Buscad las cosas de arriba

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico:Sí, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.Colosenses 3:1-2

Introducción

Hay una característica del ser humano que me agrada bastante, esta es la curiosidad que uno tiene por ver cosas nuevas, buscar cosas diferentes y hacer cosas que no ha hecho nunca. Esto es bueno para hacer cosas de manera distinta, para pensar creativamente y producir más.

Sin embargo, la mayoría del tiempo esta curiosidad es enfocada de manera irresponsable en cosas temporales que no tienen relevancia o que son perjudiciales para las personas en el largo plazo.

Al no conocer la palabra de Dios, el hombre se involucra en trabajos que realiza durante toda su vida que no le conducirán a ninguna parte. Pero qué hace con cierta alegría pues le permite mantenerse en esta vida cómodo, pero sin ninguna satisfacción espiritual.

No me refiero con esto que el trabajo es malo o que simplemente debamos vivir el momento sin pensar en ninguna consecuencia. Me refiero a que todo lo que vivimos lo vivamos bajo la luz de la palabra de Dios, para que nos vaya bien en esta vida y en la venidera.

I. Si habeis resucitado

Pablo le escribe a la iglesia de los colosenses e inicia el capítulo tres con estas palabras: “si, pues, habéis resucitado…” para iniciar esto nos muestra que en algún punto tuvimos que estar muerto. Para resucitar es necesario primero estar muerto. ¿Pero cómo?

En el sentido que lo presenta el apóstol es que en el pasado estábamos vivos para el mundo, pero muertos en nuestros delitos y pecados. Pero fue necesario un cambio de vida.

Dios es experto en hacer cambios, al inseguro Moisés lo convirtió en uno de los líderes más admirables de la humanidad. Al temeroso Gedeón lo convirtió en un juez de Israel y libertador de su pueblo. Al cruel Pablo lo convirtió en un gran predicador de la palabra de Dios al mundo entero.

Dios cambia de forma radical nuestra vida para hacernos partícipes de su gracia. Dios ahora lo que pide es que estemos muertos al pecado pero vivos para Dios en Cristo Jesús.

En el versículo cinco de este mismo capítulo tres de Colosenses, el apóstol Pablo nos invita a hacer morir lo terrenal en nosotros, porque estamos muertos en Cristo y nuestra vida está escondida en Él.

Debemos pues hacer morir todas las cosas, en este pasaje y en muchos otros en la biblia encontramos las cosas que a Dios le desagradan. Podemos conocer qué es lo que Dios aborrece y no hacerlo.

Y hacer morir no solamente significa dejar de hacer ciertas cosas, sino que dejemos de pensar en ellas, no nos atraigan más. Si alguien tenía alguna adicción, Dios quiere liberarnos y hacernos libres completamente de ella, de tal manera que no nos recordemos lo que esto significaba para nuestra vida.

Hacer morir es sepultar para siempre el pecado y no acordarse más de Él. Es lo que Dios hace cuando nos perdona, dice su palabra que lleva nuestros pecados a lo profundo del mar y nunca más se acuerda de ellos. Olvidemos también nosotros la pasada manera de vivir.

II. Con Cristo

Pero hacer morir las cosas de la tierra, las cosas pecaminosas, no es para nada fácil cuando lo hacemos por nuestros medios. Seguramente hemos sido testigos de promesas falsas de una persona determinada a dejar algún vicio. Pero hacerlo sin Dios es difícil, pronto el enemigo vuelve a llevar a la persona a un estado peor que el primero.

Dios es poderoso y nos ayuda a salir del camino de maldad y traernos al camino de la luz.  Hemos muerto entonces a las cosas terrenales pero hemos resucitado con Cristo. El Señor cuando murió, lo hizo por el pecado de toda la humanidad y al resucitar nos dio vida juntamente con Él. Pero no vida terrenal, sino vida eterna en nuestro Señor. Por lo tanto estamos muertos al pecado pero vivos en Cristo Jesús, nuestro Señor y Salvador.

Hemos resucitado con Cristo, para tener una nueva manera de vivir. Ya no son manifiestas en nosotros los frutos del pecado, sino los frutos del Espíritu. Ahora vivimos para movernos en el mundo con paso firme en nuestra fe. Ahora podemos caminar con Cristo y enfrentar cada prueba confiando en que tomados de su mano estamos seguros.

III. Buscad las cosas de arriba

En otro tiempo buscamos las riquezas de este mundo. En otro tiempo aceptamos la tentación de hacernos ricos en posesiones sin importar como lo hiciéramos. Pero ahora que hemos conocido a Dios sabemos que las riquezas provienen de Dios. Sabemos ahora que es más importante poner la mira en las cosas de arriba pues son eternas.

Dice la biblia no sirve si ganamos el mundo entero pero perdemos nuestra alma. Jesús también le dijo a sus discípulos que no tuvieran miedo de los que matan el cuerpo, pero el alma no pueden matar. Solo Dios tiene el poder de castigar nuestra alma y aun nuestro cuerpo.

De nada nos sirve ganarlo todo en este mundo, si pronto entraremos a una eternidad sin Dios. Es más importante entonces buscar estar inscrito en el libro de la vida y saber que la eternidad la pasaremos con Dios.

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

Predicas Cristianas - Niegan a Dios el unico soberano

Niegan a Dios el único soberano

Predicaciones Cristianas - Vivimos en medio de una sociedad que niega la existencia de Dios. Tenemos que entrar en acción, porque la gran realidad es que vivimos en medio de una sociedad perversa y corrupta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *