Inicio / Predicas cristianas / Encontrando nuestra herencia

Encontrando nuestra herencia

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

1 Pedro 3:9-12

Introducción:

En estos tiempos en que hemos aceptado y nuestro Señor Jesucristo como único y suficiente Salvador, nuestra vida ha cambiado, hemos visto grandes bendiciones, y nuestro camino debe ser de continuo a la transformación; porque ya no somos los que éramos anteriormente.

Somos personas que hemos sido transformadas, renovadas, que Dios en ese anhelo de que volvamos los ojos a Él, nos permitió tomar decisiones que nos llevaron al camino de perdición y bueno aquí quiero hacer una aclaración y no es que Dios haya permitido nuestro mal proceder; es que el simplemente nos respeta cuando tomamos decisiones equivocadas, pues nos dio libre albedrío.

Anuncios

Y como todos sabemos dice la palabra de Dios que hay dos caminos (Mateo 7:13-14), así que es uno es el que decide. Y bueno pues este año hemos decidido seguir por el camino estrecho.

Pero sé, así como usted que esto no ha sido fácil y mas para los que tienen poco tiempo de haber decidido tomar el camino estrecho; nos cuesta trabajo SI, pero aquí en esta congregación en especial nadie les dijo que era fácil.

Aquí si les decimos la verdad para que no se sientan sorprendidos y bueno básicamente se debe a que con anterioridad los argumentos o decisiones se tomaban en estado inconsciente y ahora que hemos aterrizado en la realidad todo esto se torna difícil, porque ahora si nos da miedo tomar una decisión, porque ya estamos viendo lo difícil que es tomarlo a la ligera.

Y que cuando actuamos con ligereza, pues ya sabemos todas las consecuencias que acarreamos. Y ahora pues tenemos que actuar de manera diferente y esto es lo que cuesta trabajo. Hay muchas personas que aun que han decidido seguir a Jesucristo, no les gusta aceptar la transformación. Y bueno el apóstol Pedro nos dice cual es o será su consecuencia Vers. 12b.

Este pasaje lo vamos a dividir en tres puntos importantes para este año nuevo que ya viene y son los siguientes: nuestra herencia, nuestro comportamiento y nuestra promesa.

I. Nuestra herencia

Así es amado hermano nuestra herencia ha sido que al ser aceptados como Hijos de Dios recibimos una hermosa herencia y Vers. 9. ¿Cual es esa hermosa herencia? Se llama bendición amados hermanos (as).

Anuncios

Y sabe que nadie más la puede recibir más que nosotros porque ahora de nuestras bocas ya no salen maldiciones ya no pagamos, mal por mal, ahora refrenamos nuestra lengua del mal y nuestra lengua ya no habla engaño ya no habla mentiras.

Y bueno es triste ver como el mundo está atrapado en todas estas maldiciones y es por esto que no hay paz en sus vidas aunque las personas digan que la tienen; pero en realidad todo esto esta oculto. Como una vez usted y yo estábamos y nos mostrábamos como buenas personas; pero nuestras vidas estaban destrozadas.

Hoy nuestra herencia se llama bendición.

Y aquí podemos observar como nuestro señor nos lleva en un crecimiento constante; primero nos rescato y nos llamo hijos; segundo nos dio salvación y tercero ahora nos da bendición.

II. Nuestro comportamiento

Vers. 11. Así es apartarse del mal y hacer el bien; ¿cuantos quisiéramos a veces regresar un paso atrás aunque sea tantito?; cuando observamos que al vecino que no es cristiano y le va bien y tiene todo, y tiene dinero, y sabemos que es adultero y la va bien. Y decimos cómo es posible que Dios permita que sucedan estas cosas.

No, Dios no permite que sucedan estas cosas él le dio libre albedrío como te lo dio a ti y a mí y antes de conocerlo también hacíamos estos terribles actos; solo que el ser humano tiene una problemática, no le gusta sufrir y cuando ha pasado un tiempo y empieza a tener cambios y buenos a su vida; y empieza a sufrir alguna serie de penalidades que están dentro del proceso de la transformación divina; luego entonces empieza a buscar una solución a su conveniencia y no a la conveniencia de Dios y aunque estén espiritualmente en desorden les va bien; viene la recriminación hacia Dios.

Anuncios

Acerca de Javier Gaviño García

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *