Inicio / Predicas cristianas / La ansiedad

La ansiedad

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Una de las cosas que más afecta a las personas en esta vida tan apurada que llevamos es la ansiedad o estrés. Esta condición tan real es algo que nos hace sentir mal, nos deprime, y en ocasiones nos puede afectar físicamente. Según algunos estudios médicos, el estrés o ansiedad es la mayor causa de infartos o sincopes cardíacos.

La razón por esto es porque la ansiedad causa que nuestro cuerpo comience a funcionar de manera errática; el corazón bombea mas rápido, las arterias se comprimen, y la sangre deja de correr por las venas sin restricción.

Como les dije, es algo que nos puede afectar físicamente, pero algo aún más común es que nos afecte en el sentido psicológico. La ansiedad o estrés causa que entremos en estado de depresión, causa que lleguemos a pensar que nada podemos y que nadie nos puede ayudar.

Les puedo hablar por experiencia cuando les digo que no existe nada más peligroso que una persona en un estado de depresión. Según he leído algunos estudios médicos, y basado en mi experiencia en mi trabajo secular, les puedo decir que la depresión se categoriza como la razón número uno del suicidio.

Anuncios

Una persona en un estado de depresión no piensa o razona debidamente, una persona en un estado de depresión no le ve la salida a una situación y piensan que de la única manera que pueden aliviarse del estado depresivo es quitándose la vida, o en casos cuando el estrés es causado por otra persona, entonces matan a esa persona.

Es por eso que en el día de hoy quiero enfocar este tema; quiero enfocar este tema porque existen muchos creyentes que se encuentran en esta situación hoy en día.

Hoy quiero que aprendamos como podemos vencer la ansiedad en nuestras vidas, y evitar la depresión. Leamos ahora unos versículos claves que nos demostraran tres pasos a seguir para que podamos vencer sobre la ansiedad. Pasemos ahora a la Palabra de Dios.

Filipenses 4:6-8Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Una pregunta que nos debemos hacer es: ¿por qué les estaba diciendo esto Pablo a esta iglesia? Para tener un mejor entendimiento nos será necesario repasar un poco de historia.

Pablo les escribe esta carta porque en esos momentos ellos estaban pasando por una gran persecución (Filipenses 1:18-19); en la iglesia existía discordia entre los miembros, y desunión en los lideres (Filipenses 1:27); existían miembros en la congregación bien carnales, otros vanagloriosos, y otros egocéntricos (Filipenses 2:3-4; 3-12).

Ellos también estaban confrontando falsos maestros que se habían unido, y dichos maestros atacaban la cruz de Cristo (Filipenses 3:2-3), y si todo esto no fuera poco, algunos de los creyentes estaban luchando por las necesidades básicas de la vida como comida, ropa, y lugar donde vivir (Filipenses 4:19).

Anuncios

¿Creen ustedes que este pueblo estaba un poco frustrado y ansioso? Creo que sabiendo la historia no tenemos que estar presente en ese entonces para ver que el nivel de ansiedad de ellos era grande. Pero, ¿cómo podrían ellos superar todo esto? ¿Cómo se aplica esto a nuestras vidas?

Como podemos leer aquí, la Palabra nos dice “Por nada estéis afanosos”. Este es el primer paso a seguir. Sé que ya muchos están pensando que esto es más fácil decir que hacer, y ¿saben qué? Tienen toda la razón. Es bien fácil decir esto, pero si verdaderamente confiamos en Dios, si verdaderamente hemos hecho un compromiso con Cristo, entonces también es bien fácil de hacer.

Una de las cosas más bella acerca de nuestra fe es que nosotros tenemos la seguridad de que Dios se ocupa de nuestras necesidades, y que tiene un plan para cada uno de nosotros (Mateo 6:8); es más, la Palabra nos dice explícitamente que Dios nos escogió mucho antes de que nosotros naciéramos (Efesios 1:4-6).

Pero, para poder eliminar el afán de nuestras vidas, para poder eliminar la ansiedad, existe algo que tenemos que hacer, tenemos que rendirnos a Cristo.

De la única manera que podremos vivir vidas gozosas es permitiendo que sea Dios quien nos guíe a través de toda situación, y dejando de depender de nuestras propias habilidades y conceptos.

Tenemos que aprender a dejarnos guiar por Dios, dejarnos que Él nos guíe hacia la vida que Él ha escogido para nosotros. Tenemos que aprender a descansar en Él, y hacer Su voluntad y no la nuestra.

Existe un gran grupo de personas en el mundo que piensa que una ves que se acepta a Cristo todo problema desaparece, pero como todos nosotros aquí sabemos esto no es verdad.

Anuncios

Los problemas y dificultades no desaparecen de nuestras vidas por el simple hecho de aceptar a Cristo, la ansiedad no se desaparece por el simple hecho de aceptar a Cristo, pero todo esto si puede ser vencido cuando confiamos y descansamos en el (Mateo 11:28).

Pero, ¿qué significa el descansar en Cristo? Para contestar esta pregunta usemos nuestro sentido común. Creo que todos aquí esteremos de acuerdo cuando digo que para poder descansar en una persona, primero es necesario conocer bien a esa persona, ¿verdad?

Un ejecutivo de una gran empresa no descansara su responsabilidad en otro empleado sin antes conocer a ese empleado y tener confianza en su habilidad de hacer el trabajo o tarea asignada. Igualmente un pastor no descansará en un ministro, o diacono alguna tarea antes de primero conocer la habilidad de esa persona.

Así que con solo estos dos ejemplos podemos decir confiadamente que para poder descansar en una persona primero tenemos que conocerle, y segundo tenemos que confiar en su habilidad de llevar a cabo la tarea o obra que le sea asignado. Igual sucede con nosotros cuando decimos que descansaremos en Cristo.

Hermanos para poder decir que descansamos en Cristo primero tenemos que conocerle. Esto significa que tenemos que estudiar Su palabra, tenemos que tomar el tiempo de conocerle íntimamente y tenemos que confiar que Él es mas que capaz de cumplir lo que nos ha prometido (Hebreos 13:16; 1 Juan 5:14).

El conocerle intimidante significa que no solo estudiaremos la Palabra, el conocerle íntimamente significa que viviremos Su Palabra (1 Pedro 1:14-16).

Así que el primer paso a seguir para eliminar la ansiedad de nuestra vida es el no afanarnos, y esto es algo que podemos lograr cuando aprendemos a confiar en Él y vivimos su Palabra.

El segundo paso para eliminar nuestra ansiedad es el tener una comunicación constante con Dios. La Biblia aquí nos dice: “sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. Hasta donde llegue tu fe

Hasta donde llegue tu fe

Predicas Cristianas.. Quiero decirte que en cualquier área de tu vida, sea la económica, salud, familia, o cualquier otra, llegarás hasta donde llega tu fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *