Proclamando la verdad de Dios

Predicas Cristianas

Es increíble ver la manera tan rápida en la que los tiempos avanzan y de la misma forma ver como el hombre rechaza la verdad de Dios y abraza la mentira de Satanás. Y el problema de esto muchas veces radica en la nula percepción de algunos entre lo real y lo irreal, o porque voluntariamente aceptan lo irreal en vez de lo real porque para ellos parece ser lo más cercano a su juicio.

Citemos un ejemplo que para la mayoría de ustedes es muy conocido como lo es el así llamado “best seller”, el libro nombrado “El Código de Da Vinci”. Sé que para la mayoría de ustedes este nombre es muy conocido, puesto que se oyen muchos comentarios acerca de este libro, pero algunos de ustedes ¿lo han leído?

Yo realmente no lo he leído, pero éste libro en verdad tiene mucha fama entre las personas, además sus ventas han sobrepasado los treinta millones, y su traducción ha alcanzado a más de treinta idiomas. En este libro se dice que en las obras creadas por Da Vinci se encuentran códigos escondidos.

Uno de los ejemplos que se mencionan en el libro, es que en la pintura de La última cena de Jesús y sus Apóstoles, María Magdalena viste una túnica con colores los cuales de una manera misteriosa son inversos a los colores de la túnica que viste Jesús, además se apreciaría en aquella pintura una especie de objeto con filo que marca un misterio.

En este libro también se narran a Jesús y María Magdalena como compañeros sexuales y que a la vez tuvieron hijos, y que de allí tuvo una descendencia la cual viviría en Europa. Todo lo que se narra en el libro es un invento del autor, ya que se trata de una historia de ficción, peor aún tiene fundamento bíblico.

Todas esas cosas son inventos de un autor y no tiene ningún fundamento bíblico, aunque las obras artísticas, documentos, edificaciones y estructuras arquitectónicas si existen. Pero el punto de esto, es ver la manera cómo se vende aún este libro, y lo que es peor como muchos aceptan y creen estas fábulas como real, o como verdades que se pueden considerar para creerlas.

Amados, a nosotros como cristianos nos querrán abrumar con preguntas acerca de estas cosas, y hasta el de querer convencernos de cierta realidad en ellas, pero ¿Cómo debemos responder a estas cosas, y cuál debería ser nuestra posición ante sus perspectivas? Así que con la ayuda de Dios, estudiaremos acerca de esto el día de hoy.

2 Timoteo 4:1-4Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Hermanos, vayamos un poco a los hechos históricos que se desarrollan en torno a los sucesos descritos en estos versículos. Pablo escribió esta segunda carta a Timoteo desde una prisión en Roma, en la que se encontraba por anunciar el evangelio, ya que Roma estaba en contra del cristianismo, considerándolo un delito.

Debido a esto Pablo se hallaba encarcelado en una celda fría, además Pablo conocía bien las leyes que regían Roma en ese entonces y sabía que pronto llegaría el día de su ejecución. Observemos esto en la Palabra de Dios, leamos en 2 Timoteo 4:6: “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano.

El motivo de esta carta de Pablo a Timoteo era que éste continuara con el ministerio, que no permitiera que su muerte interrumpa la propagación del evangelio y la constancia en la obra. Con este breve repaso de historia, tenemos una visión general para estudiar acerca de lo que dijo Pablo, y con la ayuda del Espíritu Santo aplicarlo a nuestro andar.

De estos pasajes que leímos hallamos tres cosas de vital importancia que el apóstol Pablo encarga a Timoteo. Vemos como el apóstol inyecta ánimo, a que no desmaye en “predicar la palabra” y que “inste a tiempo y fuera de tiempo” y que por medio de la palabra “redarguya y reprenda con toda paciencia” Amados, con la ayuda de Dios vamos a detenernos en cada una de estas frases, entender lo que quiere decir, y aplicarlas a nuestras vidas.

Predicar la Palabra, ésta creo yo, sería la tarea más importante en la que como cristianos deberíamos ocuparnos, si bien todas son de vital importancia, ésta tarea ocuparía el primer lugar. Amados, ha sido clarísimo para nosotros cómo muchos a través de los tiempos ha pervertido la verdad del evangelio con el simple fin de satisfacer y cubrir sus deseos por los cuales son guiados todo el tiempo.

Ellos han preferido cambiar y en otros casos mezclar el evangelio de la gracia de Dios con porciones de lo que el mundo ofrece, como dije, con el único objetivo de ir tras sus deseos, complaciendo todos los apetitos de la carne, arrastrando consigo a grandes masas de personas ejerciendo sobre ellos un tipo de control. Citaré un ejemplo muy práctico para tener una visión amplia sobre esto.

Por las demás cartas de Pablo podemos notar, gracias a la guía del Espíritu Santo, que todos aquellos judíos que se convertían a Cristo estaban empezando a enseñar que los que no eran judíos (los gentiles) debían guardar la ley y demás tradiciones judías para poder ser salvos.

Observemos esto mismo en Hechos 15:1 al leer “Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos.” También leamos en Hechos 15:5: “Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés.” Podemos ver en estos dos pasajes cómo estos maestros judíos estaban buscando insertar la ley bajo la luz de sus propios juicios a las personas no judías que se convertían a Cristo.

Ellos intentaban cambiar la verdadera doctrina acerca de la justificación sólo por la fe. Amados, observemos como se nos habla acerca de esto en Hechos 15:24-29: “Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, 25 nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, 26 hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. 27 Así que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. 28 Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: 29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.

Lo apóstoles estaban reforzando la verdadera doctrina contra aquella que se estaba infiltrando por medio de algunos maestros judíos la cual era contraria a sus enseñanzas, solo trataban de poner cargas que ni aún ellos podían llevarlas.

Tales tradiciones judías quizás en este momento no sigan tratándose de introducir, pero se puede ver cómo algunos han adulterado la verdadera doctrina, con el fin de controlar las grandes masas y que éstas vayan tras de ellos y sus disoluciones para que poder satisfacer los deseos de su carne. Vayamos con un ejemplo, que también es la realidad más grande que podemos ver, es acerca de la forma en cómo se enseña sobre el diezmo.

Hace unos días atrás recibí una carta de un pastor a mi correo electrónico, en esa carta él me insultaba por la razón de que él decía que yo enseñaba que nosotros no nos encontramos bajo la ley, y por ende bajo la obligación del diezmo.

Es preciso hacer una aclaración en este momento, ya que esto no quiere decir que los miembros de la iglesia no necesitan ayudar económicamente la misma. La iglesia si necesita la contribución económica de sus miembros, tampoco con esto les estoy exigiendo su dinero. El fin de un ministro no es exigir ninguna clase de contribución, sino el predicar e instruir en la verdad revelada de Dios.

Es un gran error exigir el diezmar por parte de sus feligreses y atemorizar como algunos lo hacen usando Malaquías 3:8 que nos dice “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

Amados, esto es algo de mucha controversia. Nosotros sabemos que no debemos robar, pero en base a este pasaje bíblico alguien preguntará: -¿De qué manera, siendo cristianos, le podemos robar a Dios?

Bueno, la respuesta aquí es afirmativa, ya que como cristianos podemos robar a Dios; se genera la otra pregunta: -¿lo hacemos al no diezmar? Pues determinantemente no; oigo a otro que dice: -Pastor ahora sí me confundió.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Por sí o por no | Predicas Cristianas 2020

Por sí o por no

Predicas Cristianas.. En el famoso libro de Daniel nos encontramos de frente con la historia de 3 israelitas que fueron cautivos de su nación y fueron llevados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *