¿A quien busca Dios?

Predicas Cristianas

Predica de Hoy Texto Biblico:Entonces Samuel dijo a Saúl: locamente has hecho; no guardaste el mandamiento de Jehová tu Dios que Él te había ordenado; pues ahora Jehová hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre. Mas ahora tu reino no será duradero. Jehová se ha buscado un varón conforme a su corazón, al cual Jehová ha designado para que sea príncipe sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó.” 1 Samuel 13:13-14

Predica de Hoy – A quien busca Dios – Introducción

La palabra de Dios contiene la voluntad de Dios para la humanidad. En ella encontramos el plan de salvación del Señor a lo largo de las diferentes dispensaciones que hemos vivido. Dios ha proveído la manera definitiva de acercarnos a Él para que estemos siempre a su lado.

Pero el Señor no obliga a nadie, tenemos libre albedrío para venir al Señor si queremos o no. Pero tenemos la advertencia de que solamente por Jesucristo podemos obtener la vida eterna, y que la paga del pecado es muerte. Por eso Dios nos busca, para que conozcamos la verdad y le sirvamos. De esta manera podremos obtener el regalo que Dios ha preparado para su pueblo.

Pero Dios no tolera la desobediencia. Un ejemplo de las consecuencias de la desobediencia de un hombre la encontramos en el primer libro de Samuel. La historia del rey Saúl nos deja ver que Dios nos busca, pero el Señor lo que mira en una persona es su corazón.

1. Predica de Hoy – La historia de Saúl

El pueblo de Israel era librado de sus enemigos por medio de paladines que levantaba el Señor para rescatar a su pueblo de la opresión de sus enemigos. Estos personajes eran conocidos como jueces. Así Dios libraba a su pueblo, pero ellos hicieron un pedido al Señor, ellos querían tener un rey como las naciones vecinas.

Así es como Dios escoge a Saúl para ser el primer rey de Israel. A pesar de que el Señor aconsejó al pueblo acerca de los reyes, el pueblo continuó pidiendo un rey. El Señor se los concede y es por eso que el profeta Samuel unge a Saúl por rey.

a) Escogido

El profeta Samuel siguió las indicaciones del Señor y por eso fue ungido Saúl. Aunque era la voluntad del pueblo el tener rey, fue por voluntad de Dios el escoger a Saúl. No fue ungido por voluntad humana sino que fue ungido por las indicaciones que Dios le dio a Samuel.

Dios busca personas que estén dispuestas a servir en su obra. El hecho de que estas palabras vengan hoy ante ti significa algo. Debemos escuchar el llamado que Dios nos hace y obedecerlo. Dice su palabra que somos un pueblo escogido por Dios para su servicio, para llevar el mensaje de salvación hasta los confines de la tierra.

b) Desechado

Pero tiempo después de haber elegido rey sobre Israel, Dios desechó a Saúl a causa de la desobediencia de este a los mandamientos del Señor. Saúl no tuvo mandamientos poco claros, sino instrucciones claras y precisas de lo que debía hacer.

Pero Saúl hizo como bien le pareció, no tomando en cuenta las instrucciones del Señor. Esa fue la causa por la que Dios desechó a Saúl. Lo que Dios pide de sus hijos es obediencia, aunque esta nos lleve a tener al mundo entero en nuestra contra es nuestro deber permanecer fieles a Dios antes que a los hombres.

Nuestra obediencia es adoración para Dios. Con la obediencia estamos diciendo que Él es lo más importante para nosotros, estamos diciendo que todo lo demás está sujeto a la voluntad de nuestro Señor. Si obedecemos le estamos sirviendo y adorando, si desobedecemos le estamos rechazando, por lo tanto Él también nos desechará de su presencia.

2. El mandamiento de Dios

Pero los mandamientos de Dios no son gravosos, sino que son fáciles de tomar si amamos de todo corazón al Señor.  Dios no nos pide que hagamos cosas que nos alejaran de Él, al contrario, lo que Dios quiere es que seamos obedientes a su palabra para poder estar en su presencia todo el tiempo.

El mandamiento de Dios es puro. Es de alegrarnos cuando Dios nos encomienda una tarea. Nos llena de gozo al saber que Dios ha puesto su mirada en nosotros y estamos contribuyendo a la obra de Dios en esta tierra para la salvación de las almas.

Si obedecer a Dios nos lleva a la vida eterna y el desobedecerla nos conduce a la perdición, debemos escoger el ser hijos obedientes en todas las cosas que el Señor nos mande. Es un placer el ser útiles en la labor de Dios en la tierra, porque en Dios podemos hacer proezas, por el poder de su Espíritu en nosotros.

3. La desobediencia

Pero la desobediencia a sus mandamientos nos lleva a la perdición. En el principio, lo que Adán y Eva hicieron fue desobedecer al Señor. Eso es lo que el enemigo buscó, porque no es más relevante la desobediencia que el acto mismo, hubiera podido ser otra acción que ellos tuvieron, pero Dios castigó la desobediencia de ellos.

También Saúl, el Señor fue desobedecido porque la palabra de Dios había sido dada al rey para que cumpliera, pero este decidió hacer lo que le pareció correcto en ese momento. No tomó en cuenta Saúl la palabra de Dios e hizo su propia voluntad. Por eso Dios lo desechó como rey de Israel, a pesar que estaba ungido Dios no tolera el pecado.

Dios no quiere que seamos desobedientes a su palabra, sino que la cumplamos a cabalidad. Dios se goza cuando, a pesar de las dificultades que pueda significar, somos obedientes a su palabra. Porque todo pasará, todo se acabará, pero la palabra de Dios permanecerá para siempre.

La desobediencia nos lleva lejos de Dios. Lo que a todos conviene es ser obedientes a su palabra y hacer todo cuanto Él nos mande. Para permanecer en Dios, para no ser desechados debemos cumplir con su palabra, con cada una de ellas.

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Predicas Cristianas - Niegan a Dios el unico soberano

Niegan a Dios el único soberano

Predicaciones Cristianas - Vivimos en medio de una sociedad que niega la existencia de Dios. Tenemos que entrar en acción, porque la gran realidad es que vivimos en medio de una sociedad perversa y corrupta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *