Inicio / Predicas cristianas / Antes de trabajar, que el saco no esté roto

Antes de trabajar, que el saco no esté roto

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto.” Hageo 1:6

Hageo (Festival o mi fiesta): El décimo de los profetas menores.

Introducción

El profeta Hageo habla a los que habían regresado del cautiverio profetizado por Jeremías y además enseña de algo muy importante, y esto es acerca de las prioridades. ¿Qué son las prioridades o primicias? Eran las ofrendas que se le daba a Dios. Al ofrendar a Dios las primicias y lo mejor de los frutos, se le reconocía como el Señor, dueño y dador de los frutos del campo; todo se debe a su bendición. Habiendo consagrado las primicias a Dios, el hombre podía disfrutar con limpia conciencia del resto de los bienes.

Anuncios

Le encareció que era necesario hacer desde el principio: Esto era Reconstruir el templo. La palabra templo en su traducción del original hêkal, a nuestro idioma significa «palacio; templo». Esta palabra se deriva indirectamente del término sumerio égal, «casa grande, palacio», y de manera más directa al acádico ekallu, «casa grande». Esto quiere decir que Dios estaba muy interesado en que le construyeran su palacio, ya que él es el Rey. El rey David en sus escritos usa esta palabra para referirse a la casa de Dios celestial.

Salmos 5.7 Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa (Palacio); Adoraré hacia tu santo templo (Palacio) en tu temor. Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos; Endereza delante de mí tu camino.

Según 2 Samuel 24.16–25 el rey David compró la era de Arauna el Jebuseo y construyó allí un altar. En este lugar consagrado fue donde su hijo Salomón edificó el templo en el año 957 a.C.
1 Cr 22.1 Y dijo David: Aquí estará la casa de Jehová Dios, y aquí el altar del holocausto para Israel.

2 Cr 3.1 Comenzó Salomón a edificar la casa de Jehová en Jerusalén, en el monte Moriah, que había sido mostrado a David su padre, en el lugar que David había preparado en la era de Ornán (Arauna) jebuseo. El sitio preciso se ha identificado con la extensa explanada que está al nordeste de Jerusalén y que se conoce como Haram esh-Sharif o «noble santuario», y donde hoy se alza la mezquita de Omar o «Cúpula de la Roca», uno de los más importantes centros de veneración musulmana. Por motivo de la idolatría y el pecado de Israel en el año 587 a.C., con ocasión de la segunda deportación a Babilonia, los ejércitos babilónicos, al mando del mismo emperador Nabucodonosor, destruyeron y arrasaron el templo de Salomón. 70 años después regresaron a su tierra con el propósito de reconstruir el culto y el templo a Jehová, lamentablemente se descuidaron y empezaron a reorganizar sus casas la cual menciona la Biblia que estaban artesonadas mientras que la casa de Dios hecha ruinas.

Desarrollo

El no priorizar a Dios trae como consecuencia:

Los cielos detuvieron la lluvia: La lluvia se presenta como un elemento especialmente vital. De ella dependía la existencia de los manantiales, el pastoreo de los animales, la agricultura, etc. Una sequía prolongada producía efectos desastrosos.

Anuncios

La tierra detuvo los frutos: Indica todo producto que se obtiene de la tierra, pero especialmente designa a las plantas y al fruto de estas. Frecuentemente se usa la palabra en sentido figurado. Cristo espera que sus seguidores lleven fruto (Jn 15.2). El Apóstol Pablo nos habla del fruto del Espíritu que es: amor, paz, gozo, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza (Gl 5.22, 23; cf. 5.19–21).

Hubo gran Sequía:

Vino: Que era una bebida común en Palestina, producto de la fermentación del jugo de uva. Mayor mente su comercio era gran base de la economía. Se usaba en celebraciones como en fiestas en las cuales Jesús participo en una de ellas conocida como la fiesta de Canaán

Aceite: En el NT se mencionan sus usos para (a) lámparas, en las que el aceite es símbolo del Espíritu Santo (Mt 25.3,4,8); (b) como agente medicinal, para tratamiento (Lc 10.34); (c) para unción en las fiestas (Lc 7.46); (d) en ocasiones festivas (Heb 1.9), donde la referencia es probablemente a la consagración de los reyes; (e) como acompañamiento al poder milagroso (Mc 6.13), o de la oración de fe (Stg 5.14). Para su uso general en el comercio.

Trigo: fuente de alimentación, es empleada en la Biblia para caracterizar al creyente y hacer diferencia entre los malvados. Jesús en una ocasión comparo el trigo con la cizaña dando a conocer que en el tiempo de la ciega el trigo seria levantado. El trigo es símbolo de abundancia, ya que mientras José estaba en Egipto, sus familiares por la hambruna de aquel entonces se vieron forzados a salir.

Conclusión

Anuncios

La solución era tan solo de subir al monte y buscar la madera para la reconstrucción del Palacio. El monte representa altura, o elevación y la madera representa calidad. La calidad de la madera estaba en que se debía subir y buscar la mejor madera para el palacio de Dios. Esto aplicado a la vida espiritual significa que mientras más elevado estas, de mejor calidad eres.

El trabajo si pudiéramos definirlo podría decirse que es fatigarse con un esfuerzo ligado a un propósito. Todo aquel que trabaja espera recibir su paga para entonces ver el fruto de su trabajo. El problema de los ex cautivos era que mientras más trabajaban, menos tenían ya que trabajaban en lo que perece. El profeta insta a trabajarle a Dios antes que a nada y de tal forma Dios iba a poner de su gloria sobre ellos. Jesús dijo primero el Reino de Dios y su Justicia y las demás os serán añadidas. Espero que este mensaje lo hayan recibido y que sea aplicable, antes de trabajar hay que cerciorarse de que el saco en que recibiremos la paga no esté roto.

Acerca de Misael Acosta

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *