Inicio / Predicas cristianas / El ministerio

El ministerio

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Introducción

A lo largo de la Biblia hallamos muchos siervos y siervas del Señor completamente dedicados a la obra de Dios. Hombres y mujeres humillados y sujetos al Señor y las autoridades por Él establecidas. Siervos y siervas del Señor que sabiendo que no son nada, ni nada de los que tenían era de ellos, sino que todo era del Señor, habían comprendido la tremenda importancia del ministerio más importante que Dios ha establecido.

Pero uno digno de destacar cuando examinamos sus antecedentes, a través de los cuales se puede entender acerca de la pasión que siente por la obra, de los problemas, las lágrimas que había derramado y los muchos sufrimientos que había padecido a causa de su labor para el Señor, es el apóstol Pablo.

Predicas Cristianas.. Lectura Biblica

Hechos 6:1-7 «En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra. Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos. Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe«.

Los ministerios que el Señor tiene para sus hijos

Muchas veces hablamos de los ministerios que el Señor tiene para sus hijos. También son muchos los cristianos que ponen tanto énfasis en sus ministerios, que pareciera que no se trata de una dádiva de Dios, sino de algo que les pertenece por ellos mismos. Pero hay algo que se encuentra antes de todas estas cosas, y por lo tanto debe ser prioritario, y debiera ser el ministerio dentro de la iglesia.

Anuncios

Leyendo los escritos de Pablo podemos ver que los corintios no había comprendido las verdaderas funciones de los ministros de del Señor. Como resultado de esto, estaban esperando obedecer a las enseñanzas del propio Pablo, Silas, Tito y otros, que habían llegado a ellos. Pero a causa de que no estaban obedeciendo a la enseñanza de la Palabra de Dios no estaban cumpliendo el ministerio. Y a eso se debe que una iglesia que aparentemente lo tenía todo, no pudiese hacer nada.

¿Cómo debiera ser el ministerio?

A través de Pablo podemos ver realmente cómo debiera ser el ministerio. Por ejemplo, no se trata del ministerio del antiguo pacto, sino del nuevo. Es decir que el mensaje no es la exigencia de la ley sobre las personas obligándolas a someterse a una serie de normas y reglamentos, ya que cuando el cristianismo se convierte en eso siempre es algo peligroso, que paraliza e incluso lleva a la muerte espiritual.

Lamentablemente, eso es en lo que se han convertido muchos. Para muchos ya no se trata ya de seguir al Señor que mora en el interior de la persona, sino de la severa determinación de cumplir ciertas normas y reglamentos, exigencias que se hacen conforme a la carne. Es así que ayunan cuando quieren y como quieren, o dan a Dios lo que quieren y no lo que establece la Palabra. En definitiva, se han convertido en perfectos religiosos pero incumplidores del verdadero ministerio.

Persisten en someterse a ese antiguo pacto, del cual los Diez Mandamientos son un ejemplo. Ns piden y exigen el cumplimiento pero se olvidan que todo servicio a Dios debe ir acompañado de la dinámica espiritual necesaria para cumplirlo, resultando entonces siempre un ministerio de muerte ya que el Señor «nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica» 2 Corintios 3:6.

El ministerio del nuevo pacto

El ministerio del nuevo pacto es el nuevo plan para nuestra vida, no la severa determinación de soportar todo tipo de sacrificio para hacer lo que Dios quiere que hagamos, a lo que no podríamos llamar nunca cristianismo.

Debemos darnos cuenta de que el Señor nos ha provisto del Espíritu Santo a fin de concedernos la vida del Cristo resucitado. Es solo a través de su fuerza y gracia que podemos hacer todo lo que nos exige la vida cristiana. Esa es la nueva forma de vida, y necesitamos conocer los recursos con los que cuenta el cristiano para vivirla conforme el Señor desea.

En el primer lugar de estos recursos tenemos la Palabra de Dios, y la primera obligación del ministro de Jesucristo. Es decir, la de todo cristiano, es proclamar la Palabra de Dios.

Anuncios

«Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.  Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios…«. (2 Corintios 4:1-2)

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *