Inicio / Predicas cristianas / Iglesias del Apocalipsis – Parte 3

Iglesias del Apocalipsis – Parte 3

Predicas Cristianas

Tema: Pérgamo – Iglesia fiel y al mismo tiempo transigente

Apocalipsis 2:12-17

INTRODUCCIÓN:

La ciudad de Pérgamo llegó a ser la más grande, y capital del Asia Menor. Sus historiadores, al igual que lo hicieron con Esmirna, la alabaron por su belleza. Su posición geográfica, construida sobre un alta cima y teniendo al valle del río Caicos como su benefactor, ayudaba a contemplar mejor su esplendor.

Por el nombre que lleva, se estima que fue allí donde se invitó el pergamino, uno de los materiales más antiguos donde se hacían los escritos. Este fue uno de los primeros materiales donde se escribió Biblia.

Anuncios

Seguramente esto fue lo que hizo que en esta misma ciudad existiera una gran biblioteca compuesta por unos 200 mil rollos de pergaminos. Además de la gran cultura, respaldada por el “tesoro de sus libros”, en estas ciudad había un altar dedicado a Zeus.

Era tal la adoración a este dios que sus fieles ofrecían incienso todos los días del año. Un humo, como expresión de sacrificio, salía siempre del trono de este ídolo. Debe notarse que la adoración en esta ciudad no solo era a estas deidades, sino que el culto mayor era presentado al emperador.

Centro del culto gobernante

De hecho, Pérgamo se había convertido en el centro del culto al gobernante de Roma desde el año 29 a. C. Es de considerar pues, que bajo semejante presión, la iglesia que se formó allí estaba sometida a una terrible y continua amenaza de muerte. Cuando el Señor habla de ella viviendo en el “trono de Satanás”, refiere a una clara simbología del dominio del emperador y la obligación de adorarle en lugar del Señor.

La iglesia estaba en el centro de esa aberración religiosa. El Señor reconoce su condición. Elogia su valentía de tener que enfrentar el culto a la criatura en lugar del Creador. Pero en medio de ese “arduo trabajo”, ve que la iglesia ha estado transigiendo y tolerando ciertas corrientes doctrinarias que la podían llevar a una gran ruina.

Si la iglesia de Esmirna había soportado la persecución de Satanás desde afuera, el caso de Pérgamo era distinto, porque Satanás estaba trabajando para destruirla con una seducción desde adentro; esto puede ser peor que una persecución física. Consideremos este mensaje para el día de hoy. Veamos como la “seducción de la cristiandad” está vigente. Cómo la “doctrina de Balaam y la de los nicolaítas” puede invadir a la iglesia.

I. JESÚS DICE A LA IGLESIA QUIÉN ES ÉL FRENTE AL PELIGRO (vers. 12)

Hemos dicho que la manera cómo el Señor se identifica con cada iglesia revela su estado y condición. En algunos casos, las primeras palabras tienen el propósito de traer ánimo en medio de alguna prueba. Con la iglesia de Esmirna, debido a su tribulación, se identificó como “el primero y el postrero”, y el que “murió y vivió”.

Pero en otros, las palabras de identificación tienen que ver con alguna exhortación; una llamada de atención por alguna desviación o tendencia de la iglesia. Ese es el caso con la iglesia de Pérgamo. El Señor se identifica con ella como el “que tiene la espada aguda de dos filos” (vers. 12).

Anuncios

En este sentido la forma cómo el Señor se da a conocer a la iglesia tiene un doble propósito. Por un lado, estaba dando albergue a una seducción del error, infiltrada por los que enseñaban la “doctrina de Balaam” y los “nicolaítas”. De esta manera el Señor llega con la espada de su boca para juzgar con rectitud los hechos que los hombres estaban cometiendo.

La Espada

Pero también la “espada aguda de dos filos” puede representar la forma cómo él puede proteger a su pueblo de la persecución, y en particular de la muerte cruenta con la que estaban cayendo muchos mártires, entre ellos un tal Antípates. La espada en la Biblia siempre ha representado a la palabra de Dios. En la visión que Juan tiene de Jesús nota esa espada aguda que sale de su boca (Apocalipsis 1:16).

A través de esa figura pone de manifiesto, que la palabra de Dios es la que juzgará a este mundo en su estado y condición, pero que a su vez es el instrumento para corregir a su pueblo en sus errores y desvaríos (2 Timoteo 3:16-17). Uno de los textos donde podemos apreciar mejor la actuación de la palabra de Dios como espada, es Hebreos 4:12. Allí vemos su precisión en el corte y la forma cómo pone al descubierto todas las cosas.

II. JESÚS RECONOCE LAS BUENAS COSAS DE LA IGLESIA (vers. 13)

Aunque la iglesia estaba apostada “donde está la silla de Satanás”, Jesús la alaba por dos cosas que había hecho en medio de tan hostil ambiente. Por un lado reconoce que ha mantenido en alto el nombre del Señor. Esto no era fácil si tomamos en cuenta que en Pérgamo se había constituido en el principal centro de adoración al emperador romano.

En medio de semejante culto, ellos no habían apostatado del nombre del Señor. Reconoce, además, que no han negado la fe en él. Cuando uno ve estas dos enormes cualidades en esta iglesia, y luego observa la reprimenda del Señor por tener en su seno dos grandes errores, uno se pregunta, ¿cómo pudo suceder esto? ¿Cómo pudo una iglesia ser fiel al ataque externo pero fue vulnerable a una seducción interna? Sin embargo, estas son realidades que batallan con nosotros en estos tiempos también.

Anuncios

Ahora bien, en este reconocimiento hay una lección muy importante que aprender. Por un lado necesitamos aferrarnos a su nombre, toda vez que la salvación se encuentra sólo en ese nombre (Juan 14:6; Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5); y bajo ese nombre “se doblará toda rodilla” (Filipenses 2:5-11). Pero también debemos aferrarnos a su nombre por las continuas luchas espirituales a las que les hacemos frente todos los días.

El nombre de Jesús

El nombre de Jesús es para el creyente la fuente de su poder, gracia, perdón y victoria. Por otra parte el Señor nos hace ver acá que Satanás está cerca del pueblo de Dios. Que está más activo que nunca y se opone a la causa de Cristo. Mucha gente no cree en el diablo y eso a él le ha caído muy bien para seguir engañando.

Acerca de Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá.

Ver también

Predicas Cristianas.. Hasta donde llegue tu fe

Hasta donde llegue tu fe

Predicas Cristianas.. Quiero decirte que en cualquier área de tu vida, sea la económica, salud, familia, o cualquier otra, llegarás hasta donde llega tu fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *