Inicio / Predicas cristianas / Proyectando Mi Verdadera Identidad

Proyectando Mi Verdadera Identidad

Base Bíblica: Marcos 10:17-22

Es importante saber cual es mi posición en el Reino de Dios, ahora que tengo a Cristo Jesús en mi corazón; ¿Cómo me ve Dios, ahora que ya acepté a su Hijo?, ¿Cuál es mi posición en el mundo espiritual, ahora que tengo a Cristo?.

Uno de los fenómenos mas resaltantes que conseguimos en las iglesias es que la mayoría de los creyentes se enfocan en dos o tres aspectos de la vida cristiana, ejemplo: unos dicen Cristo viene!, otros Dios es Amor, otros Cristo te Ama, el caso es que la vida cristiana es mucho mas profunda y son muchos los escenarios en los cuales debemos crecer.

Algunos cristianos tienen años en nuestras iglesias y todavía se preguntan ¿Qué querrá Dios conmigo?, ¿Para qué me llamaría?, ¿Qué podría hacer yo para ganarme el favor de Dios? y a muchos de nosotros nos pasa lo que le sucedió al joven rico, cuando le preguntó al Señor Jesús ¿Qué debo hacer para heredar la vida eterna?.

Anuncios

La respuesta divina fue: los mandamientos sabes, no adulteres, no mates, no hurtes, no digas falsos testimonios, no defraudes y honra a tu padre y a tu madre; el joven le respondió al Señor: todo esto lo he guardado desde mi juventud, el Señor lo vio y le amo!. Y con ese mismo amor añadió y le dijo: una cosa te falta, anda vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y ven y sígueme tomando tu cruz y tendrás tesoros en los cielos.

A través de las predicaciones cristianas y estudios biblicos, encontramos que la Biblia,  enseña que el joven se puso muy triste, y se alejo porque tenía muchas posesiones. Ahora bien, si analizamos este pasaje, tenemos que reconocer que las exigencias del Señor para este joven fueron bien fuertes, pero también hay que reconocer que la petición del joven era bastante grande “él quería vida eterna” y es bastante comprensible, el era un joven rico, su vida estaba rodeada de comodidades y me imagino que pensó “bueno yo tengo juventud, buena posición social, soy rico, tengo de todo, lo ideal es que yo sea eterno, es lo único que me falta”.

Este joven no llegó al maestro pidiendo salud para él o para un familiar, tampoco pidió perdón por sus pecados, él no era ciego, ni mudo, ni cojo, él era joven, apuesto, estudiado, culto y de paso la Biblia señala que tenía muchas posesiones, ósea era rico de cuna.

Cuando él conoce la respuesta del Señor se fue muy triste; en su corazón había un altar con una bolsa de oro y un letrero que decía: “Yo soy tu Dueño”; así pues nos pasa a muchos de nosotros, que pensamos que por saber ciertos pasajes de la Biblia y asistir regularmente a una iglesia, ya estamos en el centro de la voluntad de Dios; o por el hecho de ejercer un cargo en la congregación ya estamos en el centro de la voluntad de Dios.

Acerca de Gonzalo Jairo Cuellar

Ver también

Predicas Cristianas... Iglesias del Apocalipsis - Parte 3

Iglesias del Apocalipsis – Parte 3

Predicas Cristianas Escritas.. El caso de la iglesia en Pérgamo era distinto al de Esmirna, porque Satanás estaba trabajando para destruirla con una seducción desde adentro...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *