Inicio / Predicas cristianas / El uso apropiado del Poder

El uso apropiado del Poder

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto Biblico: Marcos 10:42-45

I. EL PODER DESTRUCTIVO

A. Si el dinero nos afecta en la cartera, y el sexo en la alcoba, el poder lo hace en nuestras relaciones.

B. El poder:

Anuncios

  • i. Tiene consecuencias profundas en nuestro trato interpersonal, social y con Dios.
  • ii. No hay nada que influya en nosotros mas profundamente, ya sea para bien o mal que el poder.
  • iii. Destruye o crea
  • iv. Aquel que es destructivo reclama dominio, control absoluto y destruye la relación, la confianza, el diálogo y la integridad.

1. Esto es cierto ya sea que miremos en el macrocosmos de la historia humana o en el microcosmos de nuestra propia historia personal.

C. ¿Cómo es el poder destructivo?

i. Piense en Adán y Eva en el huerto del Edén:

1. Gozaban de todos los placeres, todos los deleites, todas las cosas necesarias para una buena vida.

2. Sin embargo, querían mas y por ello echaron mano con avidez tratando de asir, en un apresuramiento irreflexivo, la igualdad con Dios, el conocimiento del bien y del mal.

3. El pecado de Adán fue la ambición de poder.

  • a. Adán y Eva querían ser mas importantes, tener más, saber más de lo debido.
  • b. No se contentaban con ser criaturas. Querían ser dioses.

4. Para Adán y Eva su deseo de poder significó la ruptura en su relación con Dios.

Anuncios

  • a. Aquella experiencia de comunión y de diálogo con el Señor quedó interrumpida, y se escondieron de Él.

ii. Piense en el rey Saúl y en su loca envidia de David.

  1. Saul era el rey, quien se suponía que ejercía el poder sobre el pueblo.
  2. Pero el poder no puede ganarse a la gente y el pueblo amaba a David.
  3. Saúl era impotente para controlar el corazón de las personas y ello hizo que dirigiera su rabia contra David.
  4. Prefería ser un asesino a que su poder se le escapara de sus manos.
  5. Qué trágico resulta ver destruida la relación entre Saúl y David a causa de la ambición de poder por parte del rey!

a. Esta ambición arruinó incluso la relación con su propio hijo, Jonatán.

iii. Piense en los discípulos discutiendo enconadamente sobre quién de ellos sería el mayor en el reino de Dios. (Marcos 10)

  • 1. Siempre que surgía una discusión como esta entre sus discípulos, Jesús sentaba a un niño en medio de ellos y les enseñaba acerca de la grandeza.
  • 2. ¿Por qué hacia esto?
    • a. Estaba indicando la capacidad que tienen los pequeños para trabajar y jugar sin necesidad de destacarse por encima de los demás.

iv. Piense en Simón el mago y en su deseo de negociar en El Espíritu Santo. (Hechos 8:9-25)

1. Antes de la llegada de Felipe, Pedro y Juan a Samaria, este Simón el mago tenía cautiva a toda la gente de los alrededores de su ciudad por medio de sus poderes mágicos.

  • a. La gente decía al ver su trabajo mágico: “Este es el gran poder de Dios”. (Hechos 8:10)

2. No obstante habiendo sido influenciado por la predicación de Felipe, se convirtió a la fe de Jesucristo.

Anuncios

3. Mas tarde llegaron Pedro y Juan a Samaria, y al imponer las manos a la gente que había creído a la predicación de Felipe, recibían el Espíritu Santo.

4. Hechos 8:18-19: “Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo

  • a. Pedro naturalmente le reprendió por haber pensado que podía comerciar con el poder de Dios; y se nos indica que Simón se arrepintió de su mala intención.

5. El pecado de Simón el mago consistió en querer utilizar el poder divino para sus propios fines.

  • a. Esto es lo que caracteriza a toda falsa religión, sin embargo, se trata de una mentalidad que se ha apoderado de gran parte del cristianismo en nuestros días.
  • b. Tal parece que “la sotana de justicia se convierte en la vestimenta de poder” (Chery Forbes).

D. El poder puede ser algo destructivo en cualquier contexto, pero en el servicio de la religión se hace pura y simplemente diabólico.

  • i. El poder religioso es capaz de destruir como ningún otro.
  • ii. El poder corrompe y el poder absoluto corrompe de un modo absoluto.
  • iii. Aquellos que no tienen que rendir cuentas a nadie resultan particularmente vulnerables a la influencia corruptora del poder.
  • iv. Necesitamos reconocer el error de aquellos que creen tener siempre razón. Jesucristo fue el único que no se equivocó nunca; el resto de nosotros hemos de admitir nuestros puntos flacos y nuestras debilidades y tratar de aprender mediante la corrección de otras personas. Si no hacemos esto, el poder puede conducirnos por la senda de lo demoníaco.

II. EL PODER EN EL MINISTERIO DE JESÚS

A. No hay nada más claro que el uso constante que Jesús hizo del poder para derrocar al reino de las tinieblas, y confirmar el mensaje que predicaba: que el reino de Dios había llegado.

B. Los evangelios son profusos acerca del ministerio del Señor en cuanto a echar fuera demonios, sanar enfermos y tomar control sobre la naturaleza; tales demostraciones del poder del reino no pasaban desapercibidas: “Y la gente, al verlo, se maravilló y glorificó a Dios, que había dado tal potestad a los hombres” (Mateo 9:8).

C. El ministerio de Jesús estaba marcado por la autoridad.

i. Poder espiritual y autoridad espiritual son inseparables:

Marcos en su evangelio nos cuenta cómo Jesús sanó a una persona poseída por el demonio y añade que los presentes “Y todos se asombraron, de tal manera que discutían entre si, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es esta, que con autoridad manda aun a los espíritus inmundos y le obedecen?” (Marcos 1:27).

III. EL VERDADERO PODER ES AQUEL QUE SE USA PARA EL SERVICIO DE LOS DEMÁS.

A. Nuestra equivalencia acerca del poder se resuelve con el voto de servicio.

B. Servir significa decir sí al verdadero poder utilizado en beneficios de los demás.

C. Servir significa discernir las potestades, entrar en combate con ellas y derrotarlas.

  • i. Servimos a la gente cuando desarmamos al mal y liberamos a sus cautivos. Hacemos la guerra pacifica del Cordero de Dios contra todo aquello que se opone al Señor y a su voluntad por medio de oraciones y lágrimas, ayunos y lamentos.

D. Servir significa obedecer.

E. Servir significa tener compasión.

F. Servir significa usar el poder para desempeñar el liderato de siervo.

© Gustavo Adolfo Portillo

Acerca de Gustavo Adolfo Portillo

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *