Inicio / Predicas cristianas / Siempre en victoria

Siempre en victoria

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Me hicieron un chiste el otro día en el trabajo, y me gustaría compartirlo con ustedes. Salió un niño de su casa listo para jugar al béisbol. Llevaba en su hombro un bate nuevo, en su mano derecha un guante  y en su izquierda una pelota de béisbol.

Entonces paro en un terreno frente a su casa, puso el guante en la tierra, y dijo “Yo soy el mejor pelotero del mundo.”  Luego de haber dicho eso, tomo la bola, la lanzó en el aire y  trato de pegarle con toda su fuerza. Le tiró tan fuerte que dio una vuelta completa, pero la bola cayó al piso.

Al ver lo que sucedió, el niño pensó por unos segundos, entonces recogió la bola, puso el bate en su hombro de nuevo, y diciendo “Yo soy el mejor pelotero del mundo”, la lanzó en el aire trato de pegarle con toda su fuerza.  De nuevo le tiro tan fuerte que dio una vuelta completa, pero la bola cayó al piso.

De nuevo el niño recogió la pelota de la tierra, tomó su bate, se lo puso en el hombro, y dijo “Yo soy el mejor pelotero del mundo.”  Lanzó la pelota al aire, y de momento fue como si todo se detuviera, hubo un silencio grande.  El podía escuchar el sonido que hace un bate cuando se mueve por el aire.  Le tiro a darle mucho más duro que antes, fue tan fuerte que dio dos vueltas, pero otra vez no llego hacer contacto con la pelota y cayó de nuevo al piso.

Anuncios

Bueno, dijo, tres strikes y estás out. Entonces oyó a su mamá que le llamaba para que entrara a comer.  El niño siendo obediente a los deseos de su madre, recogió el guante cual él había puesto en la tierra, puso su bate en su hombro, y recogió entonces la pelota cual estaba frente a él en la tierra. Mientras caminaba, miraba muy detalladamente la pelota en su mano, tal como si estuviera contando todos lo puntos de costura en la afuera, y dijo “Que cosas, yo sabía que soy el mejor pelotero del mundo, pero no sabía que también era el mejor lanzador.”

¿Cual es la moraleja de este cuento? Eso es lo que vamos analizar en el día de hoy.

En muchas ocasiones nosotros nos encontramos en situaciones un poco difíciles.  Me refiero a que podemos tener problemas o situaciones en nuestras vidas cuando nos puede flaquear la fe y podemos perder la visión.  Aunque todos aquí somos personas muy diferentes de cada uno, todos tenemos algo muy en común.  Eso es que todos estamos unidos de corazón en Cristo Jesús.

Todos estamos aquí porque hemos sido llamado y tenemos una visión.  Pero como dije anteriormente, la fe nos puede flaquear cuando enfrentamos problemas o situaciones y tratamos de resolverlas por nuestras propias fuerzas. Vamos entonces a la palabra de Dios y veamos que nos dice acerca de esto.

Isaías 40:26-31Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio. 27 ¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio? 28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. 29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. 30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; 31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

En muchas ocasiones tratamos de resolver una situación o problema por nuestras propias fuerzas.  Se nos olvida hacer como dice la palabra: “…Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas…” Se nos olvida o quizás ignoramos que nuestro Padre celestial siempre esta con nosotros para ayudarnos en cualquiera situación.  Que cosas verdad, sabiendo que Dios es el creador de todo, sabiendo que para Él no existen limites, todavía sufrimos y nos afligimos cuando pasamos por situaciones un poco difícil.

Esto solo sucede cuando nos flaquea la fe, o perdemos la visión cual Él nos ha dado.  En el momento que dejamos de levantar en alto nuestra mirada, mirando solo a Él, entonces nos afligimos y sufrimos. Todos seremos probados, y todos seremos atacados por el enemigo puesto que no quiere que tengamos paz.

Anuncios

Entonces si nos dejamos afligir, si nos dejamos mortificar, nuestra fe comienza a flaquear, y empezamos a perder la visión.  Es al igual que cuando uno va en un bote, empiezas a salir de la bahía, y vas dejando atrás la tierra.  Poco a poco la tierra se va quedando atrás, y llega un punto que cuando miras hacia atrás ves lo mismo que hacia adelante, o hacia los lados, solo el mar. Satanás trata de hacer lo  mismo, trata de arrebatar lo que Dios nos ha dado.  El nos trata de colocar en el mar de la desesperación, y sufrimientos, y luego nos atacas con tormentas de problemas tras problemas.

¿Qué es lo que sucede?, pues si no estamos con nuestra mirada fija en nuestro Padre, empezamos ahogarnos en el mar de la desesperación. Es por esta razón por la cual existen tantos drogadictos y alcohólicos en el mundo.  Satanás pone a las personas en el medio del mar de la desesperación, les manda tormentas, y luego les manda la maldición disfrazada de arca de salvación, porque eso es lo que son las drogas y el alcohol.  Y todo Cristiano tiene que tener mucho cuidado de no caer en medio de ese mar.  Tenemos que tener nuestra mirada fija en nuestro padre creador de todo.

Él nunca nos falla ni nos abandona, dice la palabra: “…el saca y cuenta su ejército; a todas llama por su nombres; ninguna faltara; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio…”  Él nos ha sacado a cada uno de nosotros para que le sirvamos, nos a llamado por nombre y apellido a que estemos en su ejército.  Esto el algo grandioso y como dice la palabra nos demuestra el poder de su dominio.

Él nos sacó de donde estábamos, nos limpio y ahora quiere usarnos.  Solo tenemos que dejar que Él lo haga.  No podemos más ser engañados por ese demonio mentiroso, no podemos mas dejar que nos ponga en el medio del mar de la desesperación.  Tenemos que fijar nuestra vista en el altísimo cuando vengan esas situaciones difíciles, y saber que Él nos a escogido uno por uno para estar a su lado.

Pero muy a menudo sucede que nosotros pensamos que Dios como que se a olvidado de uno, por eso Isaías dice: “…¿Por que dices, oh Jacob, y hablas tu, Israel: Mi camino esta escondido de Jehová, y de mi Dios paso mi juicio? ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra?..”  El les esta diciendo, ¿que es lo que les pasa a ustedes?, ¿como se van a poner a lamentar diciendo o pensando que Dios te abandono?  Porque eso en si es lo que estaban diciendo, que Dios se había olvidado de ellos o los estaba ignorando.

Ellos protestaban porque pensaban que Dios les había fallado.  Al igual, en muchas ocasiones nosotros mismos nos ponemos a protestar porque pensamos que Dios nos a fallado, que nos a abandonado.   Nosotros nos cansamos o agotamos de lidiar con problemas o situaciones.  Llega un momento que no sabemos ni lo que queremos porque estamos tan cansados.  Y en esos momentos cuando mas cansados estamos es cuando Dios mas fuerte y mas esta con nosotros.  Pero solo si nuestra fe no flaquea, solo si podemos tener la confianza completa en Él.

Anuncios

La palabra nos dice: “…No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance…”  Nos esta diciendo que para Dios no existen los límites que tenemos nosotros.  Para Dios nada es imposible, Él no se cansa de ayudarnos, los que nos cansamos somos nosotros. Nosotros nos cansamos porque en muchas ocasiones no podemos ver el porqué de las cosas.  Pero no es para nosotros saber el porqué. Porque por muy inteligentes que seamos nunca podremos tener el entendimiento de Dios.  Él sabe ¿por que? estas pasando por una situación o problema.  Nosotros solamente tenemos que fijar nuestra vista en Dios y no dejar que nuestra fe y visión sea arrebatada por el enemigo.

Cuando más cansados estamos tenemos que saber que: “…Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas...”  Solo tenemos que pedirlo y Él lo dará, nosotros nos podemos cansar y agotar, pero Dios es una fuente de fuerza inagotable.  Cuando mas débiles estamos, ya sea por enfermedad, cansancio físico o mental, es cuando tenemos que envés de pensar que Dios se a olvidado de nosotros decir Señor multiplica mis fuerzas.  Señor te necesito ahora mas que nunca.

Orar y pedirle que no solo te de las fuerzas necesaria para vencer el problema o situación, sino que también te de el entendimiento de porqué pasaste por esa situación.

La palabra también nos dice: “…Los muchachos se fatigan, y se cansan, los jóvenes flaquean y caen.  La palabra clave aquí es jóvenes…”  Esta palabra es muy a menudo asociada con ser impaciente.  Y si nos ponemos a pensar de cuando éramos jóvenes nos podemos dar cuenta de que es verdad.  Cuando uno es joven un no tiene paciencia para nada, quiere las cosas en el momento, y si no pues se ponen bravos o molestos al no poder obtener lo que quieren en ese entonces.  Cual es lo que esta sucediendo a muchos en el mundo hoy en día, esperan que todo sea a su manera y no tienen la paciencia de esperar en el tiempo de Dios.  Por eso muchos Cristianos vuelven al mundo o lo que se le llama backslide.  Su fe le flaquea y dejan que el demonio mentiroso le arrebate su visión.

Pero  según vamos madurando aprendemos que no todo puede ser al instante, no todo puede ser inmediatamente.  Cual quiere decir que caemos en la categoría de: “…pero los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantaran alas como las águilas, correrán, y no se cansaran, caminaran y no se fatigarán…”  Estamos esperando pacientemente en nuestro Padre.

Estamos haciendo su voluntad y pidiéndole que nos renueve las fuerzas todo los días para enfrentarnos a las situaciones.  Sabemos que cuando se lo pedimos Él nos lo dará. Sabemos que con la fuerza de Dios no existe barrera ni obstáculo cual no pueda ser derrotado; de eso es lo que habla este versículo.  Nosotros estamos llamados a correr por todo el mundo sin cansar llevando el evangelio de Dios.  Estamos llamados a caminar en una vida Cristiana para que podamos servir de luz en las tinieblas.  Estamos llamados a correr sin cansar y caminar sin fatigar.  Estamos llamados a tener nuestra mirada solo en Dios y no dejar que nuestra fe flaquee.

Para concluir.  ¿Cuál entonces es la moraleja del chiste que les hice al comienzo?

Pues yo pienso que a sido explicada muy fácil y claramente en la palabra de Dios.  Como vimos el niño no miro que se poncho como una derrota, al contrario, lo vio como una gran victoria.  No solamente era el mejor pelotero del mundo, ahora era mucho mas, puesto que era el mejor lanzador también. Nosotros debemos hacer lo mismo. 

Cuando nos lleguen esas situaciones, dificultades, o problemas, no verlas como eso, sino verlas como bendiciones de Dios.  Dios nos hace pasar por situaciones, pero si esperamos en Él, si no flaquea nuestra fe, Su propósito será revelado. 

Tenemos que pedirle  a nuestro Padre celestial que nos de las fuerzas para enfrentarnos contra el enemigo, y para que nuestra fe nunca nos flaquee.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. La tarea de apacentar ovejas

La tarea de apacentar ovejas

Predicas Cristianas.. En esta predica el apóstol comparte algunas indicaciones sobre cómo debe realizarse la tarea pastoral, y como no debe realizarse...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *