Inicio / Predicas cristianas / Cuando Dios otorga una sabiduría sorprendente

Cuando Dios otorga una sabiduría sorprendente

Mensajes Cristianos | Predicas Cristianas

Texto Biblico: Daniel 5

Los estudios biblicos nos enseñan que en cierta oportunidad, el rey Belsasar, hijo del rey Nabucodonosor de Babilonia, ofreció un gran banquete para su corte real, bebió mucho y se emborrachó. En su ebriedad mandó que se trajeran ciertas copas de oro y plata que su padre Nabucodonosor, había robado del templo de Jerusalén, para beber en ellas junto a sus nobles, sus esposas y sus concubinas, al mismo tiempo que declaraban alabanzas a dioses paganos.

En ese momento de euforia, pecado y sacrilegio, apareció una mano, que escribió algo en la pared, en una lengua no conocida por el rey. ¿Se imagina eso? el rey Belsasar se asustó muchísimo.

Anuncios

Los estudios biblicos y predicas cristianas nos revelan que la Palabra de Dios cuenta que se puso pálido, sus rodillas temblaban y casi no podría sostenerse. Mandó llamar a todos sus hechiceros, astrólogos, adivinos y sabios, para que le dijeran que es lo que había escrito la mano en la pared, pero nadie pudo determinar el significado.

Se armó un gran escándalo, y la reina se dio cuenta del problema, entró en la sala y dijo al rey Belsasar que se tranquilizara, que en su reino había un hombre espectacular, con una gran sabiduría, y que cuando Nabucodonosor, su abuelo, era rey, fue nombrado jefe de todos los sabios del reino, ella pronunció esta palabras: “ese hombre tiene una mente aguda, amplios conocimientos, e inteligencia y capacidad para interpretar sueños, explicar misterios y resolver problemas difíciles” (Daniel 5:12).

La historia completa, usted puede leerla en el capítulo 5 del libro de Daniel, termina trágicamente para ese rey pagano, llamado Belsasar.

El objetivo de esta predicación, es mostrarle lo que nuestro Dios puede hacer con un hombre o una mujer que decide vivir conforme a su corazón.

Los estudios biblicos y predicas cristianas nos enseñan que Daniel fue un hombre que amaba a su Dios, y estuvo dispuesto a pagar el precio que fuera necesario para que su vida fuera agradable a Él. Nuestro Dios le otorgó uno de los mas excelentes dones que un cristiano pueda recibir, el don de sabiduría.

Las predicaciones nos instruyen que la palabra de Dios enseña que como creyentes, tenemos la mente de Cristo (1 Corintios 2:16), y si tenemos la mente de Cristo, tenemos una sabiduría increíble, pero nuestro enemigo Satanás ha procurado convencernos que no somos nada, que somos insignificantes, que cualquier impío, incircunciso y pecador, que fue a la universidad y obtuvo un doctorado, tiene más capacidad que los redimidos por la sangre del Cordero.

Por muchos años, el pueblo cristiano se ha excusado en que la venida de nuestro Señor Jesucristo esta cerca, por lo que no es necesario prepararse académicamente, y esto a ocasionado que los puestos más elevados en nuestros gobiernos y empresas, sean ocupados por pecadores, que ningún temor tienen de nuestro poderoso Dios.

Los estudios biblicos y predicas cristianas nos enseñan que la Palabra de Dios nos ha declarado cabeza y no cola (Deuteronomio 28:13), Dios quiere usarle para hacer cosas grandes, no rehúse más el llamado del Señor de ser un líder con una tremenda influencia, que impacte no solo a su comunidad, sino a las naciones, desde la trinchera en que Dios lo ponga. Tome cada reto en su carrera profesional y en su vida, como una maravillosa oportunidad de Dios para utilizar la sabiduría que él le ha provisto.

Anuncios

Busquemos el rostro de Dios cada día, y pidamos que nos de su sabiduría, para ver siempre las cosas desde su punto de vista, y saber responder de acuerdo a su voluntad.

LA DECISIÓN MAS IMPORTANTE DE SU VIDA

Si usted aún no ha hecho una declaración de fe, en el Señor Jesucristo, le animo a hacerlo en este momento. Dios le ama a usted, y estuvo dispuesto a entregar a su hijo Jesucristo, para que si usted cree en él, tenga vida eterna (Juan 3:16).

Todos hemos pecado, y ese pecado nos separa de la gloria de Dios (Romanos 3:23). Dios muestra su amor por nosotros, en que aun siendo pecadores, Cristo murió por nosotros (Romanos 5:8). Si usted confiesa sus pecados en oración, él es fiel y justo para perdonarlos, y limpiarle de toda maldad (1 Juan 1:9).

Todos los que le reciben y creen en su nombre, les otorga el privilegio de ser Hijos de Dios (Juan 1:12).

No pierda esta oportunidad, reciba a Cristo en su corazón hoy.

Anuncios

© Dario Eguizabal

Acerca de Dario Eguizabal

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *