Inicio / Predicas cristianas / Más que vencedores

Más que vencedores

Sermones Cristianos | Predicas Cristianas

Romanos 8:37; 8:1; 8:14-17; Efesios 1:3-4; Juan 14:12-14; Hebreos 13:8

Introducción:

Hay momentos en la vida del creyente, que se siente mal. Como que si nadie lo ama, o como que se siente inútil y pierde el enfoque de quien él es dentro del cuerpo de Cristo. Este sermón esta dirigido a hermanos así. Hay muy pocos hermanos que sepan dar palabras de aliento, la Biblia dice que en todas las cosas somos más que vencedores por medio de Jesucristo.

 “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amo” (Romanos 8:37)

 La primer razón por la cual somos más que vencedores:

  • 2 Corintios 5:17
  • 1 Corintios 1:30
  • Efesios 4:24
  • Colosenses 1:12
  • Hebreos 12:2

 a) Porque creemos que somos las personas que Dios dice que somos:

  • Somos hechos nuevos, no reconstruidos (2 Corintios 5:17)
  • Somos hechos aceptables (Efesios 6:1) ¿Por qué es que él nos hizo aceptables? (Génesis 3:73:21)
  • Jesucristo nos hizo aptos (Hebreos 9:12; Colosenses 1:9-14), y nos sigue capacitando (Hebreos 7:23-28)
  • Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu” (Romanos 8:1)

Si hay una cosa, por medio de la cual, nosotros podemos hacer que Satanás se enoje es, que nosotros le digamos que nosotros no tenemos ninguna condenación es decir; el no tiene nada de que acusarnos: Por que la palabra diablo en el griego significa “Acusador”

Yo creo que Satanás reclama lo suyo, por esta razón es que el apóstol Pablo dice: “Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, señor nuestro. No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias” (Romanos 6:11-12)

Sabia usted que a nuestro Dios no le gustan las mezclas. En Apocalipsis 3:15-16 dice: “Yo conozco tus obras que ni eres frío ni caliente. ¡Ojala fueses frió o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca

Ilustración

Podríamos decir que el hombre es como una empresa, donde hay varios inversionistas. Unos poseen un porcentaje de las acciones de la empresa, y otros poseen otra parte de las acciones. Digamos que el hombre que tiene mezcla es la empresa, los inversionistas podrían ser:

  • 1) Dios
  • 2) El mundo
  • 3) La carne
  • 4) El diablo

Entonces cada accionista estar reclamando lo que por derecho le corresponde. El mundo reclama su mundanidad, la carne reclama su carnalidad, el diablo reclama su pecado. Por esto es que Dios nos quiere solamente para él, Dios es un Dios celoso, y no comparte su gloria con nadie.

Por esta razón es que Dios quiere que lo del mundo, de la carne, y las obras de Satanás. Mueran en ti, para que así él pueda usarte para su gloria y honra. (Salmos 18:25; Josué 24:14; 1 Reyes 9:4; Job 27:5; Proverbios 10:9,11:3)

Por esto digo que Satanás reclama lo suyo, es necesario que nosotros nos despojemos del viejo hombre (del viejo hombre de pecado, del cual Satanás es dueño) para que el no reclame nada en nosotros. (Efesios 4:22-25). Así es que, si usted esta en Cristo nueva criatura es (2 Corintios 5:17). La vida pasada ya no tiene tanta importancia, al menos a Dios ya no le interesa. Le interesa más su vida presente y futura, al único que le interesa su vida pasada es al acusador de su alma.

Cuando Satán venga a querer decirle algo de su vida pasada dígale: La Biblia dice que Dios sepultó mis iniquidades, y hecho lo en lo profundo de la mar mis pecados. (Miqueas 7:19)

También son hechos hijos y sí hijos herederos. “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12)

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios. Porque no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y sí hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados” (Romanos 8:14-17)

Por esto somos más que vencedores del pecado, por medio de la sangre de Jesús de Nazaret.

La segunda razón por la cual somos más que vencedores

b) Porque creemos que estamos donde la Biblia dice que estamos:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él” (Efesios 1:3-4)

 Nosotros como iglesia, debemos de saber que nosotros estamos sentados en lugares celestiales con Cristo. Por lo tanto somos más que vencedores.

La tercer razón por la cual somos más que vencedores

c) porque podemos hacer lo que la Biblia dice que podemos hacer:

  • Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13)
  • De cierto, de cierto os digo: El que en mi cree, las obras que yo hago, él las hará también; Y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiera al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo” (Juan 14:12-13)
  • Hebreos 13:8Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos
  • con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz” (Colosenses 1:12)

Hay muchos hermanos que creen que no pueden hacer muchas cosas dentro del ministerio. Y dicen: El predicar no es para mí, eso es para fulano, o el cantar no es para mí, eso es para sótano, o el evangelizar no es para mí, eso es para mengano.

Yo te quiero decir en Cristo: En todo dentro del ministerio, Dios te hizo apto para que tu puedas hacerlo, mentira del diablo que no puedes hacerlo. La Biblia dice que Dios es el que produce en nosotros el querer como el hacer. (Filipenses 2:13)

Se fuerte en la gracia de Jesucristo 2 Timoteo 2:1

  • a) La sangre de Jesús trata con el pecado y la culpa
  • b) La cruz de cristo trata con el pecador y los pecados de la carne
  • c) La vida de Cristo hace disponible una entrada ante el trono de gracia
  • d) El que el hombre trabaje en hacer morir su carne, haré que Cristo viva en él.

Yo te invito hoy a que reflexiones en que lugar de tu vida con Cristo es que tu te encuentras, y que cambies lo que tengas que cambiar. De modo que tu puedas decir como dijo Pablo:

he peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me esta guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mi, sino también a todos los que aman su venida 2 Timoteo 4:7-8

© Héctor Rodríguez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas. Predicaciones Cristianas

Acerca de Héctor Rodríguez

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

La vida

Predicas Escritas; Jesús es la novedad de vida, es un nuevo camino, y una actividad siempre nueva, pero lo que no siempre se entiende es que esa Vida que..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *