hacemos en Su obra.

Muchos creen que por ser llamados a los pies de Cristo para ser parte de Su pueblo, automáticamente van a ser escogidos y tienen que ocupar un cargo en la congregación, cargo que si no se lo dan lo asumen por si mismo y es cuando aparecen los apóstoles, profetas, pastores y maestros que nadie sabe por quién fueron ungidos instalando iglesias donde en vez de lograr la salvación se hacen parte de una estructura de perdición.

La realidad es que esto no es así ya que muchos son los llamados pero pocos los escogidos, pero como decía en un principio tomar las cosas muy literalmente hace que muchos cristianos dejen de preocuparse por avanzar en el camino del crecimiento espiritual, por lo que necesitamos comprender que no somos excluidos del ministerio, sino que nos autoexcluimos por no estar preparados frente a nuestro llamado, ni prepararnos para el mismo.

La sabiduría que viene de lo alto al cristiano se manifiesta en saber prepararse para el llamamiento que Dios le hace al ministerio, y hacer los cambios necesarios en todos los órdenes de la vida, pues el que verdaderamente cree en su llamado lo asume como tal, y verdaderamente se prepara para desarrollarlo y llevar buenos y abundante frutos para la obra del Señor.

Y quien así lo hace, en lo espiritual buscar sabiduría de parte de Dios fortaleciendo la personalidad frente a los desafíos y responsabilidades que se nos presenten y estableciendo prioridades conforme a nuestro llamado, no que solamente se convence que el Señor debe darle un lugar en el ministerio aún sin prepararse, o porque en algún momento fue usado por Dios, o tuvo alguna experiencia mística o espiritual.

Ponte a pensar por un instante, cuántos llamados estuvieron a tu lado y no fueron escogidos sino que se quedaron en el camino por no haberse preparado para el ministerio, o por no haber preparado el plan adecuado para desarrollarse sino que apresuraron la obra humanamente para terminar con las manos vacías y nuevamente presos del pecado.

Y piensa también cuantas veces vemos a alguien que se destaca en lo que hace y decimos que ése es un verdadero escogido, cuando en realidad es un llamado como los demás que decidió prepararse y someterse verdaderamente al taller de Dios para convertirse en un escogido para Su obra que anhela de corazón servir al Señor ministerialmente.

Anuncios

Entonces piensa que el llamado depende del que llama, pero el ser escogido para el ministerio depende de la preparación que lleva adelante, bajo la perfecta guía de Dios, de cada uno de esos llamados a ser parte del pueblo de Dios.

El verdadero logro en la vida del cristiano consiste en alcanzar aquello para lo cual nosotros también fuimos alcanzados:

no que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo JesúsFilipenses 3:12-14.

El hecho de que yo haya sido alcanzado por Dios para cumplir un propósito en esta vida, no significa que ese propósito vendrá a mí automáticamente, sino que yo soy quien debo prepararme y emprender, de la mano del Señor, el camino hacia ese propósito o ministerio que el Señor ha dispuesto para mi vida.

Gran parte de las frustraciones de los cristianos se originan en nuestras propias pretensiones y no en el propósito de Dios para nuestra vida, ya que al ser las pretensiones del hombre desmedidas y fuera del propósito, hace que muchos terminen desistiendo, es por eso que el Apóstol, en el versículo 13 deja una clave para alejar los tropiezos que más entorpecen nuestro desarrollo, es cuando Pablo dice: “Yo mismo no pretendo ya haberlo alcanzado”.

Necesitamos entender que hay cosas que debemos procurar alcanzar aunque humanamente parezca que es imposible lograrlo, como es el llegar a la estatura de Cristo, pero habrá otras que sí podremos alcanzar con la bendición de Dios y con nuestro sacrificio, sabiendo que nos costará mucho lograrlo pero que vale la pena el esfuerzo, como sería tener la casa propia, o desarrollar el ministerio que el Señor nos ha dado.

Anuncios

Por eso Pablo nos dice también que se dedica a hacer algo que esta está compuesta por dos acciones estratégicas a fin de llevar a cabo el ministerio, la primera es olvidarse del esfuerzo y sacrificio que ha hecho hasta ahora, es decir, no se queda pensando en el pasado, se olvida de cuanto le costó llegar hasta acá y cuantas veces le usó el Señor.

La segunda acción es extenderse hacia adelante, poniendo su mirada hacia el futuro, es decir, siguiendo con el esfuerzo y la preparación para aprovechar el tiempo que tiene por delante y llevar a cabo el propósito que el Señor a puesto sobre su vida.

Definitivamente, la clave para una vida de logros y no de frustración, para ser ese escogido que anhela en su corazón servir el Señor desarrollando el propósito en su vida tal como el Señor lo desea, no está tanto en alcanzar la meta sino en perseverar para alcanzarla, pues cuando dejas de perseverar te dispones a vivir para Dios como un llamado a ser parte del pueblo, ya que tu existencia tiene verdadero significado cuando asumes que eres un escogido y te dedicas a alcanzar aquello para lo cual fuiste alcanzado.

Si en este tiempo te sientes frustrado o desmotivado, lo más probable es que necesites volver a perseverar para alcanzar aquello para lo cual fuiste alcanzado, lo más probable es que necesites intensificar tu preparación, pero sobre todo, es necesario que avives la llama del ministerio en tu corazón reafirmando en tu corazón que eres un escogido por Dios para tenerte al servicio en Su obra y que logres alcanzar aquello para lo cual fuiste predestinado.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

PredicasBiblicas.Com.. Predicas Cristianas Escritas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *