Resiste y huirá

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de Hoy: Resiste y huirá

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos. Entonces los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová”. 1 Samuel 7:3-4 

Introducción

Muchos piensan que si no se meten con el diablo, si no hacen nada que le moleste, ¿por qué habría de traerles problemas? Y este pensamiento viene del desconocimiento de la palabra de Dios, porque el diablo no es así. Aunque lo ignores, tratará de hacerte la vida imposible trayendo desánimo, ruina, crisis económicas, familiares o a nivel laboral, y especialmente para que dejes el camino del Señor.

Ahora, ¿Hay salida para estas situaciones? Por supuesto que sí, si hacemos del Señor nuestra fortaleza, si nos llenamos del poder de Su Espíritu, y fundamentalmente, si nos sometemos a Su Señorío.

Y que quede claro que no estoy diciendo que todos los problemas que tenemos vengan de parte del diablo, pero sí advirtiendo que la maldad en los aires trae dificultades y es necesario asumir una posición ofensiva, en oración y ejerciendo la autoridad en Cristo, para mantener el control de Dios en nuestras vidas.

El primer paso a la victoria

El primer paso a la victoria en esas batallas que como cristianos libramos contra el mundo de maldad, es el sometimiento a Dios. Y la razón de que no podamos ser más eficaces en la lucha, es porque compartimos la gloria de Dios con las cosas del mundo que aún nos atraen, y a las que abrimos las puertas y permitimos que se establezcan en nuestro corazón para convertirse en una fortaleza que gobierna la mente y nuestras acciones en lo físico y espiritual.

Si analizamos un poco nuestra vida y descubrimos que hay hábitos, pensamientos, o comportamientos que levantan un muro en nuestra relación con el Señor. Es necesario derribarlos para que nuestra comunión sea perfecta y podamos recibir sus bendiciones.

Derribando fortalezas

Pero derribar estas fortalezas que el pecado ha levantado en nuestras vidas implica dos cosas fundamentales. Compromiso con el Señor, y acción. Pues solamente así podremos dar  pasos firmes en el camino a la victoria espiritual.

En el tiempo del pasaje que leímos, Israel procuraba afianzarse en la tierra que el Señor le entregó. Pero no solamente para vivir en ella, sino también para crecer en su economía, en lo que hacía al gobierno, y en el área militar. Fue allí que Samuel les habló sobre la necesidad de quitar de sus vidas y hogares, todo aquello que robara el primer lugar a Dios, pues los fracasos eran a causa de su idolatría.

“Desde el día que llegó el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová” 1 Samuel 7:2

Esto es lo que les sucede hoy a muchos cristianos, llevan años en la iglesia pero la idolatría continúa en ellos. Pues mantienen puertas abiertas al mundo, y por esto Samuel dijo lo mismo que el Señor nos dice hoy:

“Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos.” 1 Samuel 7:3

Para salir de la droga, de los vicios, de la necesidad, o la opresión demoníaca, no se trata de seguir un programa, para terminar cayendo en lo mismo. Para derribar los argumentos del diablo, la única salida es dejar las amistades que te llevan a consumir droga, a beber, o a gastar el dinero en los placeres del mundo. Hasta que no comprendas la necesidad de cortar todo relación con las drogas, el alcohol, o la rebeldía, las barreras seguirán existiendo y si quieres hacerlas desaparecer debes tomar una decisión de corazón.

No es suficiente reconocer

No es suficiente reconocer que debemos terminar con todo lo que nos perjudica. Es necesario que nos deshagamos de todo lo nos contamina, y esta es una decisión que solamente puede tomar cada uno. Nadie nos puede obligar a hacerlo. El triunfo está en la convicción, no en que recibamos presiones de quienes nos rodean.

El pueblo de Israel, cuando reconoció que su estancamiento y retrasos espirituales y materiales eran a causa de su alejamiento de Dios, dispuso echar fuera toda idolatría, cuando “los hijos de Israel quitaron a los baales y a Astarot, y sirvieron sólo a Jehová…………  6y dijeron allí: Contra Jehová hemos pecado” 1 Samuel 7:4, 6

Quizás tengas problemas en el hogar, en el trabajo, en la economía, o donde quiera que sea. Pero si estás alejado de Dios, quien está tomando ventaja es nuestro adversario espiritual, Satanás, y es necesario ponerle freno, pues de lo contrario seguirá ganando terreno.

Romper la relación con el mundo

Romper la relación con el mundo, es lo que hace que Satanás pierda derecho sobre las personas. Pero esto implica asumir un compromiso decidido y firme con Dios. Es un compromiso de echar afuera todo lo malo, todo lo que no sirve. Eso significa echar fuera el pecado en nuestras vidas, es necesario que rompamos con todo lo que nos ata al mundo y sus placeres.

Y es por esto que hasta que no reconozcamos el pecado que se encuentra en nuestra vida, no tendremos victoria. Recuerde que Satanás y sus demonios le ayudan en el mundo de las tinieblas, sabe cómo está su vida espiritual. Si conoce o no de su autoridad en Cristo, si la ejerce o la perdió por abrirle las puertas de su vida al mundo.

Si entendemos que el diablo anda buscando a quién devorar, porque la realidad es que “vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”1 Pedro 5:8, es necesario que hacer lo que nos dice Santiago: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” Santiago 4:7.

El enemigo pone tropiezos

El enemigo, a través de los filisteos, puso tropiezo a los israelitas en momentos en que ellos estaban buscando a Dios. Como sabemos, él siempre está tratando de destruirnos, pues “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir” Juan 10:10.

De manera que cuando vengan las dificultades, antes que desanimarnos o volver atrás, lo que debemos hacer es tomarnos más fuerte de la mano del Señor pues es quien nos asegura la victoria al decirnos: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

Cuando vengan las dificultades no las enfrentemos con nuestras fuerzas, sino en el poder de Dios. Solamente así podemos asegurar la victoria, ya que al obrar en nuestras capacidades traerá derrota, en cambio. Movernos en el poder de Dios nos permite caminar siempre de triunfo en triunfo;

“Samuel tomó un cordero de leche y lo sacrificó entero en holocausto a Jehová; y clamó Samuel a Jehová por Israel, y Jehová le oyó. Y aconteció que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear con los hijos de Israel. Mas Jehová tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel” 1 Samuel 7:9-10

La derrota del enemigo

La derrota del enemigo se produjo cuando dieron la batalla espiritual, clamaron en oración y Dios respondió trayendo la descarga eléctrica que produjo el temor de los filisteos.

Cuando tenemos ataques de Satanás y sus demonios, no podemos ni volver atrás ni ceder terreno. Hay que seguir la batalla hasta el final, seguros que obtendremos la victoria en Cristo. Pues cuando nos movemos en el camino de Dios, nada ni nadie podrá derrotarnos.

Pero esto solamente sucede cuando levantamos una barrera de protección  mediante una relación íntima con Jesucristo, en Sus caminos y en oración.

Así fueron sometidos los filisteos, y no volvieron más a entrar en el territorio de Israel; y la mano de Jehová estuvo contra los filisteos todos los días ….. Y fueron restituidas a los hijos de Israel las ciudades que los filisteos habían tomado a los israelitas, …..; e Israel libró su territorio de mano de los filisteos” 1 Samuel 7:13-14

Y es lo mismo que nosotros debemos hacer con Satanás, derrotarlo y levantar muros para evitar que el mundo vuelva a tocar nuestras vidas.

Conclusión

Piense que ha estado cruzando un puente espiritual, y ha llegado hasta la mitad participando en todas aquellas prácticas mundanas que le atraían. Pero hoy, el Señor quiere decirte que está a tiempo para volver atrás.

Si continúa avanzando por este mismo camino será la perdición, y pasará la frontera del enemigo espiritual. Un enemigo espiritual que no desaprovechará la oportunidad de hacerte caer cada vez más profundo, hasta alejarte de Dios.

Hoy es el día en que debes arrepentirte, hoy es el día en que debes quitar la idolatría de tu corazón; hoy el Señor nos dice:

“Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” Apocalipsis 3:19-22

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas .. Predicas Cristianas

Acerca Julio Torres

Julio Torres
Nacido en hogar cristiano, me gusta estudiar la biblia y predicar el evangelio de Jesucristo.

También Revise

El sufrimiento y el infierno.. Predicas Cristianas

El sufrimiento y el infierno

Prédicas Cristianas, el sufrimiento y el infierno no fueron creados para el hombre sino para el diablo, y para evitarlos solamente tenemos que seguir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *