Inicio / Predicas cristianas / La bendición de ser madre

La bendición de ser madre

Predicaciones Cristianas – Predicas Cristianas

En estos días estamos celebrando en México y en muchas partes del mundo a las mamás. Así que esta palabra ha sido preparada para honrar a todas las madres de Plenitud en Cristo, y a todas las que nos visitan.

La doble bendición.

Ser mujer y madre son dos bendiciones de Dios para sus vidas. Dios les ha dado a las mujeres el honor de participar de una manera muy especial en el milagro de la vida. Sus vientres son el recipiente del soplo divino que da la vida a un nuevo ser y que Dios anhela se convierta en su hijo, que con el paso del tiempo, cuando tenga plena conciencia, acepte a su Hijo como su único Señor y Salvador.

Cada hijo nacido del vientre de una mujer, es la manifestación de la voluntad de Dios, de que ese nuevo ser le sirva, le adore y le honre.

Anuncios

Dios no cambia.

La Palabra enseña que Dios no cambia, así que Dios siempre para cada madre que da a luz un hijo, el mismo pensamiento que tuvo para María, cuando dio a luz a su Hijo.

Lucas 1:28 «…28Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres…»

Cada vez que nace un bebé, Dios le dice a la madre: eres muy favorecida y bendita entre las mujeres, ¿Cuáles mujeres? Las que no están de parto.

María dijo cuando supo que ella sería madre del Hijo de Dios:

Lucas 1:47 «…47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. 48 Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones…»

María es bienaventurada entre todas las generaciones de la tierra, desde hace poco más de dos mil años todas las generaciones hemos dicho que María es bienaventurada entre todas las mujeres, porque de su vientre nació el santo Hijo de Dios, esto también es para ti, tus generaciones te dirán bienaventurada, a María se lo dirán todas las generaciones, a ti te lo dirán tus generaciones, tus hijos, los hijos de tus hijos, y los hijos de los hijos de tus hijos. Cuando diste a luz a tus hijos, en cada uno de ellos, Dios te hizo muy favorecida, te hizo bienaventurada que significa, doblemente bendecida.

Anuncios

¿Cuantos hijos creen que su madre es doblemente bendecida por Dios? Esto nos hizo ponerle como título a esta predicación: La bendición de ser madre.

DOLOR QUE DA VIDA

Dar vida siempre duele, Tener hijos duele, ¿verdad mamás? Pero ya no sabe que duele más, si cuando nacen o cuando tiene que educarlos, ¿o no?

Juan 16:21 «…21La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo…»

(TLA) Juan 16:21 «…21 »Cuando una mujer embarazada está dando a luz, sufre en ese momento. Pero una vez que nace el bebé, la madre olvida todo el sufrimiento, y se alegra porque ha traído un niño al mundo…»

Las cosas buenas de nuestra vida son como el proceso de tener un hijo. La concepción es placentera, dar a luz es doloroso, pero cuando se hacen realidad es un gozo. Cuando Dios te llama a su servicio estás gozoso pero sufres el día que te enfrentas al Ministerio, pero cuando ves uno más ganado para Cristo es un gozo. El día que te inscribes a la escuela o a la universidad es placentero, pero cuando te enfrentas a los exámenes, parece que tuvieras dolores de parto, pero cuando te gradúas hay un gozo muy especial. El día que te casas es todo alegría, pero cuando enfrentas las situaciones propias del matrimonio, son también como dolores de parto, y en algunos casos, más fuertes y difíciles, pero cuando tu matrimonio es restaurado y comienza a caminar bien, el gozo es mayor que el dolor que pudo haber provocado.

Anuncios

Dios en Su sabiduría tiene muy claro que sólo una madre es capaz de soportar el dolor y la angustia de cargar con los hijos con el corazón agradecido.

La sociedad vs. la mujer.

Madre, nunca dejes que el dolor opaque tu amor. La sociedad moderna a veces te presiona y te quiere hacer sentir mal porque decidiste criar y levantar a tus hijos, sacrificando incluso tu superación personal o profesional. Muchas veces te critican hasta tus propios hijos porque dedicas tu tiempo y esfuerzo a ellos y no a desarrollarte como profesional. El diablo ofrece muchas cosas a la mujer a cambio de descuidar a sus hijos y estamos destruyendo a la sociedad.

Si tienes que trabajar y además criarlos pide fuerza extra al Señor pero no desistas en lo importante. Aunque estés desvelada o cansada, sigue educando y formando a tus hijos. No hay mejor satisfacción en la vida que ver a tus hijos exitosos y felices conforme al corazón de Dios.

Acerca de Pastor David Meza

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

¿Te has convertido?

Predicas Cristianas.. ¿Convertirse es solamente confesar a Cristo como Señor y Salvador”? ¿Cuándo se convierte una persona?, ¿Cómo se concreta la conversión?..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *