Inicio / Predicas cristianas / ¿Qué es la bendición?

¿Qué es la bendición?

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Lectura Biblica: Deuteronomio 28:1 dice: “Acontecerá que si oyes atentamente la voz de Jehová, tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios, te exaltará sobre todas las naciones de la Tierra”. Y allí tenemos la clave para recibir las bendiciones que el Señor dejara establecidas en Su palabra.

Introducción

A todos los cristianos nos gustan las bendiciones y deseamos ser bendecidos. Mientras que quienes no creen en Jesús, explicarían la palabra “bendición” como condecoraciones o logros en sus vidas, y esto hace que las personas tengan gran deseo de las bendiciones.

Pero la mayoría de las personas, creyentes o no, son engañadas por Satanás y conocen las bendiciones solo teóricamente. Entonces quieren obtener las bendiciones que desean pero no entienden el verdadero significado que Dios quiere darle a ellas.

Predicas Cristianas… Lectura Biblica Principal: Salmos 34:11-15 “Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré. ¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela. Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos”.

Anuncios

Veamos cuál es nuestra bendición

Dios dijo a Abraham: “Haré de ti una nación grande, bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré, y serán benditas en ti, todas las familias de la tierraGénesis 12:3.

Vemos allí que la bendición que Dios prometió a Abraham, no es de salud, ni es económica, sino de que todas las personas de la tierra serían bendecidas a través de su simiente. Es decir, a través de Jesucristo quien es la bendición personificada, que nacería de la descendencia de Abraham, y entonces todas las personas de la tierra, serían bendecidas a través de Jesús.

Ser bendecidos

Pensamos que ser bendecidos es ser ricos, tener salud y éxitos, o que nuestros hijos crezcan bien. Por lo tanto, la mayor bendición que recibimos como cristianos es cuando Jesucristo, quien es la fuente de toda bendición, viene a morar en nuestros corazones.

Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecadoRomanos 4:6-8. Es decir que benditos son aquellos a quienes las iniquidades les son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos por el sacrificio de Cristo, ya que a éstos el Señor no imputa pecado.

Creer en Jesús es suficiente para ser salvo

Muchos han aprendido que con creer en Jesús es suficiente para ser salvo, que asistir a la iglesia y orar a Dios, es creer en Jesús, por esto se consideran a sí mismos salvos. Pero tienen pecados en sus mentes, y sus conciencias no les permiten lograr la paz de Cristo. Y esto es una contradicción que se ocasiona al no tener pleno conocimiento de la Palabra. Por eso no comprenden que percibir la salvación, y ser lavados de nuestros pecados es otra cosa.

Así mismo, para éstos, la salvación es restablecerse de una enfermedad, o ser liberado de prisión, o ser rescatado de las aguas profundas, entonces dicen ser salvos, mientras que todavía está cayendo en el pecado, es como sentirse rescatado del agua mientras todavía se está flotando en ella.

Muchos piensan que son salvos porque son miembros de la Iglesia

Pero hay una gran diferencia entre creer en Jesús y ser miembro de una iglesia. Creer en Jesús significa recibir a Jesucristo en el corazón, y para permitir eso debemos reconocer que estamos en pecado, y que ese pecado debe ser destruido, arrepentirnos, y entonces seremos lavados por la sangre que el Señor vertió en la cruz.

Anuncios

Creyentes son aquellos cuyas iniquidades y pecados son cubiertos por la sangre preciosa del Cordero, a quienes el Señor ya no les imputa pecado. Por lo que, si queremos recibir a Jesucristo, la fuente de bendición en nuestro corazón, el más pequeño de los pecado no debe permanecer en nuestro corazón. Pues la limpieza es total, no parcial. Y todo puede ser cumplido en nuestro corazón solamente por la obra de Jesús, por lo que muchos conocen esto, pero solamente unos pocos se vuelven justos.

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *