La Honra

Honramos al Señor con nuestros pensamientos, palabras y actitudes, pero la honra se demuestra con hechos concretos; “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mostoProverbios 3:9-10

El Señor honró a la viuda de Sarepta con la provisión permanente, porque honró al profeta supliendo sus necesidades, 1 Reyes 17:10-15

Con nuestra alabanza y adoración, como María ofreció una libra de perfume de nardo puro. Con nuestro lenguaje de fe, como Josué y Caleb que hablaron bien de la tierra prometida.

Anuncios

También “acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su feHebreos 13:7

La rebeldía

Recuerda que la rebeldía es lo contrario a la honra, honramos cuando obedecemos, honrar y obedecer son como sinónimos en la palabra de Dios.

Dios ha elegido pastores para ser las cabezas espirituales de las iglesias locales. Esta es la razón por la cual es importante que usted permanezca en la posición correcta, en lo que a su autoridad se refiere.

Por lo que no debería tratarlos de la misma manera que trata a la gente con quien se relaciona todos los días, sino que debe tener una estima superior por ellos.

Honrar a sus pastores implica seguir la visión de ellos y someterse a su autoridad

no te alabes delante del rey, Ni estés en el lugar de los grandes; Porque mejor es que se te diga: Sube acá, Y no que seas humillado delante del príncipe A quien han mirado tus ojos” Proverbios 25:6-7

Y mantener un nivel de respeto por ellos ayudará a mantener un nivel de formalidad para nunca sobrepasar los límites. Aprenda a buscar a Dios y no una relación personal con los pastores, si es bendecido con estar cerca de ellos. Úsela para aprender y absorber su sabiduría y unción, pues la unción fluye desde Dios a través de ellos a la congregación.

Anuncios

Oveja en el rebaño

Ser como “oveja” en el rebaño de sus pastores es tu llamado. Una de ellas es proveerles fuerza espiritual a través de la oración.

Entonces siempre ore para que Dios los proteja y declare que ellos emplean la sabiduría de Dios en la toma de decisiones y al predicar la Palabra. Pues aunque ellos hagan cosas que quizás usted no esté de acuerdo o comprenda, siempre y cuando ellos obedezcan a la palabra, todo estará bien.

El trabajo del pastor no es un trabajo fácil. No es fácil porque el pastor tiene que confrontar, y enseñar a creyentes con todo tipo de carácter.

Por lo que el pastor no puede agradar a todo el mundo. El pastor debe corregir a las ovejas que se descarrían. Cuando hacen algo incorrecto; cuando caen en un error doctrinal. A quien el pastor tiene que agradar es a Jesucristo.

Este es el deber más importante del pastor, la enseñanza de la Palabra de Dios. Pero al no cooperar con esas enseñanzas, usted se convierte en una piedra de tropiezo en el plan que Dios tiene para Su pueblo.

Conclusión

Para evitar deshonrar a Dios, y a sus pastores, no debe dejar el ministerio porque ha sido ofendido por algo que le dijeron o hicieron. Pues cuando uno nace de nuevo se vuelve parte del obrar de Dios, lo que incluye someterse a quienes tienen autoridad sobre nosotros.

Anuncios

Y la posibilidad de asistir a la iglesia regularmente, con lo que desarrollaremos el espíritu y podremos concretar la voluntad de Dios para nuestra vida.

Recuerde siempre que honrar a sus pastores es sinónimo de honrar a Dios, porque Él los ha enviado a su vida, y si permanece fiel en honrarlos, terminará caminando en la misma unción que ellos.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Predicas Cristianas Escritas

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicas Cristianas.. Ocupados en Buenas Obras

Ocupados en Buenas Obras

Predicas Cristianas.. En evangelio de hoy hemos visto las cosas en la cuales los cristiuanos debemos estar ocupados. Lo que Cristo hizo por nosotros ha..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *