No existe ni un solo justo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Romanos 3:9-23

Predica de Hoy – No existe ni un solo justo

Una equivocación muy reiterada en las personas que realizan es pensar que no están haciendo nada malo. Estoy más que seguro que la mayoría de las personas dirían de esta forma es porque cuando se imagina en realizar algo malo, la gran cantidad de las personas piensan en los delitos más fuertes.

Cuando se comenta de realizar algo malo de inmediato pensamos en los homicidios, violaciones, atracos a mano armada, hurtos y cosas por el estilo. Pero la enorme realidad del tema es que nadie dentro de nosotros es perfecto, ninguno de nosotros esta sin falla alguna.

Es sencillo pensar que hacemos todo lo correcto, es sencillo pensar que no se tiene falla alguna, es sencillo percatarnos de los defectos de los demás pero no es nada fácil aceptar nuestras propias fallas, ¿Verdad?

Ahora una cuestión para meditar, ¿Si se nos manifestara con certeza nuestras propias fallas, estaríamos preparados para cambiar? Hoy quiero que hagamos una retrospección y nos realicemos esta pregunta. Pasemos ahora a la palabra de Dios.

Marcos 10:17-22Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? 18 Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios. 19 Los mandamientos sabes: No adulteres. No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. 20 El entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud. 21 Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. 22 Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

Deseo que empecemos observando atentamente un detalle, deseo que observemos atentamente la forma que este joven se acercó a Jesús. En estos versículos leemos “…vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él….”

En este diminuto fragmento hallamos dos actos de gran importancia, en este diminuto fragmento el enorme sentido de prisa que tenía en la vida de este joven y hallamos la especificación de una persona que va en la búsqueda de Dios con un corazón enteramente disponible a admitir su voluntad.

Este joven llego con prisa, entonces lo primero que podemos observar acá es que este joven tenía una necesidad enorme en lo que realizaba. Observemos atentamente que nos especifica que camino sino que fue a toda velocidad hacia la presencia del maestro.

Él no podía aguantar, él estaba deseoso, él anhelaba conocer cómo podría obtener una la bendición de la vida eterna. Segundo hallamos que doblo la rodilla frente a Él, es decir notamos la humildad y un corazón disponible a admitir la voluntad de Dios.

Si mediamos un instante el acto, estoy seguro que todos caeremos en cuenta que la gran cantidad de personas no son muy distintos a este joven. Comento esto porque cuando las personas se acercan a los pies del señor, las personas llegan ansiosas de saber más y se acercan deseosas de probar el poder de Dios en su vida.

Normalmente las personas se acercan con un corazón disponible a adquirir conocimiento y a admitir la voluntad de Dios. Normalmente las personas se acercan necesitadas de la Palabra y permanecen así por un lapso de tiempo, esto es lo que muchos dicen o conocen como el primer amor.

Pero desafortunadamente una gran parte de estas personas después de tener un tiempo en el evangelio van abandonando ese interés por las cosas de Dios y ese primer amor se va colocando frio. El mayor motivo de que suceda esto es porque el hombre comúnmente es desesperado.

Aborrecemos esperar y mucho también caen en la equivocación de pensar que una vez acercados a los caminos del Señor todos los inconvenientes se extinguirán de su vida. Demasiados caerán en la equivocación de pensar que Dios les otorgara todo lo que desean cuando lo pidan. +

En este momento no deseo que me malentiendan, en la palabra si exploramos hallaremos que Jesús nos dice en Mateo 7:7-8Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Así pues sin temor alguno tenemos un juramento de que se nos otorgara todo lo que deseemos en oración pero no tenemos que pararnos únicamente en esos versículos, debemos que leer la enseñanza completa.

Está muy claro que Dios anhela bendecir a su pueblo pero en múltiples ocasiones nosotros le pedimos cosas que no nos corresponden. Tengamos presente que militamos a un Dios omnipotente y que Él conoce perfectamente lo que nos puede perjudicar. Observemos bien como Jesús lo especifica correctamente en Mateo 7:9-11¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Como les comente el otro inconveniente que existe también es que normalmente las personas son desesperadas, cuando pedimos algo lo queremos al instante pero con Dios no anda de esta forma. Si pedimos algo y esto nos corresponde, y es algo que nos cause ningún daño, podemos tener plena confianza que se nos será otorgado tal como lo prometió Jesús, pero hay que tener siempre presente que esas cosas ocurren en el tiempo de Dios y no a nuestro tiempo.

Tengamos presentes que tenemos que ser pacientes ya que Dios no tiene en cuenta el tiempo como nosotros, recordemos lo que nos dice la palabra 2 Pedro 3:8Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

Ver también

El arrepentimiento | Predicas Cristianas

El arrepentimiento

Predicas Cristianas. El verdadero arrepentimiento tiene que ver con el dolor. Dolor es un sentimiento donde el ser humano expresa un estado emocional...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *