Inicio / Predicas cristianas / Te invito a descansar

Te invito a descansar

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Mateo 11:28

Introducción

A. Quiero contarles una historia que me narraron hace algún tiempo, en donde un grupo de persona navegaban hacia cierto lugar, el lugar posiblemente es lo de menos en esta historia, porque cuando estas personas habían navegado cierta distancia y se hallaban con su pequeña barca rodeado de agua, se les sobre vino una gran tempestad, grandes olas azotaban su barca, el ruido de los trueno y rayos hacían que el temor en ello se incrementara, una tempestad los sorprendió y tuvieron que luchar ante esta tormentosa calamidad.

1. Uno de ellos dándose cuenta que con sus fuerzas no podía lograr nada, corrió donde un hombre que dormía en medio de esta tempestad y gritándole le dijo: ¡maestro, maestro! No tienes cuidado que perecemos!?. Esta historia que me contaron la puedes leer en Lucas 8.22

Anuncios

B. Hoy posiblemente tu este con una historia que nadie conoce, excepto tu, una historia que día a día tienes que llevar, posiblemente sea una historia triste, desgarradora, dolorosa, que no la puedes cambiar y que tienes que sobre llevarla cada día que pasa.

1. Porque en tu barca se ha levantado la tempestad las olas llenan tu barca de problemas y los truenos anuncian a tu vida más tentación, pruebas y angustia que llevar y tú al igual que Pedro y los demás, peleas contra esta tempestad sin hallar alguna salida.

I. La invitación ante el problema.

A. Mateo 11.28, este es Jesús con una invitación a tu vida, y no hay en este mundo palabras comparadas a la que encontramos aquí, donde encontramos la delicadeza, la preocupación, una respuesta a nuestras necesidades.

B. Pero ¿cómo puedo yo descansar?, ¿cómo puedo hallar la solución en estas palabras?, ¿cómo puedo yo reposar de la fatiga de este mundo? Cuando la tempestad de la vida real llega a mi existencia, a mi camino.

1. Como descansar cuando veo mi vida y noto que mi matrimonio esta fracasando, que no puedo sustentar a mi familia, veo que mi hijo o mi hija es desobediente, cuando observo que muchos de mis planes se escapan de mis manos, cuando no puedo mantener la santidad, cuando las deudas siempre están presente en mi vida. ¿Cómo descansar con una vida llena de angustias?

C. Quiero contarte otra historia de un hombre que vio que su camino se había perdido. Sabes posiblemente te parezcas al carcelero de Filipo, que encontramos en Hechos 16.26-28, por que al verte frente al conflicto, al verte frente al problema, piensas que se acabado todo, porque tu camino se va cerrando y no hay salida, elijes la forma equivocada de solucionar tus problemas.

Anuncios

1. Lo interesante de esta dos historia, es lo que les sucedió en ese momento difícil.

II. Atendiendo la invitación

A. El descanso que Jesús nos promete, no es de las dificultades de la vida, si no en las dificultades de esta vida, sabes no es tu cuerpo el que sufre, no es tu cuerpo el que se lamenta, es tu alma la que es abatida por las tribulaciones de la vida.

1. ¿De qué te sirve ganar el mundo y perder tu alma? Cuando yo comprendo la invitación de Jesús y llego a él, atendiendo al llamado y digo: padre mi fuerzas no son suficientes para llevar esta tribulación. Él se levanta llega a la orilla de tu barca y con autoridad exclama: ¡Calla, enmudece!

2. Acompáñame a ver como es el descanso de aquel que atiende a la invitación de Jesús Mateo 26.37, 38, siguiendo la misma secuencia en Lucas 22.40-43. ¿Sabes cómo le llamo Jesús al Espíritu Santo? Lo nombro el consolador.

Conclusión

Anuncios

A. La realidad de la raza huma fue como lo dijo Jesús: en el mundo tendréis aflicción, pero sabes la realidad del cristiano es esta: pero confiad yo he vencido al mundo. Hebreos 11.6, Juan 6.35

B. Amado hermano las palabras del Espíritu Santo en esta ocasión, es de invitación, queda en ti aceptar el llamado.

Acerca de Antonio Cruz

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *