Inicio / Predicas cristianas / No es con fuerza

No es con fuerza

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Introducción

Pedro habla acerca de los profetas del Antiguo Testamento diciendo «que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo» 2 Pedro 1:20-21, y esto explica cómo ellos pudieron hablar y escribir como lo hicieron.

Los profetas que hablaban de este modo eran plenamente conscientes de que un poder invisible en su interior hablaba por medio de ellos. De manera que lo que decían y escribían era algo superior a lo que ellos podían hacer o decir.

A tal punto era así que llegaban a buscar en sus propios escritos con el fin de descubrir las verdades ocultas en ellos. Resultándoles así el ministerio útil a ellos mismos, pues estudiaban lo que habían escrito.

Pedro dice lo mismo en su primera epístola: «Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos. A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles» 1 Pedro 1:10-12.

Anuncios

Predicas Cristianas.. Lectura Biblica

Mateo 13:10-17 «Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane. Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen. Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron«.

Conociendo a Isaías 

Isaías era un hombre que investigaba buscando algo, y Pedro dice que estaba buscando la salvación que había de venir de Dios; y como acotación resulta interesante conocer que el nombre «Isaías» quiere decir: «Salvación de Jehová».

Pero, …¿Qué es lo que lleva a este hombre a escudriñar las verdades de Dios? ¿Por qué examina los escritos, intentando descifrar lo referente a ella? Isaías vivió durante un tiempo en el que la caída naturaleza del hombre era visible y se mostraba tal como era, es decir, exactamente como sucede en nuestra época.

Por supuesto que estamos hablando del hombre natural, de aquellos que no han recibido a Cristo en su corazón y viven según la naturaleza Adámica, «Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados» 1 Corintios 15:21-22.

Lo que le preocupaba al profeta

Lo que le preocupaba al profeta era la rebeldía propia del hombre y que tenía su origen en Adán; la nación se había olvidado de los caminos de Dios y su rebelión estaba por encima de su entendimiento. «Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová: Crié hijos, y los engrandecí, y ellos se rebelaron contra mí. El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento» Isaías 1:2-3.

Les estaba diciendo que hasta un animal es capaz de saber quién es el que le alimenta, dónde recibe bendición y ayuda, pero «Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento»; así, el pueblo vaga sin dirección, negándose a volver atrás, a los caminos que el Señor marcara desde el principio, y las naciones de alrededor actúan de la misma y equivocada manera.

Una visión

Frente a esta situación, Dios le da una visión, ve a Dios en su pureza y santidad, Isaías 6:1-3; ¿Se puede imaginar ese momento?, mientras está un día en el templo, de repente ve a Dios, y ve a un Dios de ira y de poder, entonces pregunta lógica es: «¿Cómo puede un Dios así hacer algo que no sea destruir a las criaturas rebeldes que son los hombres?, ¿Dónde hay una salvación así para hombres que actúan de este modo?».

Anuncios

Y su problema empeora cuando toma consciencia de la impotencia del hombre para solucionar el problema de su vida, y da el pasaje profético acerca de Juan el Bautista: «Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo. Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre» Isaías 40:6-8

De manera que el hombre es como la hierba, algo temporal, solo está durante un corto tiempo y luego se acaba, demostrándose la total impotencia y desamparo del hombre al caminar a ciegas hacia su condena.

En la Biblia hallamos la respuesta

Es a través de la creciente revelación del amor de Dios y la salvación de Jehová que encontramos en la figura de alguien que había de venir: El Mesías, que al principio aparece como una figura poco clara pero se va haciendo cada vez más brillante hasta que la figura de Cristo parece saltar de las páginas para llenar nuestra vida, dándonos cuenta de que Él es la respuesta.

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *