Inicio / Predicas cristianas / En medio de jaurías

En medio de jaurías

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

En esta ocasión empezare este estudio con chiste. Resulta ser que una organización estaba pagando $5000 por cada lobo vivo que se les trajeran.  Entusiasmados por la oferta dos hermanos decidieron salir al bosque y empezar la caza, estuvieron tres días caminando, pero; no encontraron ni tan siquiera una huella.

Era la cuarta noche y ambos decidieron dormir al amparo de las estrellas, sin embargo; uno de los hermanos despertó por un ruido, y cuando miro a su alrededor, vio que estaban rodeados de cien lobos feroces, que mostraban sus colmillos y sus ojos parecían en llamas por el reflejo de la fogata, los cuales avanzaban sigilosamente hacia ellos. El hermano que estaba despierto lentamente llamo al otro que aún dormía, y le dice, despierta que vamos a hacernos ricos; ¿divertido verdad?.

Bueno pero, porque la gracia; pues bien, la intención es demostrarles que como estos hermanos, muchos cristianos están en la misma situación; rodeados de lobos voraces, sin embargo; no son capaces de ver el ataque inminente del enemigo.

Para entender mejor, usaremos la Palabra de Dios y nos ilustraremos leyéndola, por favor abran:

Anuncios

Apocalipsis 3:7-13Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. 13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Es necesario saber, que cada suceso tiene un indicio el cual lo iremos poco a poco descubriendo, pues bien, Filadelfia era una ciudad de Asia menor, estaba localizada en la vía a Roma y esta fuertemente fortificada por sus murallas; era un ciudad privilegiada para el cultivo de uvas, cuya devoción era dada al dios del vino Dionysius. Filadelfia creció en poderío y riqueza, esta ciudad tuvo muchos nombres, y en la actualidad aún existe. Su nombre actual es Ala-sheshir que significa ciudad de Dios, bien con esta premisa sabremos interpretar muy bien cuando hablemos de Filadelfia.

Analizando un momento todo lo expuesto, pensamos, como cultura general está bien la denotación sobre Filadelfia y que era, sin embargo; queridos hermanos mi intención es hacerlos hacer en cuenta, que hablamos de una ciudad muy numerosa, pero, en la cual los cristianos somos muy pocos, muy pocos. Es decir, somos un grupo minúsculo en aquella inmensidad, no ejercían poder político, ni religioso; no era un grupo imponente ante sus sociedades.

Lo que tratamos de reflejar, es que aquellos cristianos como los actuales, estamos viviendo en una ciudad inmensa rodeada de lobos voraces dispuestos a atacar, ya lo afirmo Jesús cuando designó aquella comisión de los setenta que salieran a predica, leamos juntos Evangelio de Lucas 10:3 “…he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos…” Esto nos dice que para el mundo no somos importantes, pero; para Dios, sí; lo somos.

Bien, lo que iremos viendo a continuación es a quien se dirige esta misiva, la Palabra dice “…Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre…”, nótese que aquí Juan no va a escribirle a un ángel, aun ser celestial; sonaría algo absurdo, pues bien; aquí el termino ángel proviene de un vocablo griego denotado “aggelos” que significa “mensajero o uno a quién envía.”

Interpretando de mejor manera, la carta va dirigida al Pastor de la Iglesia para que sea impartida a toda la congregación en Filadelfia, vean como le vamos dando forma al estudio; sigamos, fíjense en lo siguiente “el Santo, el Verdadero” estos nobles, solo son concedidos a Jesús el cual es el único que pudo cumplir con la Palabra de Dios de manera fidedigna, veamos lo que nos dice el Apóstol Pablo en la carta Romanos 3:23 “…por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…”

Aquellos cristianos, estuvieron muchas veces en muchos aprietos y dificultades, la historia de Filadelfia nos dicta que era una localidad a pesar de ser rica e influyente, muy amenazadora por su posición geográfica; estoy seguro de que ellos estaban rodeados de lobos rapaces listos para atacar, sin embargo, ellos supieron revelar la fidelidad a Dios en todo momento. Bien veamos que más hay de manifiesto en esta preciosa Palabra, “Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.”

Anuncios

A que se refería Jesús con el término “puerta”, bien ¿ha abierto Dios alguna puerta para nosotros? Evidentemente es un si hermanos queridos, bien examinemos un poco más este término, esta palabra se deriva del griego “thura” usada para manifestar metáforas o parábolas de cosas que describen una oportunidad o de la entrada al reino de Dios, pues bien; en nuestro caso será de la Palabra de Dios; así que esta por mas decir, que Dios ha abierto más de una puertas en cada una de nuestras vidas, amen hermanos!!!

Actualmente, no nos damos cuenta que Jesucristo abrió puertas delante de nosotros, sin embargo; no somos capaces de avistar estas puertas y entrar por ellas, somos tan ciegos, que no podemos ver los obsequios de Dios para el mundo, sin embargo, Jesús nos manifiesta lo que hizo por nosotros. El abrió la puerta del Reino de Dios, para nosotros; hermanos Jesús no solo abrió la puerta del Reino de Dios, él también las puede cerrar; solo Él es el único que tiene ese poder, y ahora Él nos está diciendo ingresa por esa puerta, yo la abrí para ti. Siempre que demostremos fidelidad, que demostremos entrega y pundonor; las bendiciones no pararan, al igual que Jesús abrió las puertas de su Reino, también abrió las puertas aquí en la tierra. Muchos podremos decir, Jesús no ha abierto ninguna puerta para mí, si lo crees así; es porque no sabes que significa la puerta.

Una puerta querido hermano es la oportunidad de poder poner mis atributos al servicio de Dios, una puerta es una ocasión que Dios provee para hacer algo, es una ocasión para proveer diariamente la misión que tenemos en este mundo, la cual es presentarle al mundo entero su Palabra de Salvación, una puerta es una magnífica ocasión para entregarle al mundo esperanza y protección por medio de Cristo Jesús. Si me pusiera a contar, cuantas puertas abrió Jesús en mi vida, tomaría todo el día en ello, para detallarlo; sin embargo, les diré las dos más importantes que siento en mi corazón la primera el abrió la puerta para que yo predicara, y la segunda al abrió las puertas de este Templo, amen hermanos, den palmas al Señor.

Sin embargo, si reflexionan un momento notaran que el abrir las puertas de este Templo, no es lo más importante; lo más importante fue que yo cruce por esas puertas, me llene de valor y decido hacerlo, e ingrese en la misma. La problemática es que la mayoría de los creyentes, no se llenan de ese valor, de esa fuerza que solo Dios provee y no entran, están tan encerrados en sus preocupaciones, en sus falencias o al revés están encerrados en sus opulencias, que simplemente no ven las puertas abiertas.

Todo nos pasa porque no tenemos bien fundada nuestra fe, es tan débil y pasajera que nunca está a la altura de Dios; es por ellos que leeremos la Palabra de Dios para ir despejando más nuestras dudas, por favor leamos el Evangelio de Mateo 17:20 cuando nos dice “…Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.” Amados, Jesús comparo nuestra fe con un grano de mostaza, si notamos el tamaño de este grano es muy pequeño, muy muy pequeño, así que esa fe que profesamos, esa fe que demostramos, esa fe que muchas veces tratamos de imponer no equivale ni a un grano de mostaza, por tanto mis queridos hermanos cuando nuestra fe es doblegada o simplemente no está a la altura del momento; los resultados son que fallamos y desobedecemos a Dios.

Sabemos que nuestro padecimiento en este mundo, nunca acabara; Jesús dijo que estaremos siempre en persecución por su causa; sin embargo, lo que escogemos muchos creyentes en esos ratos de sufrimiento, es permanecer inactivo. ¿De qué hablamos hermanos? De todas aquellas, etapas de desilusión, de dolor, de conflictos familiares, de conflictos personales, de conflictos laborales, de conflictos matrimoniales; pudo seguir enumerando falencias, pero; demoraría demasiado, lo que trato de decirles, es que estas situaciones existen realmente, pero; como no nos ataca directamente, le damos poca o ninguna importancia; las vemos como cosas intrascendentes.

Anuncios

Muchos deberíamos de ver, en que esos momentos difíciles, son puertas abiertas que Dios nos está dando para ministrar su Palabra con Sabiduría, la razón mayor que se tiene en no poder ver ni entrar en estas puertas, es que nuestras vidas espirituales no están bien dirigidas, es decir; no están siendo atribuidas a la oración y la devoción de Dios, debemos fortalecer nuestra vida espiritual para lograr nuevas metas. Manifiesto esta triste realidad porque el Pueblo de Dios, no le dedica tiempo para orar, porque el Pueblo de Dios no le dedica su vida a Dios; la mayoría de los creyentes a lo mucho brindan y con mucho pesar una máximo dos horas de todo su tiempo semanal cuando vienen a la Iglesia, y eso si es que llegan a venir.

Pero, si hacemos todo lo contrario a lo expuesto, es decir, tenemos un vida espiritual disciplinada, tenemos un tiempo de devoción a nuestro Padre, tenemos un tiempo de oración, tenemos un tiempo de fortalecimiento espiritual y un tiempo de ayuno; Amados las oportunidades de obrar Dios en nuestras vidas se vuelven incontables, son tantas que Dios demorara en preparar esa bendición que regocijara todas las áreas que aquel creyente haya entregado completamente a Dios, pregúntate una vez más, ¿Qué puerta es la que Dios ha abierto en tu vida?

Sigamos un poco más adelante con nuestro estudio, “He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.”, recordemos que la Iglesia estaba rodeada de no creyentes, la Palabra de Dios las llama “la sinagoga de Satanás”, pero; también vemos que Jesús se pronuncia, y ante la maldad nos hace una promesa vital, leamos lo siguiente he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.” Cristo tiene todo el poder suficiente para liberarnos de toda maldad y de todo obstáculo, solo nos pide que nos tengamos miedo a nada, ni a nadie. El los derrotara siempre, porque nos ama y todo aquello sucede porque hemos fortalecido nuestra Fe.

Bien, para finalizar, Dios a todo el que le obedece, le entrega sus bendiciones por medio de una promesa, leamos una vez mas cual es esta promesa, “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.”

Muchos hacemos referencia a que se trata del rapto de la Iglesia descrita en 1 Tesalonicenses 4:13-17, otros hablan de que seremos arrebatados desde las nueves con El; sin embargo aunque es un gran debate teológico; lo más importante es yo también te guardaré de la hora de la prueba, que más testimonio podemos pedir o pensar sobre Cristo, el estará con nosotros, él nos salvara en la tribulación. Por ello concluye así, He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

Hermanos no nos podemos permitir estar fuera de los caminos y designios de Dios; no permitamos que nos arrebaten las bendiciones que nos quieren dar. Jesús nos dijo “y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.” Jesús nos dice que nos proveerá tres nombres, primero recibiremos el nombre de Dios el cual es un símbolo de posesión y pertenencia, el segundo nombre que llevaremos será el símbolo de nuestra futura residencia, esto quiere decir, que nos identificaremos como ciudadanos del Reino de Dios y el tercer nombre es un nombre que nadie sabe y que aún no ha sido revelado; leamos una vez más la Palabra de Dios para denotar este último detalle, leamos por favor Apocalipsis 19:12 “…Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo…“

PARA CONCLUIR: como creyentes y parte del Pueblo de Dios, debemos someternos a sus mandamientos incondicionalmente, es necesario que cada uno de nosotros sepa ver y pasar por las puertas que Dios le ponga en su camino y le suministre para su paso; no permitamos que las bendiciones diseñadas por Dios nos sean arrebatadas y que con cada tribulación, siempre hay una bendición.

Andemos siempre en los caminos firmes y rectos del Señor, y no permita que los lobos que están en nuestro alrededor nos lastimen y nos dañen. Busquemos de Dios y fortalezcamos nuestras vidas y permitamos que Espíritu Santo, nos guarde cada día, en dirección a la vida eterna. Como dice su Palabra, el que tenga oído, que oiga.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Predicaciones Cristianas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *