Inicio / Predicas cristianas / ¿Quieres ser sano?

¿Quieres ser sano?

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Juan 5

Si un guía turístico llevara gente a conocer Jerusalén, no se le ocurriría nunca llevar a los turistas a este lugar.

El tiempo: Durante una de las fiestas. Pero había muchos que no estaban de fiesta. Jesús sabe que mientras mucho ríen, otros simulan la risa y otros no pueden reír. El lugar: Un estanque llamado BETESDA, significa Casa de misericordia, ó para algunos Casa de Olivo. Estaba cerca del atrio del templo. Estaba cerca del templo, pero sólo cerca. No basta con estar cerca de las cosas de Dios. Debemos estar en Dios para que haya cambios en nuestra vida.

1. ERA UN LUGAR LLENO DE GENTE ENFERMA.

Anuncios

Un lugar lleno de enfermos que esperaban si en alguna ocasión, por allí, les tocara su milagro. Tres tipos de enfermos:

Ciegos. Los que no pueden ver nada.

Cojos. Los que andan, pero tropiezan a menudo por su defecto. Algunos carecen de una pierna.

Paralíticos. Imposibilitados de andar.

Estas son todas condiciones físicas lamentables y tristes. Pero también pueden ser espirituales:

Están los ciegos que no pueden ver el obrar de Dios ni su amor ni misericordia.

Están los cojos. Los que renguean en su fe. Empiezan, pero luego vuelven atrás. Su avance es totalmente irregular. Parece que siempre les falta algo

Anuncios

Están los paralíticos. Inmóviles. No andan, ni para atrás ni para adelante. En el original del texto a estos se los define como “secos”, es decir, “sin vida.” ¿Cómo puede dar fruto si no tiene vida?

Ellos esperaban algo. De tiempo en tiempo, ocurría algún milagro a causa de un ángel que descendía. Pero esta gente aún no había recibido nada. Algunos reciben y otros no. ¿Por qué? Algunos avanzan y otros no. ¿Por qué? Algunos crecen con su célula y dan fruto y otros no. ¿Porqué? ¿Por que estos seguían allí sin ser sanados? Algunas alternativas:

¿Estarían distraídos?

¿Estarían conformes?

¿Estarían resignados?

¿Estarían creyendo que no era su tiempo?

Anuncios

¿Estarían creyendo que no merecían el milagro?

Hay dos verdades que debemos saber muy bien: Dios quiere sanarnos. El tiene un serio interés en nosotros y en nuestro bienestar. La condición puede ser física, emocional ó espiritual. Dios puede obrar en las tres áreas de nuestra vida. Dios quiere usarnos para sanar a otros. Nosotros podemos ser ese ángel que Dios envíe a sanar a los que están enfermos. Pero primero debemos estar sanos.

2. JESÚS VE Y SABE LO QUE ESTA OCURRIENDO.

Entre todos los enfermos, había uno de ellos que llevaba 38 años postrado. Tal vez no estuvo los 38 años allí, pero seguía igual · Inmóvil · Sin poder intervenir en lo que ocurriera · Viendo cosas buenas y malas pero sin ser protagonista de nada. · Siempre dependiendo de otros para todo. ¡Qué triste! ¡Qué situación tan frustrante! Estar limitados para movernos es muy doloroso, pero hay parálisis que son peores:

La parálisis emocional. No poder vencer los rencores, los temores, las angustias y dejar que nos paralicen, que el plan de Dios no prospere en nosotros.

La parálisis espiritual. No dar lugar a Dios para que nos cambie. No avanzar en la santidad, no avanzar en el ministerio, no avanzar en el conocimiento de Dios.

¿Cómo me doy cuenta de esto? ü Porque no hay fruto. ü Porque vuelvo a caer en los mismos pecados. ü Porque cometo siempre los mismos errores. ü Porque siempre estoy dependiendo de lo que otros puedan hacer por mí para salir adelante. ü Porque no alcanzo madurez.

Jesús lo vio y supo. Jesús sabe mejor que nadie lo que nos pasa. El nos hizo y nos conoce. Y Jesús no fue indiferente a este hombre. Jesús no vino a juzgarlo, no dijo: · “Ya debe estar acostumbrado…” · “Tal vez cometió algún pecado…” sino que vino a cambiar su realidad. Jesús fijo su atención en él. No sabemos porqué, pero lo hizo. Hoy Jesús esta poniendo su atención en ti. ¿Podés darte cuenta de esto? ¿Cómo se que a Dios le importa mi vida? ü Porque envió a su Hijo a morir por nosotros. ü Porque ha enviado al Espíritu Santo ü Porque nos ha dejado su Palabra ü Porque nos ha dado su Iglesia

Jesús sabe absolutamente todo lo que pasa en tu vida. Conoce tus pensamientos, tus deseos, tus luchas, tus tentaciones, tus frustraciones, tus logros, tus temores. Jesús sabe todo y te esta viendo porque te quiere bendecir para que tu realidad cambie.

3. JESÚS LE DIO UNA OPORTUNIDAD INMEDIATAMENTE.

Acerca de Mario Morana

Ver también

Predicas Cristianas.. Descubriendo a Dios

Descubriendo a Dios

Predicas Cristianas.. El ego hace que el hombre sea orgulloso y que desprecie a Dios con sus pensamientos y acciones, ese orgullo hace que el hombre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *