Dios hizo la luz

Predicas Cristianas Escritas

Predicas Cristianas texto Biblico: Génesis 1:16-18 “E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno”.

Predica de Hoy – Dios hizo la luz – Introducción

Dios hizo la luz para que brillara en todo momento y en todo lugar, creó dos lumbreras para que aún de noche su presencia pueda ser manifiesta a todos los hombres. Muchos no quieren verla, otros tratan de ocultarla. Pero lo cierto es que Su luz esta sobre un estante tan alto que nadie la puede tapar.

En el campo natural, las dos grandes lumbreras que Dios creó, sabemos que son el sol y la luna. En tanto que las estrellas vienen a ser como pequeñas lumbreras similares a la luna.

La realidad es que solamente una de ella tiene luz propia, y la podemos considerar la lumbrera por excelencia ya que es ésta la que hace brillar a todas las demás al reflejar la luz que ella irradia.

Anuncios

En el mundo espiritual también Dios estableció dos grandes lumbreras

Una única con luz propia, Todopoderosa y eterna, que alumbra por sobre toda luz y es nuestro amado Jesucristo. Y otra, cuya misión es reflejar la luz de Cristo en este mundo de tinieblas y oscuridad que el demonio mantiene bajo su poder, 1 Juan 5:19, esta es la iglesia del Señor.

Aquella que se mantiene santa e inmaculada, la congregación de los santos que supo apartarse de las cosas del mundo para hacer la voluntad del Señor. Habiendo escuchado la voz de Dios cuando le decía:

No améis las cosas del mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él” 1 Juan 2:15. Estos son los que no solamente escucharon la Palabra sino que la pusieron por obra en sus vidas.

Los hijos de Dios

Aquellos que desperdigados por todo el mundo hacen la obra del Señor a pesar de los problemas y necesidades que pudieran pasar para cumplir su misión, son como las estrellas, incontables en medio de la oscuridad del mundo, pero reflejando en su lugar la luz de Cristo.

Solamente a aquellos que aprendieron a brillar en la oscuridad son a los que les habla el Señor diciendo: “Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquél que os llamó de las tinieblas a su luz admirable1 Pedro 2:9.

Cada uno de nosotros somos como las estrellas que debemos reflejar esa luz de Cristo que llena nuestra vida, “Porque vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas1 Tesalonicenses 5:5. Lo somos por ser hijos de Dios.

Como tales no podemos tener tinieblas en nuestras vidas. Cuando no nos cargamos de esa energía con que nos llena el Señor en cada reunión, en cada estudio, cada vez que oramos o leemos la Palabra, nuestra luz se va apagando. Va siendo cada vez menos brillante hasta llegar a extinguirse, a no tener capacidad para iluminar nuestras propia sombra, seríamos como espejos sin brillo.

Anuncios

El Señor te ha llamado

El Señor no te ha llamado para que seas una luz que brilla solamente el día que asistes a la iglesia sino “Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerteLucas 1:79.

Si tu no permaneces a la luz de Cristo no podrás reflejar su luz. Y menos aún estarás en condiciones de guiar a otros.

Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados2 Pedro 1:8-9.

Permanecer en la luz de Cristo no es asistir cuando tienes deseos a esa lumbrera que es la iglesia. Sino involucrarte en sus actividades. Asistir a los cultos, pero también a las actividades de todo tipo. Entiende que cada vez que estudias, que aprendes más del Señor y su Palabra estás aumentando tu capacidad para iluminar. Recuerda que “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi caminoSalmo 119:105.

Servicio activo

El Señor te esta llamando al servicio activo en su obra pues quiere darte por luz a las naciones. “Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz a las nacionesIsaías 42:6.

Él te sostendrá en los tiempos difíciles y en las pruebas con su diestra de poder. ¿Quieres que esto suceda en tu vida? Entonces necesitas extender tu mano derecha para tomar a Cristo, y con la izquierda tomar tu propia cruz.

Anuncios

La cruz de tu enfermedad, de tu necesidad, de tu familia. Solamente debes tomar tu cruz cualquiera que esta sea y seguirle a Jesús. “Y les decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígameLucas 9:23.

Muchos eran los que seguían a Jesús en su caminar. Pero pocos eran los que tomaban su propia cruz y le seguían. También en la iglesia son muchos los que le siguen. Y también son pocos los que han aprendido la lección, y a pesar de llevar su cruz se involucran en la obra.

Se preparan para el ministerio y trabajan para extender la obra del evangelio.

Basta con mirar una congregación para ver cuántos son los que cargan su cruz. Si la congregación crece es porque son muchos. Pero si no hay crecimiento es porque los miembros de esa congregación solamente han tomado de la mano a Jesús para cargarle su propia cruz y pedirle de su misericordia. No hacen nada por el Señor y menos aún por la extensión de la obra.

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

Bosquejos Biblicos - Determina tu futuro

El futuro esta en las manos de Dios

Predicas Cristianas Escritas, el futuro está en las manos de Dios y no está en las manos de los hombres, y gloria a Dios por que es así ya que si estuviera...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *