La semejanza de Cristo

Predicas Cristianas

«…Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra…» Génesis 1:27-28

Introducción

Para entrar en el estudio biblico y comprensión acerca del tema de ser semejantes a Cristo, necesariamente tenemos que aclarar desde el punto de vista bíblico, que aplicación tiene este tema en la vida cristiana, para esto tenemos que ventilar cómo define la teología bíblica este asunto.

Veamos algunos asuntos acerca del tema:

1. El hombre hecho a imagen y semejanza de Dios

  • Génesis 1: 26-27 nos revela que el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios (Imago dei)
  • Lo primero que debemos aclarar es que los términos imagen y semejanza no indican ideas diferentes sino que son un paralelismo, muy frecuente en la poesía hebrea.
  • Estos dos términos indican lo mismo, podemos decir que son un paralelismo sinómino, estos se usan para hacer énfasis, o de manera complementaria para expresar una idea.

¿De qué manera se pueden aplicar al hombre los términos imagen y semejanza de Dios?

Aunque los términos imagen y semejanza su usan en la Biblia para hablar de parecido físico o apariencia, en este texto o con respecto a Dios no se puede aplicar.

Buscar en el hombre parecidos o rasgos físicos de Dios es imposible ya que Dios nunca mostró apariencia física en el AT. Inclusive, Dios le prohíbe a Israel hacer cualquier representación física de él (Deuteronomio 4:11-28).

Hablando desde una perspectiva física, el hombre si tiene mucho parecido con los animales. Términos hebreos como “carne”, “alma viviente”, se aplican tanto al ser humano como a los animales. Lo mismo que “espiritu” y “aliento de vida”. ¿Qué es lo que distingue al ser humano del resto de la creación?

La respuesta es: la imagen de Dios en el hombre” (Imago dei). Esta se puede apreciar en los siguientes aspectos:

a. La personalidad

  • Como persona el hombre es un ser racional capaz de reflexionar sobre su propio quehacer y sobre su entorno.
  • Como persona el hombre es un ser emocional capaz de reflexionar acerca de sus sentimientos.
  • El hombre como persona es un ser moral capaz de tomar sus propias decisiones. Es el único ser libre y responsable de sus actos.

b. Un ser inmortal

  • Al igual que Dios, el hombre está hecho para eternidad.
  • Es el único ser de la creación que al morir su cuerpo va al polvo y su alma va a Dios (Ecclesiastes 12:7). Por eso su destino, a diferencia de los animales estará definido por sus acciones (Juan 5:38-39).

c. Un ser en relación

Dios como tal es un ser en relación Dios-Padre, Dios-Hijo, Dios-Espíritu Santo. El hombre también es un ser en relación:

  • En relación con Dios un ser religioso.
  • En relación con el prójimo: un ser social.
  • En relación con la creación: un mayordomo.

d. Representante divino

  • La imagen es una réplica del Dios que representa en la creación.
  • Dios hace una imagen de él y la mete en un nicho que es la tierra.
  • Le delegan autoridad sobre toda la creación, pone nombres a los animales.
  • Es a él a quien Dios pide cuenta de la creación.

2. La caída del hombre y la imagen de Dios

Indiscutiblemente la caída del hombre distorsionó la imagen de Dios en él, pero algo que también es muy cierto es que no la canceló en su totalidad.

El hombre sigue siendo el mayordomo de la creación y representante de Dios en la creación, sigue siendo un “ser en relación”, un “ser moral” capaz de elegir entre lo malo y lo bueno, un “ser pensante” capaz de forjar los procesos de la historia.

La misma Biblia habla de la imagen de Dios después del pecado (Génesis 9:6, 1 Corintios 11:7, Santiago 3:9).

a. El deterioro de la imagen de Dios en el hombre

Cuando en las predicas cristianas, y estudios biblicos hablamos del deterioro de la imagen de Dios en el hombre nos referimos a los efectos del pecado ocasionados específicamente en la dimensión de la persona.

Espiritualmente: Eva fue llevada a dudar de la verdad y la bondad de Dios corrompiendo así la anterior relación de confianza y obediencia.

La tentación no es tanto un asunto de conocimiento sino de obediencia, de confianza en lo que Dios ha dicho.

Nosotros hoy desconfiamos de Dios, no creemos su verdad, somos hostiles a su amor y temerosos de su presencia. Estamos dispuestos a escuchar otra voz que tenga respuestas inmediatas. Separados eternamente de él.

Acerca Marcos Fidel Díaz

También Revise

Predicaciones Cristianas.. Mensajes Cristianos

Un llamado especial

Predicaciones Cristianas Escritas.. El llamamiento de Jeremías es un recuerdo a la iglesia de hoy que quienes sirven como mensajeros de la Palabra en el poder..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *