Inicio / Predicas cristianas / Nacidos para vencer

Nacidos para vencer

Predicas Cristianas

Textos Biblicos: Génesis 38:27-30; 1 Corintios 1:25, 27-28; Romanos 9:16

Introducción:

Hay veces que nosotros nos sentimos inferiores, y como que otros son los que han sido llamados para triunfar; como que el ministerio de Dios, no es para nosotros; pero yo quiero decirte. Que la palabra de Dios dice: que tu y yo hemos nacido para vencer. (Efesios 1:4; Romanos 8:29; 9:11)

“Sucedió cuando daba a luz, que sacó la mano de uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero. Pero volviendo él a meter la mano, he aquí salió su hermano; y ella dijo: ¡Qué brecha te has abierto! Y llamó su nombre Farés” (Génesis 38:28-29)

Anuncios

¡¡Que brecha te has abierto!

(Farés significa: Rotura o brecha “Rompe brechas”)

“Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo halle” (Ezequiel 22:30)

¿Para qué busca Dios a un hombre?

Para que haga vallado; para que se ponga en la brecha.

En estos tiempos estamos mirando la gran necesidad que hay, que los hijos de Dios tomemos el lugar que nos corresponde; No el de abajo, ni de atrás, sino de arriba; de cabeza y no cola.

“Y juntamente con él (Cristo) nos resucitó, y así mismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús” (Efesios 2:6)

Anuncios

Por cuanto Dios nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo; esto nos convierte en mas que vencedores. (Romanos 8:37)

Porque dice la palabra de Dios:

Y a los que predestinó a éstos también llamó; Y a los que llamó, a éstos también justificó; Y a los que justificó, a éstos también glorificó” (Romanos 8:30)

Con esto en mente. La palabra de Dios dice que, cuando estaba dando a luz Tamar; en su vientre se encontraban gemelos; y la partera estaba esperando que saliera el primero para señalarlo como el primogénito; Porque la costumbre judía era que el heredero de todo lo que el padre poseía era precisamente el primogénito

Pero en este parto surgió algo que nadie estaba esperando; el que estaba programado para salir al ultimo salió primero (Mateo 19:20; Marcos 10:31; Lucas 13:30). Pero no por naturaleza, sino porque Farés “fue nacido para vencer” Hubo una gran lucha, para ver quien era el que saldría primero; Y esta lucha la ganó Farés. Quien desde su nacimiento estaba acostumbrado a vencer.

Yo creo que usted y yo debemos de ponernos en la sala de parto también para que podamos nacer de nuevo, pero esta ves vamos a nacer para vencer.

Anuncios

Si nosotros le preguntamos a algunos doctores, o científicos; acerca de este texto que acabamos de leer; seguramente la respuesta de ellos al respecto sería: “Cuando una mujer tiene gemelos, y ella esta a punto de dar a luz, es obvio que el bebé que muestre parte de su cuerpo primero a la partera; Es el que va a salir primero. Pero aquí miramos algo fuera de lo normal.

Nosotros desde el principio, fuimos hechos a imagen de Dios, según su semejanza. (Génesis 1:26)

Y como Dios es mas que vencedor; esta imagen de Dios fue dada a nosotros.

Dios esta buscando a un grupo de personas que quieran formar parte de su ejercito; personas que entiendan que son llamados a ser cabeza y no cola (Deuteronomio 28:13)

Cristianos que entiendan el propósito de Dios en este mundo; Dios no puede tener un ejército que se sienta inferior, incapaz.

Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida en su aljaba” (Isaías 49:2).

Cuando tu y yo tomamos el lugar que nos corresponde; Entonces somos una saeta bruñida en la aljaba de Dios.

La saeta es para ser lanzada; su propósito es pegarle a al blanco. Así también nosotros debemos de dejar que Dios nos ponga en su aljaba y que nos lance a donde él quiera lanzarnos; Si usted se lanza solo es muy posible que le hiere al blanco, pero si Dios lo lanza, entonces de seguro usted le pegara al blanco en el mero corazón.

Necesitamos entender que la dirección nos la dará Dios.

A donde sea que dios le apunte al diablo con la aljaba en su mano y tu como saeta dentro de esa aljaba; el diablo tiene que huir porque tú eres luz, has sido llamado a dar luz, y donde hay luz no hay tinieblas.

El diablo tiene que huir de tu casa, de tu trabajo, de tu matrimonio, de tus hijos de tus finanzas, de tus bienes de tu familia; él tiene que huir. Porque eres una saeta en la aljaba de Dios, y él esta listo para lanzarte.

Acerca de Héctor Rodríguez

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *