Inicio / Predicas cristianas / La nueva vida

La nueva vida

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Colosenses 3:1-4

Introducción:

En el principio de los tiempos, se reunieron varios demonios para hacer una travesura. Uno de ellos dijo: “Debemos quitarles algo a los Cristianos, pero, ¿qué les quitamos?” Después de mucho pensar uno dijo: “¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser dónde esconderla para que no la puedan encontrar.”

Propuso el primero: “Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo”, a lo que inmediatamente repuso otro: “no, recuerda que tienen fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está.” Luego propuso otro: “Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”, y otro contestó: “No, recuerda que tienen curiosidad, alguna vez alguien construirá algún aparato para poder bajar y entonces la encontrará.”

Anuncios

Uno más dijo: “Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra.” Y le dijeron: “No, recuerda que tienen inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad.”

El último de ellos era un demonio que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás. Analizó cada una de ellas y entonces dijo: “Creo saber dónde ponerla para que realmente nunca la encuentren.” Todos voltearon asombrados y preguntaron al mismo tiempo: “¿Dónde?” El demonio respondió: “La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.” Todos estuvieron de acuerdo y desde entonces ha sido así: el cristiano se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la trae consigo

¿A cuantos de nosotros en dado momento no les gustaría que al dormir despertaran con una vida totalmente diferente? Creo que en muchos lapsos de nuestra vida es lo que a todos nos gustaría.

OT. En esta nueva vida…

I. Hemos resucitado con Cristo

Pablo comienza con dos palabras “SI PUES” esto nos quiere decir que “se supone que.” Ya hemos resucitado en Cristo. ¿A Cual resurrección se refiere Pablo? Lo que Pablo quiere resaltar es el bautismo; en el bautismo el cristiano muere y resucita. Al cerrarse las aguas como si se le enterrara, y al abrirse como si resucitara a una nueva vida. “… Porque somos sepultados juntamente con él á muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida…” Romanos 6:4

Si es así nosotros debemos surgir del bautismo como personas diferentes. ¿Dónde esta la diferencia?

A partir de ese momento debemos surgir con pensamientos diferentes, pensamientos que se centran en las cosas de arriba; dejamos de estar obsesionados por las cosas terrenales, las cosa pasajeras.

Anuncios

Pablo no nos esta proponiendo otro mundo que haga que nos retiremos de las ocupaciones y responsabilidades de este mundo para no hacer otra cosa que meditar en la eternidad. ¡NO! Ni siquiera Cristo que oro al Padre por nosotros, le propuso que nos quitara del mundo. “…No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal…” Juan 17:15

Pablo solo nos esta proponiendo principios éticos que hagan la diferencia en nuestra vida como cristianos. Debemos considerar ahora de que estamos en Cristo, debemos ver todas las cosas desde el punto de vista eterno y no vivir como si el mundo fuera lo único que importara. Debemos ya con esta vida tener una nueva escala de valores.

Las cosas que parecían importantes dejaran de obsesionarnos. Las ambiciones que dominan al mundo deben ser incapaces de impactarnos. ¿Cuántos han sido bautizados? Desde ese momento adquirió el compromiso y el sello definitivo de una nueva vida en Cristo Jesús.

Estamos en el mundo, usaremos cosas de este mundo, pero de una manera nueva. Valoraremos más el dar por encima de obtener, servir por encima de dominar, perdonar por encima de vengarse. ¿Como podemos cumplir con esto?

II. Estando escondidos en Cristo en Dios.

La vida del cristiano esta escondida en Cristo en Dios. ¿Usted tiene una idea que es estar escondido en Cristo en Dios? Usted tiene al Ser todopoderoso que lo ama a usted, que lo Protege a usted. Nosotros tenemos doble protección. Estamos escondidos bajo las alas del todopoderoso, estamos anclados en la roca que nunca se ha movido. “Ningún infernal ladrón puede violar la combinación de este cierre.”

Anuncios

Quiero mostrárselo de esta forma, con estas cajitas nosotros estamos escondidos en Cristo y Cristo esta escondido en Dios y no nos puede tocar el enemigo. Pero nosotros podemos alejarnos de Dios, y ya no gozar de este privilegio. El problema es que cuando no queremos vivir escondidos en Cristo en Dios, nos exponemos a los ataques del enemigo, a las tentaciones del enemigo.

Salirse de la cobertura de Cristo, es declararse abiertamente presa fácil del enemigo. Hay otra cosa mas en este versículo. Lógicamente lo que esta escondido no puede ser visto; el mundo no puede ver la vida de un príncipe celeste y heredero de todas las riquezas de Dios, en un mendigo harapiento ni en una pobre viuda, vieja, de piel arrugada por los años y los sufrimientos; pero si ese mendigo y esa anciana son creyentes son también hijos del soberano del universo y herederos con Cristo de todo lo que la adopción de los hijos les toca.

El mundo no puede descubrir el secreto del cristiano. Llegara el día cuando Cristo venga en gloria; y será entonces que el cristiano al que nadie reconocía compartirá esa gloria y todo el mundo le vera.

III. Cristo es nuestra vida

Pablo da a Cristo uno de los grandes títulos de la devoción. “Cristo, nuestra vida.” Uno de los títulos mas queridos por Pablo. “…Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia…” Filipenses 1:21

No solo con Cristo, sino que Cristo es la fuente y la esencia de nuestra vida, Pablo entendía esto perfectamente. Escribiéndole a los Gálatas les declara, “…con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo, yo, mas vive Cristo en mí: y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó á sí mismo por mí…” Gálatas 2:20

“Algunas veces decimos de alguien: ‘La música es su vida… El deporte es su vida… Vive para su trabajo…’. Esas personas encuentran la vida y todo lo que significa la vida en la música, el deporte, o el trabajo. Para el cristiano, Cristo debe ser su vida. Jesucristo domina su pensamiento y colma su vida”

Es Cristo nuestro vivir, nuestro movernos, nuestro andar, nuestro reposo, nuestro trabajar, nuestro reír, todo. Es una vida canjeada, ya no más yo, sino Cristo. Hay tres frases de Pablo que nos hacen entender que es Cristo:

  • “Cristo en nosotros”, “Cristo, nuestra vida”, “Cristo el todo en todos y en todo”.
  • “Cristo en Nosotros” La palabra “en” podemos reemplazarla por “dentro de”. “Cristo dentro de nosotros.

Amado, puede ser que tú no valgas mucho a los ojos del mundo, pero Cristo está dentro de ti y de mí. Esta es nuestra gloriosa realidad. “Cristo nuestra vida” el yo por Cristo, no existe mas mi sentir, sino el sentir de Cristo. El creyente no vive ya para su “YO”. Su vida ha pasado de ser “egocéntrica” a ser “teocéntrica.”

“Cristo el todo en todos” Esto parece ser la culminación. ¿Qué hay más alto que eso? Si Cristo es el todo en todos, significa que no hay nada aparte de Cristo. Él está al principio y al fin, delante y detrás, adentro y afuera, en lo íntimo y en lo externo. Cristo el todo, y en todos, en la iglesia, en los ángeles, en todos los seres espirituales, en todos.

Conclusión:

Muchas veces nos sentimos impotentes, sin esperanzas, derrotados y tomados por el miedo. Miedo de no conseguir levantar nuevamente; miedo de las críticas por causa de un fracaso; miedo de abrir los ojos y encarar aquéllos que confiaban en nosotros.

Pero, por peor que sea nuestra situación, por mayor que sea nuestra frustración, por más que las circunstancias griten que la derrota es inminente, siempre valdrá a pena cantar, mismo que en el íntimo del alma, “Jesús, confío en Ti Eres mi esperanza, Eres mi fuerza, Eres mi alegría. Sé que Tu transformarás mi derrota en victoria”, puesto que tu eres mi resurrección, siempre estaré escondido en ti, por siempre serás mi vida.

© 2013. Mayra Rubio

Acerca de Mayra Rubio

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *