Inicio / Predicas cristianas / ¡Voz de Dios, y no de hombre!

¡Voz de Dios, y no de hombre!

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

2 Pedro 1:19

Antes que nada, me declaro cristiano. Soy cristiano por convicción y por conversión. Soy cristiano porque he creído lo que La Biblia me ha revelado acerca de mi propia condición de pecado y de condenación. He creído así mismo en el testimonio que las Santas Escrituras me han dado acerca de el Único Camino de salvación, Mi Señor Jesucristo.

Se que hoy día el termino cristiano ha dejado de tener el significado y la fuerza que en otros tiempos tenía. Se y entiendo que hoy día son millones los que no obstante pertenecer a sectas como los mormones o los católicos (aunque hay muchos más), sostienen y afirman ser cristianos también. ¡triste la generación en la cual no hay diferencia entre un cristiano y un pagano! ¡triste la generación en la cual al tramposo, al idolatra, o al rebelde contra Dios, se le llama cristiano! ¡Horrible contemplar una generación cristiana, SIN CRISTO!

Sin embargo, como lo he afirmado otras veces, se que dentro de no mucho tiempo ser cristiano volverá a significar persecución, cárcel, martirio. Prefiero los sufrimientos y desprecios del mártir, que los aplausos y los placeres del pagano. Prefiero ser un cristiano perseguido, que un cristiano paganizado.

Anuncios

Ahora bien, también declaro ser cristiano, porque respondí a la predicación evangélica. Una predicación evangélica basada en La Biblia. De manera, pues que soy cristiano porque creo en Cristo y vivo a Cristo, y soy evangélico, porque creo en el mensaje del evangelio. Pero, la base de todo esto, es ¡Mi fe en La Biblia!

He llegado a conocer y entender, que por un poco más de cuatrocientos años, los creyentes hispanoamericanos hemos basado nuestra fe y nuestra vida en la BIBLIA REINA- VALERA. Toda la obra evangélica, los esfuerzos misioneros, las iglesias establecidas, la predicación proclamada, las almas que se han salvado, en todos estos años, están basados en la fe de que la Biblia Reina-Valera Es La Palabra de Dios.

La Palabra de Dios por la cual hemos llegado a ser salvos. Precisamente de esto se trata, de que para nosotros los hispanoamericanos La Biblia Reina-Valera ES, La Palabra de Dios.

¿Podríamos acaso basar nuestra salvación y destino eterno en otro libro que no fuera este?

¿Podría acaso otro libro silenciar la voz de nuestras conciencias culpables por nuestro pecado, y traer paz a la misma?

¿Podría otro libro llevarnos a estar en paz verdadera con Nuestro Dios ofendido?

¿Podríamos acaso hallar en otro libro la descripción tan sublime de La Persona y obra de Cristo tal y cual la encontramos en La Biblia?

Anuncios

Cuando leo y estudio la Biblia (Reina-Valera), tengo no solo la sensación, sino la convicción profunda, de que estoy ante La Palabra de Dios, y por tanto, se que ESTOY OBLIGADO MORAL Y ESPIRITUALMENTE con este Libro.

Pero, ¿Porque hago tanta insistencia en La Biblia Reina-Valera? Pues una razón muy sencilla, hace unos años un individuo llamado Peter Ruckman, empezó a enseñar que «la única Palabra de Dios» , o que el único libro que podía ser considerado como Palabra de Dios, era la versión King James, o Rey Jacobo. La versión oficial en ingles de La Biblia. Que no había ninguna otra versión de la Biblia, en ningún otro idioma, que pudiera ser considerada como tal, sino sólo, la versión en ingles de La Biblia.

Y no sólo esto, sino que de los Estado Unidos, han salido hombres, no solo norteamericanos, sino latinoamericanos, que están diseminando esta herejía en nuestro continente. Uno de estos hombres se llama Humberto Gómez. El mismo, ha editado su propia versión de La Biblia, se le conoce como Biblia Reina Valera- Gómez. ¡La arrogancia es obvia y grosera!

Este pastor apostata, y su maestro Peter Ruckman, sugieren con su falsa enseñanza, que por espacio de cuatrocientos años, los hispanoamericanos, hemos carecido de «la verdadera» Palabra de Dios. Que los «únicos», que si han tenido la «verdadera» Palabra de Dios han sido los anglosajones o angloparlantes ¡¿Increíble verdad?! Por supuesto, que lo que se aplica a los hispanoamericanos, podría también aplicarse a los demás pueblos. ¡Si lo que estos individuos afirman fuera cierto, entonces, en nuestro caso, los que pertenecemos al continente suramericano, estamos perdidos en nuestros pecados.

Hemos basado nuestra vida y nuestra fe en un libro que en realidad no era la Palabra de Dios, y no sólo esto, sino que todos los que por espacio de cuatrocientos años vivieron y murieron creyendo lo que decía la Biblia Reina- Valera, vivieron y murieron una mentira! ¡Es más, los millones de mártires del protestantismo, entregaron sus cuerpos a las llamas y sufrieron las más terribles torturas a manos del papismo católico, en vano! ¡Horribles, espantosas las implicaciones, si el ruckmanismo (como se conoce esta secta), tiene razón!

Es por esto, que comencé esta reflexión haciendo alusión a mi fe cristiana evangélica, porque si lo anterior es cierto, entonces yo he estado viviendo un engaño, y he conducido al engaño a muchos, porque les he enseñado que la Biblia (Reina-Valera) es la Palabra de Dios, y que podíamos fundamentar nuestras vidas, y nuestro futuro eterno en este Libro. (Ver 1a a los Corintios 15:12-19) no siendo así.

Anuncios

¡Estas son las funestas implicaciones de esta nueva herejía! Porque eso es lo que es, solo una herejía más. Pero, ¡Cristianos! ¡No podemos seguir durmiendo y siendo indiferentes a los ataques que La Palabra de Dios sufre a manos de los apostatas de estos últimos tiempos! ¡Si, yo se que la Biblia como La Palabra de Dios, «permanecerá para siempre»! ¡También se que La Palabra de Dios ha resistido las embestidas que por siglos ha enfrentado, y que sus adversarios no han logrado ni lograrán nada contra ella! ¡Sin embargo, la indiferencia y la frialdad espiritual de estos tiempos, en el seno de lo que hoy llamamos Iglesia de Cristo, ha sido también el resultado del abandono no sólo de la fe bíblica, sino de el uso de «biblias» que no son sino PERVERSIONES, de la ÚNICA Palabra de Dios!

Una de estas perversiones de la Palabra de Dios, es LA NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL. Dicha versión no sólo ha añadido y quitado versos como sus editores y escritores han querido y preferido , sino que para su edición se solicito como consultora honorífica a Virginia Ramey Mollenkott, ¡Una activista lesbiana declarada anti-fundamentalista!

Y esta es la versión que muchos misioneros norteamericanos están introduciendo en nuestro continente, en nuestras iglesias y usando como base de su obra. ¡¿Puede esta perversión de Biblia ser considerada la Palabra de Dios?! ¡¿Podemos basar nuestra fe y vivir nuestras vidas en un libro de inspiración inmoral como la nueva versión internacional?! ¡NO, MIL VECES NO!

¡No se trata solamente de poner la biblia en un lenguaje en el cual la generación de turno pueda entender! ¡Se trata suprema mente, de llevarles la palabra de Dios! ¡Porque solo la palabra de Dios puede salvar al hombre! ¡Solo la revelación de Dios al hombre puede convencer al hombre de su pecado! ¡El hombre necesita a Cristo, y solo podemos hallarlo en la palabra de Dios, la biblia! ¡Y Dios en su amor, en su misericordia y gracia ha preservado la palabra suya para que nos llegue no solo a nosotros los hispano parlantes, sino a los anglosajones, a los africanos, a los asiáticos, al mundo entero! ¡de tal manera que en el día del juicio nadie pueda justificarse delante de él (Romanos 3.9-19) aludiendo «escasez de la palabra de Dios!

¡Cristianos, paganos, sencillamente porque Dios es justo, y el no hace acepción de personas! ¡Por estas y muchísimas razones más, soy deudor a los reformadores, soy deudor a Casiodoro de Reina y a Cipriano de Valera; soy deudor a Francisco de Enzinas, a Juan Pérez de Pineda, a «Julianillo Hernández! ¡Soy deudor a todos aquellos que sufrieron persecución, torturas, la hoguera, la expatriación, la ignominia…..para que yo pudiera tener en mis manos este santo libro de Dios, la biblia!

¡Por tanto, «no me avergüenzo» (Romanos 1:16) de seguir predicando, enseñando, y señalando el camino de la salvación y el Cordero de Dios, tal y como los presentan la Biblia Reina-Valera! Porque esta Biblia, que hemos creído y vivido por todos estos cuatrocientos años ¡SI ES LA VOZ DE DIOS Y NO LA DEL HOMBRE! ¡Hermanos, no confundamos la voz de Dios, con el eco mentiroso de los hombres! (Hechos 12:20-25).

¡A Dios se la gloria y la honra por todos los siglos AMEN!

Acerca de Julián Cahuana

Ver también

Predicas Cristianas.. Desechando toda malicia

Desechando toda malicia

Predicas Cristianas.. El tema de la envidia es muy serio y es oportuno tratarlo con frecuencia. Pues grandes conflictos de relaciones humanas brotan desde el manantial de la envidia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *