Bienvenido Espíritu Santo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico:pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” (Hechos 1:8)

Introducción

Jesús antes de irse y asegurar que regresaría por su iglesia, les prometió a sus discípulos que el Espíritu Santo vendría a ayudarlos en su nueva vida. Él se iba pero no los dejaría solos con los nuevos retos y la nueva fe que había abrazado. No fue nada fácil, pues Jesús mismo había sido muerto por proclamar las maravillas de Dios y si esto habían hecho con Él cuanto más les esperaría a los apóstoles y seguidores del Maestro.

Pero Dios sabiendo todas las cosas envía al Espíritu Santo para renovar las fuerzas de cada uno y que no se sintieran abandonados en esta nueva etapa. El Espíritu Santo sigue aquí ayudándonos para vivir conforme a la voluntad de Dios. 

1. El momento de la llegada

El libro de los Hechos de los Apóstoles es un maravilloso relato de cómo  fue la vida de los primeros cristianos. También es la historia de cómo la iglesia de Jesucristo inició a predicar por todo el mundo. 

Anuncios

Es un momento trascendental y el Maestro ya no está en medio de su pueblo. Cuando Jesús estaba predicando en esta tierra los discípulos podían recostarse en su pecho y sentirse seguros.

Jesús tenía autoridad, sabiduría y hacía milagros por donde anduviera. Era relativamente fácil seguirle y escucharle. ¿Pero a los que se quedaron quien les podría escuchar? Una vez el Maestro se fue no tenían claridad cómo debían de seguir sin Él.

Hay que ver el escenario, Jesús predicaba, sanaba enfermos, hablaba con total sabiduría y autoridad. Los que se quedaron era un grupo de seguidores que fueron dispersos al momento de su aprehensión. Un grupo de pescadores, recaudadores de impuestos y gente pobre de los pueblos. Ahora este grupo de seguidores debía continuar con la titánica labor de cumplir con la comisión que Jesús les dejó (Mateo 28:16-20).

Los discípulos inician a reunirse en las casas a orar. Esperan la llegada del Espíritu Santo que Jesús les había prometido. Ellos obedientemente esperaron, estando unánimes, como un solo cuerpo. Juntos en armonía esperaban la llegada de la promesa del Señor. De repente esa promesa se hace realidad y todos fueron llenos del Espíritu Santo.

2. Las consecuencias de su llegada

Los discípulos estaban temerosos, no sabían cómo cumplirían esa labor de ir y predicar. Ciertamente querían hacerlo y estaban dispuestos pero no sabían como. 

La llegada del Espíritu Santo cambió todo. Su llegada fue poderosa, no fue algo que pasara desapercibido sino que hubo un gran estruendo. Tanto que una multitud llegó al lugar donde estaban reunidos los discípulos a ver que estaba pasando. 

Inmediatamente Pedro empieza a predicar a Cristo aprovechando la multitud que se había agolpado al lugar. Habla con tal denuedo que se convierten a Jesucristo tres mil personas. De inmediato son bautizados y empezaron a compartir con los demás discípulos viviendo una nueva vida. 

Anuncios

Podríamos pensar que era un pedro diferente el que la biblia relata en estos versículos, pero es el mismo Pedro que unos capítulos atrás lo vemos negando a Jesús tres veces. Es el mismo pedro que era tosco e impetuoso para hablar. Pero ahora es capaz de hablarle a una multitud con poder y gracia tanto así que muchos se arrepienten y creen en el Señor.

Es el mismo Pedro, pero con la diferencia que la promesa del Espíritu Santo había llegado. Ahora no solamente los discípulos son capaces de predicar. En los capítulos siguientes en todo el libro de los hechos vemos de lo que son capaces ahora que el Espíritu Santo vino el día de pentecostés.

Vemos cómo sufren persecución, son encarcelados, apedreados y muertos, pero en lugar de tener temor pasan por estas pruebas con gozo y con total convicción de lo que están haciendo. Pablo lo expresa claramente en 2 Corintios 4:8-9que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

Que gran cambio causó la llegada del Espíritu Santo. Pasaron de estar dispersos y negar al Maestro a predicar con denuedo por todas partes no importándoles siquiera si eran metidos en la cárcel, si era apedreados y muertos por causa del nombre de Jesús. Antes se sentían afortunados de padecer por causa de la predicación del evangelio.

3. El Espíritu Santo hoy

Los discípulos fueron encarcelados, azotados, algunos muertos, llevados a tribunales, amenazados, pero enmedio de todas estas cosas en lugar de disminuir el número de cristianos, eran multiplicados. Y el mensaje se multiplicó rápidamente. Dios alcanzó a Pablo e inició una serie de viajes misioneros dando a conocer a Jesús por todo el mundo.

Hoy tenemos la dicha de haber podido escuchar a un predicador en la iglesia local; a un amigo en una reunión; encender la televisión o la radio y escuchar a alguien predicar de Cristo; leer un libro sobre el evangelio o encender nuestro teléfono inteligente y aprender de Dios. Estas bendiciones han llegado a nosotros gracias a Jesucristo y a la obra del Espíritu Santo en el pueblo de Dios. 

Anuncios

Estos primeros cristianos que sufrieron tanta persecución no fueron detenidos, gracias al poder del Espíritu Santo en sus vidas. Ese poder sigue activo hoy en día, no ha disminuido ni se ha marchado. El Espíritu Santo es Dios y Él permanece para siempre.

4. Recibiréis poder

Jesús les prometió a sus seguidores que el Espíritu Santo vendría sobre ellos y les daría el poder para poder servir a Dios y cumplir con sus mandamientos. Esa promesa sigue vigente hoy en día. Dios nos dice que ese poder está disponible para sus hijos, para ayudarnos a ser fieles y vencer la tentación.

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Predicas Cristianas 2020: Dios y las obras

Dios y las obras

Si pretendemos tener solo obras y por medio de ellas alcanzar el favor de Dios estamos perdidos, es necesario tener fe en Dios para alcanzar la salvación...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *