Preparándonos para el día del Señor

¿Sabemos lo que es adoración? Veamos algunas definiciones:

  • 1. “El desbordamiento del corazón agradecido”.
  • 2. “La efusión del alma reposada ante la presencia misma de Dios”.
  • 3. “Lo que hace el corazón cuando se ocupa, no de sus necesidades, ni de sus bendiciones, sino cuando se ocupa de Dios mismo”.
  • 4. “La ofrenda que brota del corazón que ha conocido al Padre como Dador, al Hijo como Salvador, y al Espíritu Santo como Huésped residente”.

Y eso es lo que venimos a hacer en este día: ADORAR.

«…Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come. 32 El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis. 33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? 34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra…» Juan 4:31-34.

Esto es poner las prioridades en orden correcto. «…Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas…» Mateo 6:33.

III. PREPAREMOS NUESTRA BIBLIA é HIMNARIO.

¿Pues de que sirve un soldado sin rifle? Lo matan.

Si no tienes una Biblia gasta tu dinero en una buena Biblia, que las cosas de Dios te llamen la atención, no las del mundo, en el que a veces gastamos más que en las cosas de Dios, por ejemplo: un concierto, el cine, un disco de algún grupo del momento, etc.

Recordemos el caso del Eunuco Etíope quien regresaba de Jerusalén de adorar y tenia un rollo que correspondía al profeta Isaías.

El apóstol Pablo le encarga a Timoteo: «…Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos…»  1 Timoteo 4:13.

Dice el proverbista: «…Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto…» Proverbios 3:9-10.

«…En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor…» Romanos 12:11. Honra a Dios de esta manera, utilizando tus bienes en cosas de Dios.

IV. PREPARÉMONOS PARA LA 2da. VENIDA DEL SEÑOR.

¿Qué necesitamos hacer?

Estar bien con todos mis semejantes. «…Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. 22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. 25 Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel…» Mateo 5:21-25.

«…Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. 17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. 18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres…» Romanos 12:16-18.

Podemos decir que estamos bien con todos, pero ¿Cómo estamos con nuestra pareja?

  • «…Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo...» 1 Pedro 3:7.
  • «…Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor…» Colosenses 3:18.

¿Como estamos con nuestros hijos?

  • «…Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor...» Efesios 6:4.
  • «…Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor…» Hebreos 12:14.

Conclusión:

Bien en esta mañana hemos visto el tema:

Preparándonos para el día del Señor.

I. Preparemos la ropa adecuada para venir a adorar.
II. Preparemos nuestro cuerpo.
III. Preparemos nuestra Biblia y nuestro himnario.
IV. Preparémonos para la 2da. Venida del Señor.

Debemos estar adorando a Dios con todo nuestro corazón, pensemos en que hoy es nuestro último día de adoración ¿Cómo lo haríamos?

La invitación: «…Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta…» Romanos 12:1-2.

© Juan Martín Flores Muñiz

Acerca Juan Martín Flores Muñiz

También Revise

Claves de un ministerio

Claves de un ministerio

Predicas Cristianas Escritas .. A continuación vamos a resaltar a las siguientes claves para tener en cuenta, y aplicarlas a nuestro ministerio. Lo primero que

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *