Inicio / Predicas cristianas / El Dios que fabrica el mundo

El Dios que fabrica el mundo

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Una gran verdad de nuestro tiempo, es ver la gran cantidad de personas que profesan ser cristianos, que dicen que creen en Dios. Esto es algo que menciono, ya que al predicar el Evangelio, cumpliendo la gran Comisión de nuestro señor Jesús nos ha dejado, es muy común oír entre las personas a las cuales se les lleva el Evangelio, la respuesta de que ellos sí creen en Dios, claro que, con una particularidad con la cual terminan su “declaración de fe”, ellos dicen que creen en Dios pero a la manera de ellos. Por la Palabra de Dios sabemos que esta respuesta no es escritural. Pregunto yo ¿cuantos de ustedes no han oído esta respuesta cuando ustedes le han mencionado acerca de Jesucristo, o acerca de su Santa palabra?

Bueno, la realidad es que ellos realmente no creen en el Dios que la Biblia nos revela, sino que creen en un Dios que han fabricado en sus propias mentes, en un Dios que es producto de su imaginación corrompida, ellos tienen una perspectiva errónea de Dios influenciada por el enemigo. Un ejemplo muy evidente de esto, es la infinidad de denominaciones en relación a las incontables divisiones que ha sufrido la Iglesia cristiana. Esto sin mencionar, a las muchas sectas, que aunque no provienen de una institución específica, creen en un ser superior.

Ahora, examinando esto desde el punto bíblico, vamos a meditar en las siguientes preguntas: ¿cuál es el gran problema en el que se hallan las personas que dicen creer en Dios a la manera de ellos? ¿Cuál es la razón de que muchos tengan esta forma de pensar? ¿Puede existir una relación entre creer en Dios a la manera del hombre y a su vez agradar a Dios? Con la ayuda del Espíritu Santo, nos centraremos en el desarrollo de estas preguntas, por medio del mensaje de hoy. Vayamos ahora a las Escrituras.

Salmos 14:1-7Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. 2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. 3 Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 4 ¿No tienen discernimiento todos los que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Jehová no invocan? 5 Ellos temblaron de espanto; Porque Dios está con la generación de los justos. 6 Del consejo del pobre se han burlado, Pero Jehová es su esperanza. 7 ¡Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel! Cuando Jehová hiciere volver a los cautivos de su pueblo, Se gozará Jacob, y se alegrará Israel.

Anuncios

Demos un paso a través de la historia, aunque breve, muy importante en torno a los versículos bíblicos que hemos leído, para tener una perspectiva general con relación al contexto de los pasajes que son objeto de nuestro estudio. Luego de ser ungido como el Rey de Israel, por elección de Dios, el joven David tuvo que atravesar por diversas pruebas, y muy grandes, con relación a su fe, las mismas que nos desaparecieron aún después de haber asumido el poder como rey de Israel. Después de ser ungido por Dios como el Rey de Israel, desde muy temprana edad, a David le toco pasar por diferentes y grandes pruebas de fe, y aun después de asumir el trono, las pruebas no se detuvieron (1 Samuel 16:12-13; 1 Samuel 17; 1 Samuel 19; 1 Samuel 27:1-4; 1 Crónicas 14:8). Es preciso mencionar, que aunque de David se dijo que era conforme al corazón de Dios, no fue un hombre totalmente perfecto (2 Samuel 11:1-4; 2 Samuel 11:14-17) Puesto que, es de conocimiento común, que David fue vencido por sus propios deseos, permitiendo así que el pecado entrara en su vida.

Aunque, también sabemos por la Palabra de Dios que David reconoció sus pecados y se arrepintió de ellos (Salmos 51). El motivo por el cual les menciono estos acontecimientos en la vida de David, es porque quiero decirles, que nosotros también atravesaremos por diferentes situaciones que pondrán a prueba nuestra fe, y nuestra fidelidad a Dios. También habrán ocasiones en que las tentaciones aparecerán en medio de las pruebas, y que debido a que sabemos que no somos totalmente perfectos, debemos luchar de forma inmediata contra cualquier impulso o deseo que se levante en nuestra carne, para no caer, aunque habrá momentos en la que nuestra fe se debilite, hasta el punto de terminar caídos.
No tenemos, lo que se nos dice en estos versículos: “…Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. 2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. 3 Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno…” Esto describe la manera en la cual el mundo se ha conducido, ya que esto no es de ahora, puesto que a lo largo de la historia el mundo ha estado lleno de personas corrompidas, las cuales practican toda clase de abominaciones para Dios. El hombre ha sido llevado por sus propios deseos y pensamientos, reemplazando la voluntad revelada de Dios en la Biblia, por sus razonamientos corrompidos, los cuales han tenido siempre como base todos sus deseos carnales.

Esta es la razón por la que muchos desean creer en Dios conforme a su manera. Pues el Dios que ellos han creado sus mentes corruptas, no se opone a todos sus deseos e impulsos carnales por los cuales son ellos llevados. Pero hay algo cierto en todo esto, que el seguir en el camino del Dios que ellos han inventado, será un camino que terminará en la destrucción eterna. Así que, no caigamos en esto, discernamos bien cada situación. No caigamos, por el hecho de querer satisfacer nuestros deseos carnales, en el de llegar a creer en Dios a nuestra propia manera. Ya que por medio de esto, terminaremos rompiendo casa usando de los mandamientos de nuestro Dios y alejándonos de su voluntad revelada.

Siguiendo con la predicación de hoy, leemos: “… ¿No tienen discernimiento todos los que hacen iniquidad, Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Jehová no invocan? 5 Ellos temblaron de espanto; Porque Dios está con la generación de los justos. 6 Del consejo del pobre se han burlado, Pero Jehová es su esperanza…” Estos versículos también describen de una forma muy ilustrativa, la condición en la cual se encuentran muchos que profesan ser cristianos, ya que en ellos no existe el debido discernimiento en cuanto a su propia iniquidad. Existen muchos hoy en día, muchos llamados líderes o pastores, que su intención es como la que aquí se menciona: “…devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Jehová no invocan…” Así es, estos llamados líderes, se dedican a devorar la grey del Señor. Sí, ellos tuercen la verdad revelada de Dios, con el único fin de satisfacer sus propios deseos. Amados, pero como bien lo dice la palabra de Dios, Él no puede ser burlado.

Querer creer en Dios a tu forma o a tu manera, eso sería idolatría, puesto que has creado un Dios de acuerdo a la imaginación existente en tu propia mente, y no de acuerdo a la forma en la cual Dios se ha revelado en su Palabra. Hermanos, como siempre yo les he mencionado, la vida del cristiano no es fácil, puesto que tenemos muchos factores en nuestra contra, como nuestra propia carne, el enemigo y el mundo. Pero a pesar de todo esto debemos luchar dependiendo siempre de Dios. Sé también, que en ocasiones terminaremos perdiendo una que otra batalla, en ocasiones puede que terminemos pecando contra Dios. Y cuando suceda esto debemos recordar que tenemos abogado en el cielo. Con esto tampoco quiero decir, que tenemos luz verde para pecar. Gracia no es sinónimo de libertinaje, veamos lo que nos dice el apóstol Pablo en referencia a esto, leamos en Romanos 6:1-2: “… ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?..” Amados, la palabra de Dios es inalterable, ella nunca cambiará.

Hermanos, es imposible agradarle a Dios, a la vez que sólo creemos en Él, de una forma conveniente, bien llamado “a nuestra manera”. No podemos hacer esto, no podemos sentarnos un Dios que vaya conforme a nuestros propios pensamientos y deseos. Eso simplemente sería idolatría.

Esto es algo claro que se nos enseña en Proverbios 14:12: “…Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte…” Es por eso que, el camino en el cual Dios es conforme a nuestros propios pensamientos y deseos, es un camino cuyo fin será la destrucción eterna. Hermanos, esto bien podría ser llamado idolatría, y por ser idolatría terminaría reflejando perfectamente una infidelidad a la verdad revelada de Dios. En otras palabras quiero decirles, que estaríamos adulterando. -Usted está exagerando pastor-, podría ser una refutación de alguien.

Anuncios

La verdad no creo que esté exagerando. Les explico, quien aquí no sabe lo que significa el adulterio. Bueno, sé que todos me responderán que el adulterio es la infidelidad que existe dentro de un matrimonio, y también considerado una gran tradición.

Ahora, seamos más específicos para poder entender mucho mejor esto. Por medio de numerosos estudios bíblicos, hemos aprendido que la Iglesia es llamada la novia, cuyo novio es Cristo. ¿Qué quiero decir con todo esto? Pues bien, al querer formar un Dios en nuestras mentes conforme a nuestros propios pensamientos, estamos siendo infieles al único Dios verdadero, el cual se nos ha revelado en las Escrituras. Veamos lo que nos dice el propio Señor en referencia a esto, leamos en Mateo 12:39: “…El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás…” Esta reprensión hecha por nuestro señor Jesucristo hacia los escribas y fariseos, fue en base a que ellos habían apartado de la verdad de Dios. Ellos habían formado un Dios conforme a sus propias tradiciones, rituales, ceremonias y costumbres.

Para concluir. Leamos el último de todos estos versículos que han sido objeto de nuestro estudio: “… ¡Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel! ¡Cuando Jehová hiciere volver a los cautivos de su pueblo, Se gozará Jacob, y se alegrará Israel!” Aquí vemos como David eleva su deseo a Dios, el deseo de un Salvador que los liberase de su cautividad, de la cautividad del pecado. Como cristianos, como hijos de Dios debemos buscar conocer a Dios y creer en Él de la forma que Él se nos ha revelado en las Escrituras.
Hermanos, Dios no será indiferente a nuestro deseo, si es un deseo sincero, de encontrarle y conocerle tal y como Él dice que es. Entonces, cree en Dios, pero no lo hagas de la forma equivocada, tal y como lo dice el apóstol en Santiago 2:19: “…Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan…” Así que, les instó a ustedes hermanos, que crean en Dios, que le busquen, que le conozcan, pero háganlo de la forma en la cual Dios se ha revelado en las Escrituras. Ése es el único medio verdadero para conocerle su Santa Palabra, así que comienza hoy, sumérgete en la Palabra de Dios, pide la guía del Espíritu Santo, que te lleve a conocer al único Dios verdadero, si lo pide oración sincera, estoy seguro que Dios se te revelará, y se te dará a conocer de forma verdadera.

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. Descubriendo a Dios

Descubriendo a Dios

Predicas Cristianas.. El ego hace que el hombre sea orgulloso y que desprecie a Dios con sus pensamientos y acciones, ese orgullo hace que el hombre...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *