La caída de la gran Babilonia

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Texto bíblico: Daniel 5

Introducción

Mientras que estemos este mundo, el Señor nos advirtió que sufriremos persecución. Es verdad que el grado de persecución es igual con todos los cristianos. Realmente, algunos pierden sus vidas por testificar a Cristo, como los cristianos en países musulmanes. Este no es el caso en muchos cristianos en occidente, por lo menos no de la mayoría.

Sin embargo, si en verdad somos cristianos, algún tipo de sufrimiento por Cristo padecemos. Sea que hayamos perdido el trabajo, sea que una pareja nos haya dejado, o sea que hayamos perdido propiedades, eso se considera como persecución. La burla, el escarnio, los gritos, la vergüenza pública, vienen acompañada de nuestra fe. Y debemos admitir que, si usted no está viviendo estas cosas, posiblemente no esté viviendo radicalmente su fe.

Pero el asunto es que, cuando vivimos estas cosas, es muy fácil desanimarnos. Incluso, podemos llegar a dudar de nuestra fe. “¿En qué estaba pensando, cuando decidí seguir al Señor?” “¡Yo no estoy preparado para sufrir así por Él!”.

No obstante, este pasaje nos consuela en esta aflicción. Esta persecución es debido al reino del mal que se opone al reino de la luz. Como enemigos del reino de las tinieblas, su rey y sus soldados, hacen guerra contra nosotros.

Y en evangelio de hoy, veremos lo que Daniel 5 tiene que decirnos sobre la caída del reino del mal.

Análisis del Texto

Contexto

En el contexto del libro de Daniel, Israel se encuentra cautivo bajo el imperio de Babilonia. Nabucodonosor, rey de Babilonia, derrumbó parte de las murallas de Jerusalén y destruyó el Templo. También robó todos los utensilios del Señor que estaban dedicados a la adoración, y se los llevó a Babilonia.

Durante este tiempo, Israel estaba sufriendo como esclavo bajo el poder de un imperio opresor. Todas sus posesiones, sus casas, sus tierras, sus hijos, sus riquezas y su libertad le fueron quitadas por el rey de Babilonia. Estaban débiles, y no podían hacer nada para librarse de este imperio.

Sin embargo, les había prometido liberarlos después de 70 años de esclavitud. Así que, aquí vemos el cumplimiento de la promesa de Dios.

I. El pecado de Belsasar (verss. 1-4).

a. El banquete del rey.

Un día, el rey hizo un gran banquete, e invitó a mil de sus nobles, y todos comieron, y se emborracharon con vino. Cuando un rey hacía banquetes con las personas de alta clase, lo hacía para mostrar la riqueza de su reino y su gloria.

El rey Belsasar hizo un banquete con mil de las personas más importantes de su reino. Les trajo mucha comida hasta quedar saciados, bebieron vino hasta emborracharse, había mujeres, y todos disfrutaban de las riquezas del rey.

b. El sacrilegio del rey.

Entonces, mandó a traer las copas que Nabucodonosor había robado del Templo del Altísimo. Bebió vino en ellas, y dio de beber a todos sus invitados. Todos los poderosos, sus concubinas, y hasta las rameras, tomaron de las copas que estaban dedicadas a la adoración.

El rey quiso humillar a Dios tomando de sus copas. Además, el rey usó estas copas dedicadas para la adoración del Señor, para adorar a los dioses de Babilonia (vers. 4). Una persona bien conocida en el Antiguo Testamento sabe cuán celoso es el Señor con los objetos dedicados a su adoración. Nadab y Abiú murieron quemados por ofrecer fuego extraño (Levítico 10:1-2). Y Uza murió por tocar al arca, aun cuando sus intenciones eran buenas (2 Samuel 6:6-7). Algo muy malo estaba sucediendo aquí, y ya el rey vería sus consecuencias.

II. La mano y el miedo del rey (verss. 5-7)

a. La mano en la pared.

Entonces, ocurrió una aparición espeluznante. Una de las paredes de la sala tenía muy buena iluminación porque estaba al lado del candelabro, y era blanca. Mientras que el rey bebía vino, vio claramente que en esa pared apareció una mano de hombre. Esta empezó a escribir con su dedo, poco a poco unas cosas en la pared.

“El rey palideció, y sus pensamientos lo turbaron, y se debilitaron sus lomos, y sus rodillas daban la una contra la otra” (vers. 6).

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

El arrepentimiento | Predicas Cristianas

El arrepentimiento

Predicas Cristianas. El verdadero arrepentimiento tiene que ver con el dolor. Dolor es un sentimiento donde el ser humano expresa un estado emocional...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *