Inicio / Predicas cristianas / Ama a la mamá de tus hijos – Sermon

Ama a la mamá de tus hijos – Sermon

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

«…Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo…» 1 Pedro 3:7

Para poder ser un padre exitoso, antes, tengo que ser un esposo exitoso. El plan de Dios para el hogar firme, es que los papás sean padres de tiempo completo, disponibles para sus hijos las 24 hrs, los 7 días de la semana, los 365 días del año. Y sabemos que nuestros niños sufren cuando un matrimonio termina en divorcio.

Es por eso que bien se ha dicho que la cosa más grande que un padre puede hacer por sus hijos es amar a su mamá. Si hay algún grupo de personas que debería tener matrimonios exitosos somos los cristianos, porque tenemos una ayuda divina en la Biblia, y sin embargo, muchos estamos fallando.

Mi primer matrimonio también sufrió los embates del enemigo, pero con la gracia del Señor trato de mantenerme firme con el compromiso que Dios me dio al convertirme en padre. Pero todo esto no lo descubrí, si no hasta que el Señor toco mi corazón, hasta ese momento pude ver el terrible efecto que tuvo en mi hija este acontecimiento.

Anuncios

Pero ahora es distinto hermanos, gracias al Señor todo poderoso, en este matrimonio, que él me regalo, cuento con un ser maravilloso que no nada más me acepto con todos mis defectos, sino que también me regalo la oportunidad de ser Padre nueva mente y aceptar a mi hija como propia. Es por eso que les digo, amen a la madre sus hijos.

Howard Hendricks dijo: si tu cristianismo no sirve en casa, entonces no sirve. Así que si queremos ser buenos padres, debemos concentrarnos en ser buenos esposos. Veamos lo que el apóstol Pedro (un hombre casado) escribió al respecto: 1 Pedro 3.7, «…Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo…»

Ahora vamos a exponer 4 ingredientes en esta predicación, que los esposos debemos aportar en nuestra relación con nuestras esposas.

I. UN SÓLIDO COMPROMISO

«…Vosotros, maridos…»

A) Un esposo es un hombre casado.

Todo hombre casado está comprometido a ser un hombre de una sola mujer. Es un hombre que ya está fuera de circulación. Recordemos que hemos jurado ser el uno para el otro… hasta que la muerte nos separe.

Nuestra esposa no debe ser la primera mujer en nuestra vida, debe ser la única mujer en nuestra vida. Mark Twain hablaba de la poligamia con un mormón en Utah. Este hombre le preguntó que si había un versículo en la Biblia en contra de la poligamia. Twain respondió: Sí. «Ninguno pude servir a dos señores.

Anuncios

Recordemos siempre que hemos tomado a una mujer para amarla cada día: sin excusas, sin excepciones. Debemos decirle cuanto la amamos, que siempre y para siempre ella es y será muy especial en nuestra vida.

B) La relación con nuestra esposa toma prioridad sobre cualquier otra relación.

Cualquier otra cosa que irrumpa esa relación, está en el lugar equivocado; familia, amigos, el ministerio, cualquiera. Es más relevante en la obra del Señor sacar adelante a nuestro matrimonio, que cualquier otro trabajo, puedes fallar como doctor, abogado, economista, maestro, Presidente del país; pero es imposible servir a Dios en el ministerio cuando se ha fallado en el hogar.

II. COMPAÑERISMO

«…vivid con ellas…»

A) Muchos matrimonios sufren hoy simplemente por no pasar tiempo juntos.

Anuncios

Las actividades diarias, otras mujeres, el estrés e intereses externos han destruido hogares. Si queremos mostrarles a nuestros hijos que amamos a su mamá, es necesario pasar el mayor tiempo posible con ella.

B) La escena típica.

Papá llega, come, hace sus cosas, lee el periódico, ve la TV, sale con sus amigos, etc. Esto envía un mensaje a nuestros hijos: hay cosas más importantes que mi esposa y mi familia. Todos «tenemos muy poco tiempo», sin embargo, una parte significativa de ese tiempo debemos pasarlo con nuestra esposa, porque, ¿cuánto tiempo pasamos con ella? No sólo CERCA de ella, o en la misma habitación.

Pedro dice, con ellas, para compartir intereses comunes, responsabilidades del hogar y de los hijos, hacer cosas ordinarias. Las relaciones sólidas se construyen pasando tiempo juntos, y dedicándole tiempo de mucha calidad.

Acuérdate de cuando era tu novia y querías quedar bien con ella hasta te bañabas.

III. COMPRENSIÓN

«… sabiamente..» (Pedro usa una palabra que significa «entendimiento»)

A) El matrimonio requiere sensibilidad.

Encontré esta descripción chusca de la mujer, en relación a sus propiedades físicas y químicas: Por las mismas razones desconocidas, de igual manera hierve y se congela espontáneamente; se derrite si se le da un trato especial, pero se vuelve amarga si se le da un trato inapropiado.

B) Debemos estar sensibles a sus sentimientos.

Acerca de Jorge Romero

Ver también

Bosquejos para Predicar - Cómo prosperar en tiempos de crisis

Planes de Dios

Predicas Cristianas, A todos nosotros nos gusta pensar que el futuro va a traernos cosas buenas sabiendo que en Cristo lo mejor está por venir ..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *