Una gran bendición

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Predica de Hoy: Una gran bendición

Predicas Cristianas Texto Biblico:  2 Samuel 6:1-13

Introducción

Todos deseamos que Dios nos bendiga en lo material, y nos preguntamos cómo hacer para que las bendiciones nos alcancen.

Otra cosa que nos preguntamos es por qué tardan las bendiciones en llegar si cumplimos con la Palabra de Dios, mientras hay quienes no buscan al Señor como nosotros lo hacemos, no están entregados, o incluso pecan. Pero con todo, obtienen bendiciones de Dios.

David reunió a los treinta mil escogidos de Israel y partió para traer el arca de Dios.

Recordemos que el arca era el lugar donde habitaba Dios, pues no era como ahora que tenemos la presencia del Espíritu Santo en nuestro interior a causa de que Jesús nos lo permitió con Su sacrificio. Fue por esto que dijo: “Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré” Juan 16:7.

Leíamos que el arca quedó en casa de Obed-edom, porque David la dejó allí después que el Señor castigó con la muerte a Uza por haber tocado el arca. Y aunque parece difícil entender el enojo de Dios; lo que nos está diciendo es que no debemos hacer cosas malas que parezcan buenas.

Y fue así que llevaron el Arca sobre un carro cuando el mandato era que solamente podía ser transportada por los escogidos, “porque muchos son llamados, mas pocos escogidosMateo 20:16.

Entonces vemos que este hombre, recibe la presencia de Dios en su casa y con ella, también las ricas bendiciones del Señor. Por otro lado, vemos que: “Vinieron los de Quiriat-jearim y llevaron el arca de Jehová, y la pusieron en casa de Abinadab, situada en el collado; y santificaron a Eleazar su hijo para que guardase el arca de Jehová. Desde el día que llegó el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová” 1 Samuel 7:1-2.

Es decir que antes de llegar donde de Obed-edom, el Arca estuvo durante veinte años en casa de Abinadab. Los filisteos siendo enemigos, la dejaron allí luego de notar que les perjudicaba tenerla.

Aprendamos algo importante de ambas situaciones

Obed-edom le dio valor a la presencia de Dios en sólo tres meses. Mientras que Abinadab no obtuvo bendición teniéndola durante veinte años. Y relata la Biblia que la gente se acercaba lamentándose, adoraba a otros dioses, y cuando las cosas iban mal, se acercaban a Dios pidiendo misericordia.

A muchos cristianos le sucede lo mismo. Cometen errores y se acercan al Señor para que les haga un milagro, pero lo hacen con lamentos y tristeza. Y de esta manera no le agrada al Señor que nos acerquemos.

Debemos entender que definitivamente, la desobediencia y la mala actitud en el servicio al Señor no hacen descender las bendiciones. Cuando nos acercamos a Dios con tristeza y hacemos las cosas para Dios de mala gana, las bendiciones no descienden sobre nuestra vida.

Es importante que cuando te acerques a Dios no te lamentes por lo que estás dando. Por esto, “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra2 Corintios 9:7-8. Entonces debes buscarle con gozo a pesar de las dificultades, ya que esa es la actitud que le agrada.

Si queremos ser bendecidos primero debemos buscarle a Él.

Decíamos que Obed-edom actúo muy diferente a Abinadab. Él nunca se lamentó, y llamó a su familia y les compartió la gran bendición de gozar de la presencia de Dios sin preguntar qué tendría a cambio. Y cuando nos acercamos a Dios debe ser para pasar tiempo con Él sin esperar algo a cambio. La sanidad, prosperidad y gozo, llegan por añadidura (Mateo 6:33).

Si la bendición tarda, es porque hay algo en nuestro corazón que no está bien ante Su presencia. Como tampoco quiere que te acerques cuando le necesitas solamente. Sino que exista en ti el anhelo de encontrarlo y tenerlo junto a ti. No te acerques sólo por la bendición sino por buscarle a Él.

Las bendiciones de Dios nunca se agotan

Las bendiciones de Dios nunca se agotan si es el Espíritu Santo quien nos la da, y generalmente nos quedamos cortos en nuestras oraciones de petición, porque Él es más grande de lo que podamos pedir y esperar. Ya que es poderoso para darnos más sobreabundantemente de lo que pensamos, aun cuando nos acercamos buscándole las manos en vez de levantar la mirada para ver Sus ojos, conocer Su corazón y comprender lo que realmente quiere darnos.

No es suficiente tener las promesas, ya que Dios honrará Su Palabra sin ninguna duda. Pero no debes buscarle con lloros, lamentos y reclamando como sucedió en casa de Abinadab durante 20 años. Por el contrario, Obed-edom significa  “está sirviendo”. Es decir, la actitud correcta para ser bendecido por Su presencia.

La bendición no es casualidad

Obed-edom  alentó a sus 68 hermanos para servir en el templo. No dejaba pasar ni una oportunidad de agradar a Dios, tenía esa pasión que nos llena de gozo con el servicio a Dios y a la congregación.

Hay muchos que buscan las bendiciones materiales, sin darse cuenta que la familia es la mejor bendición de todas, y lo mejor que podemos hacer es alentarlos para amar a Dios y servirlo, en vez de resultar piedra de tropiezo para ellos. Pues “cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del marMateo 18:6.

Obed-edom era un hombre que deseaba estar donde estaba el Señor, siempre a la puerta del templo, limpiando, guardando y cuidando. Pensemos lo que hacemos por  servir a ese Dios que no tiene la obligación de bendecirte porque tú lo quieres. Entonces…., no pierdas oportunidad para hacerte merecedor de la bendición, busca Su presencia para que bendiga a tu familia y nada les falte.

El plan inmutable de Dios ha sido siempre adoptarnos

habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el AmadoEfesios 1:5-6

Y todos tenemos una idea de familia en nuestra mente, pero el concepto de familia ha ido cambiando, y es triste ver que el concepto de familia se ha ido  también diluyendo, al punto que ya ni siquiera se le da importancia como unidad.

En la actualidad, están llamando a los trastornos en los niños, “patologías del desamparo”. Es decir, infancias con ausencia de una crianza adecuada por parte de los padres. Pero hoy el Señor nos trae una nueva esperanza. Hoy nos invita a pensar en lo eterno de la familia. Ya que estamos llamados a formar parte de la familia de Dios.

La familia es la forma que Dios eligió

La familia es la forma que Dios eligió para reunirnos estableciendo la base eclesial. Desde allí nos hace parte de sus planes, y de sus cosas, a fin de reunirnos para bendecirnos. Debido a que que estar juntos implica bendición. Pregúntate si estás viviendo esta realidad con tu familia terrenal.

Cuando el Señor te llame a Su presencia, podrás irte gozoso si sabes que tu familia le sirve y está en su camino. Y que nada material te llevarás, ni el dinero, ni la casa, ni el auto. Solamente el gozo de haber servido en la obra, y haber alabado Su nombre.

Las habilidades, dones y bienes de Obed-edom estaban a disposición del Señor. Ojalá pudiéramos decir que nuestro hogar es el mejor lugar para que Dios habite porque le anhelamos y servimos con pasión.

El secreto de la gran bendición es que ames a Dios con todo tu corazón. Te entregues y ayudes a tu familia en la dedicación a Él. Pero recuerda que se necesitan más que promesas para recibir bendición. 

Es necesario tener buena actitud, disposición de servicio y entrega para que Dios se sienta bien con nosotros. Ahora pidamos al Espíritu Santo que nos haga reflexionar y nos dé el gozo de pasar tiempo a Su lado.

Dios quiere estar contigo ahora, busca su presencia santa y disfruta este momento de comunión con Él. Gózate ahora en Su presencia, porque lo demás viene por añadidura.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas .. Predicas Cristianas Escritas

Acerca Reenier Gonzalo Prado

Reenier Gonzalo Prado
Siervo de Jesucristo, proclamando la palabra de Dios a través de mensajes cristianos.

También Revise

Predicas Cristianas

Considerando la fe

Predicas Cristianas .. En este día hablaremos de la fe. Para ello debemos partir de una premisa fundamental: “Si no tiene fe, no recibirá nada de Dios”. Pues..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *