Un fruto que nos condenó a todos

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Texto bíblico: Génesis 3:1-24

Introducción

¿Por qué existen tantas guerras en el mundo? ¿Cuál es la razón de tanta injusticia? ¿Por qué los tiempos buenos suelen ser seguidos de tiempos tan malos? ¿Por qué existe tanta maldad entre los seres humanos?

Muchos filósofos, sociólogos, historiadores, e incluso, científicos, han intentado dar una respuesta. Sin embargo, ninguna lograr dar en el blanco.

Pero en el capítulo 3 de Génesis, Dios a través de Moisés, nos explica cuál es el origen de la maldad entre los seres humanos. Para los cristianos esto puede ser algo conocido, mientras que para otros novedoso.

Por eso, en evangelio de hoy, veamos lo que el capítulo 3 de Génesis nos enseña sobre la caída del hombre.

Desarrollo

I. Un animal un poco peculiar (vers. 1)

Esta historia comienza diciendo que entre los animales que el Señor Dios había hecho, había una que era más astuta entre todas. ¿Pero qué significa que era más astuta? Bueno, lo primero que tenemos que decir es que las serpientes no pueden hablar, como esta serpiente lo hace. El único ser terrestre con la capacidad de razonar y comunicarse con palabras fue el ser humano.

De esta manera, este animal era “más astuto” en el sentido de que no una serpiente común y corriente. Eso es porque era el Diablo (Apocalipsis 12:9). No sabemos a ciencia cierta si era el Diablo en forma de serpiente, o el Diablo hablando a través de la serpiente. El texto no es explícito.

Pero esto no es realmente de mucha importancia. Lo que es verdaderamente relevante es que algo extraño estaba sucediendo aquí. Un ser maligno y superior estaba detrás de estas seductoras palabras.

II. La conversación entre la serpiente y la mujer (verss. 1-5)  

a. El primer error de la mujer.

Ahora, esta serpiente se acerca a la mujer y comienza hablar con ella. Es importante que notemos el error de Eva. Ella sabía que las serpientes no hablaban. Ella fue creada con Adán, y conocía los animales. No tanto como Adán que les puso nombre, pero, sin duda alguna, sabía que las serpientes no hablaban.

Sin embargo, en vez de extrañarse e ir corriendo a buscar a su marido, siguió la corriente a este extraño ser. Ese fue el primer error de la madre de todos los hombres.

b. Una pregunta sutil.

La serpiente pregunta sobre el mandato de Dios. Su pregunta no tiene la intención de conocer la palabra de Dios, sino de manipularla para el engaño. Es interesante la forma en cómo hace la pregunta: “¿Con qué Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol?” (vers. 1). Es decir, es una forma sutil de cuestionamiento, donde hace ver a Dios como injusto. ¿En serio Dios les puso tantos árboles alrededor y no pueden comer de todos?

La mujer respondió, aclarando que sólo fue de uno que se le prohibió comer. Sin embargo, agrega algo más: “ni le tocaréis” (vers. 3). Es decir, ella estaba comenzando a pensar que a Dios se le había pasado un poco la mano.

c. Un argumento terrible.

Sin embargo, el Maligno utilizó eso para lanzar su gran dardo. Con su mentira (verss. 4-5), estaba diciendo lo siguiente:

  1. Dios los había engañado.
  2. Dios era inseguro.
  3. Dios los estaba privando de la gloria.

En otras palabras, ¡Dios era injusto! La serpiente presentó a Dios como un tirano, con malas intenciones para ellos.

III. La caída (verss. 6-10)

a. La mujer codicia el fruto.

La mujer fue convencida por los argumentos de la serpiente. La mujer realmente llegó a creer que comiendo del fruto no moriría, todo había sido una mentira de Dios. Con esa fruta, conseguiría la verdadera gloria y el verdadero conocimiento. Entonces, Eva vio la fruta de una manera extraordinariamente atractiva, como nunca antes la había visto. Por eso dice el texto que ahora le parecía “agradable a la vista” y “codiciable para alcanzar sabiduría” (vers. 6).

b. Dio de comer a su marido.

La historia también dice que la mujer dio de comer a su marido, y éste también comió. Y aquí está la astucia de la serpiente. Si esta hubiese hablado a Adán, este hubiese hecho algo al respecto. Sin embargo, la serpiente sedujo a la mujer, porque sabía que después podría usarla para tentar al hombre.

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

El arrepentimiento | Predicas Cristianas

El arrepentimiento

Predicas Cristianas. El verdadero arrepentimiento tiene que ver con el dolor. Dolor es un sentimiento donde el ser humano expresa un estado emocional...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *