Inicio / Predicas cristianas / Hasta donde llegue tu fe

Hasta donde llegue tu fe

Predicas Cristianas

Introducción

En la última reunión hablamos sobre el proyecto original de Dios. Hablamos de finanzas, algunos quizás recibieron el mensaje con un corazón fértil y pronto veremos el fruto produciendo al ciento por uno.

Otros lo recibieron con un corazón semidesértico, pero veremos un fruto al treinta o sesenta por uno según lo rieguen con oración. Y habrá otros que dijeron: Esto no es para mí, yo no creo que ese sea el plan de Dios para mi vida pues yo se manejar mi economía.

Pero en esta mañana quiero decirte que en cualquier área de tu vida, sea la económica, salud, familia, o cualquier otra, llegarás hasta donde llega tu fe.

Dios prueba la fe de sus hijos

Dios prueba la fe de sus hijos para prepararnos para el oportuno socorro. Recuerden Lucas 8:22-25Aconteció un día, que entró en una barca con sus discípulos, y les dijo: Pasemos al otro lado del lago. Y partieron. Pero mientras navegaban, él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago; y se anegaban y peligraban. Vinieron a él y le despertaron, diciendo: ¡Maestro, Maestro, que perecemos! Despertando él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza. Y les dijo: ¿Dónde está vuestra fe?”.

Anuncios

Esa fe simple y sencilla que no solo cree que Dios existe, sino que también es galardonador de los que le buscan es el ingrediente principal para ser exitosos en la obra del Señor y en todas las áreas de nuestra vida.

Esa fue la razón por la cual Dios mantuvo el pueblo de Israel cuarenta años en el desierto, pues en el desierto aprendemos a depender de Dios, y no de los hombres, y es por eso que algunos pasamos por experiencias duras, ya que ahí Dios prueba la fe de sus hijos, y nos prepara para el oportuno socorro.

Leamos la Palabra de Dios

Santiago 2:14-22Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?”.

Un fe falsa

Para no equivocarnos, lo primero que debemos saber es que una fe falsa es la que está basada en las cosas que se ven y se tocan, como el informe que dieron los diez espías enviados a Canaán. O la que tuvieron los israelitas cuando salieron de Egipto.

Esto sucede porque los hombres limitan a Dios dejando que su imaginación, y no la Palabra de Dios, sea su guía. Naaman tenía un concepto propio de Dios, pero la sanidad vino solamente cuando obedeció la Palabra entregada por medio del profeta.

Limitamos a Dios

Muchas veces somos nosotros quienes limitamos a Dios. Limitamos a Dios en nuestra oraciones. Limitamos a Dios cuando pedimos cosas que no necesitamos, y dejamos de pedir lo que el Espíritu nos indica pedir, y que Dios está listo para darnos.

Hay veces que nuestra visión de Dios es tan limitada y nuestro plan tan escaso, que nos olvidamos que el propósito de Dios para con nosotros es más alto de lo que nos podemos imaginar.

Anuncios

porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo JehováIsaías 55:8

Nos olvidamos que limitar a Dios significa no dejar que Dios haga por nosotros lo que está listo para hacer si nuestra incredulidad y falta de fe no se lo impidieran. Si Israel hubiese dejado que Dios obrara, hubiesen entrado a la tierra prometida en 40 días y no en 40 años.

Nosotros limitamos a Dios cuando no escuchamos sus consejos cuando nos dice: Éste es el camino no el que estás transitando.

En Mateo 14 leemos cuando Jesús enviando a Sus discípulos a cruzar el mar y Él, después de orar, caminó sobre las aguas para reunirse con ellos. Pero como había tormenta los discípulos tuvieron miedo. Jesús los calmó y Pedro le pidió como prueba que lo llevara hasta Él caminando sobre el agua.

¿Todo iba bien hasta cuándo?

Hasta que tuvo miedo y comenzó a hundirse. El Señor lo rescató, pero lo reprendió porque permitió que su fe se debilitara. Nunca olvides que la fe es lo que necesitas para avanzar en las finanzas, en la familia, el matrimonio, la salud, y en cada área de tu vida.

Pedro obedeció y avanzó, demostró su disposición por salir de la barca y aventurarse a lo desconocido, riesgo que los otros discípulos no se atrevieron a tomar. Como hijos de Dios no debemos permitir que la duda y el miedo nos detengan el avanzar hacia cosas nuevas, desaprovechando las oportunidades que Dios nos da a través de un paso de fe.

Anuncios

Nuestra fe

A los cristianos nos pasa igual, escuchamos la guía e iniciamos algo con fe. Estamos seguros que Dios nos respaldará porque nuestra fe se ha activado, y hemos puesto el nuevo emprendimiento en las manos del Señor. Pero en el camino hay cosas que se oponen y sentimos que nos hundimos. Hay cosas que atacan nuestra fe, y hacen que lo que Dios dijo y te impulsó, caiga en manos del diablo y te arrebate la bendición.

Hoy te pregunto: ¿Dónde está tu fe? Está basada en las promesas de Dios o en tu propio concepto de Dios como Naamán. ¿Estás viviendo a la luz de la Palabra de Dios?  O, ¿Estás haciendo lo que tú quieres? ¿Estará esa fe durante el tiempo de prueba? O ¿te sobrevendrá la angustia igual que a los que viajaban en el barco con Jesús?

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. Los cristianos y el pecado

Los cristianos y el pecado

Predicas Cristianas.. Hay un concepto errado que se ha introducido en las iglesias, y es que los cristianos no tenemos pecado. No se puede quitar que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *