Inicio / Predicas cristianas / Jehová, el que da y el que quita

Jehová, el que da y el que quita

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto Biblico: Oseas 2:8-9; Job 1:21; Santiago 1:17; Filipenses 4:19

Introducción

Yo creo que hoy en día la iglesia de Cristo esta viviendo días en los que no valora las bendiciones de Dios, y es por esta razón que muchas veces nos encontramos con que vivimos en escasez, por no poner atención a tres cosas:

  • a) ¿De donde vienen mis bendiciones?
  • b) ¿Quién me las esta dando?
  • c) ¿Y con que propósito se me esta dando?

Y ella no reconoció que yo le daba el trigo, el vino, y el aceite, y que le multiplique la plata y el oro que ofrecían a baal. Por tanto, yo volveré y tomare mi trigo a su tiempo, y mi vino a mi sazón, y quitare mi lana y mi lino que había dado para cubrir su desnudes” (Óseas 2:8-9)

Anuncios

Hoy estaremos predicando en este texto sobre el tema; Jehová; el que da y el que quita. Estaremos tratando 4 puntos sobre este sermón:

  1. Dios es el dador de todo lo bueno
  2. Muchos ignoran saben esto
  3. Esta ignorancia lleva a la perversión de estos regalos
  4. El mal uso de lo que Dios da, causa que Dios los quite

1. Dios es el dador de todo lo bueno

Yo le di el trigo, el vino, y el aceite

Nosotros leemos en Santiago 1:17: “Toda buena dadiva, y todo don perfecto desciende de lo alto, del padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”.

Es Dios el que nos da todo lo bueno, hoy estaremos tratando este tema en dos maneras:

  1. En lo material
  2. En lo Espiritual

En lo material:

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19)

Anuncios

La Biblia dice que Dios suplirá todo lo que nos haga falta, esto incluye las cosas esenciales como:

  • Salud
  • Comida
  • Ropa
  • Vivienda

La Biblia nos aconseja que por tales cosas no nos debemos de preocupar, ni afanar, sino que busque el reino de Dios y toda su justicia, y estas cosas serán añadidas. (Mateo 6:33)

Como dice el salmista David:

Jehová es mi pastor, y nada me faltaraSalmos 23:1

  • Si Jehová es el pastor de tu cuerpo, nunca tendrás necesidad en tu salud
  • Si Jehová es el pastor de tus finanzas, nunca tendrás necesidad en tu economía

Nosotros solo debemos de ser obedientes a la palabra de dios y Dios se encargara de que a nosotros no nos falte ninguna de las cosas que nosotros necesitamos.

La Biblia nos da un claro ejemplo de un Dios que suple las necesidades de sus hijos:

Miradlas aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; Y vuestro padre celestial las alimenta; ¿ No valéis vosotros mucho más que ellas?

Anuncios

Tenemos un Dios que suple todas nuestras necesidades, la Biblia también dice que aun antes de que nosotros le pidamos Dios ya sabe de lo que tenemos nosotros necesidad. Pero es aquí en donde nosotros debemos de saber de donde es que vienen estas bendiciones, no las podemos atribuir al trabajo, ni a nuestra habilidad de hacer ciertas cosas, y robarle la gloria a Dios.

Debemos siempre reconocer que no es por nosotros, sino por Dios que somos bendecidos.

O también no debemos de ignorar que es Dios el que nos esta dando todas estas cosas, y que él es al que le debemos todo lo que somos y lo que tenemos.

También hay necesidad de saber cual es el propósito con el que Dios me esta dando las bendiciones, por ejemplo: Si Dios té esta bendiciendo con dinero de una manera grande, y tu miras que hay necesidad en la iglesia, o que hay alguna familia que esta necesitada porque el esposo no esta trabajando entonces tu debes de saber que Dios te ha bendecido para que tu también seas de bendición a otros, la Biblia dice que hay que dar de gracia de lo que de gracia hemos recibido.

Porque si tu no sabes para que es Dios té esta bendiciendo y vas y malgastas, o mal usas las bendiciones que Dios te ha dado, entonces él vendrá y te las quitara.

2. Muchos ignoran saber esto

Y ella no reconoció

El pueblo de Dios de reconocer de donde es que vienen las bendiciones:

Alzare mis ojos a los montes ¿ De donde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierraSalmos 121:1-2

El salmista sabia que él dependía en todo de Dios, y que por esta razón él siempre estaría esperando en el señor. Muchos hermanos hoy en día dicen: todo lo que tengo es por que yo estudie en la universidad. O si no fuera porque yo tengo esta habilidad, no se como nos fuera.

Yo creo que es triste escuchar a los hermanos hablar de esta manera, que no tiene ninguna otra explicación; si no que ellos ignoran que es solo por la gracia de Dios que ellos tienen todo lo que tienen.

En el texto ya antes mencionado; De Óseas hay tres cosas que quiero señalar:

Y ella no reconoció que yo le daba el trigo
La plata y el oro que ofrecían a baal
Por tanto, yo volveré y tomare trigo, vino, lana
Yo creo que se puede simbolizar estas tres palabras

a) trigo
b) vino
c) lana

TRIGO: Yo creo que el trigo es símbolo del “Alimento” En 1 Reyes 17 la viuda de Sarepta de Sidon solo tenia una ultima comida y después de esta, ella y su hijo iban a morir, había sequía en aquel lugar por causa del pecado

VINO: Yo creo que el vino es símbolo del “Gozo” En el Salmo 51:11 el Salmista David le pidió a Dios que le devolviera el gozo de la salvación.

LANA: Yo creo que la lana es símbolo de la “Gracia o Salvación” de Dios En el libro de Génesis 3:10-11 la desnudes de la que habla Adán, bien podría ser la misma de la que Óseas dice que Jehová quiere cubrir.

Por esto es que nosotros debemos de tomar la actitud que tomo Job cuando dijo: Jehová Dios da, Jehová Dios quita, sea el nombre de Jehová bendito

  • Nosotros necesitamos aprender a dar gracias a Dios en todo.
  • Nosotros podemos también decir como dijo Abraham a Isaac:
  • Jehová-Jireh “Jehová proveerá” Génesis 22:14

© 2012. Héctor Rodríguez

Acerca de Héctor Rodríguez

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *