Inicio / Predicas cristianas / La revelación más importante de Jesús

La revelación más importante de Jesús

Predicas Cristianas.. Predicaciones Cristianas

I. INTRODUCCIÓN

Déjeme decirle que a mí siempre me ha gustado mucho escudriñar las Escrituras y encontrar revelaciones en su Palabra. Las que más me gustan son las que son más “simples” o “sencillas”, porque he entendido y he experimentado que en ellas están las más poderosas.

Efesios 1:15-19 “…Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, 16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, 19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza…”

Esta debiera ser una de las oraciones más frecuentes en los cristianos, que el Señor nos dé espíritu de sabiduría y revelación en el conocimiento de Él.

Anuncios

Ahora, yo no creo en un Dios complicado o complejo que para revelarse a sus hijos, éstos tengan que ser eruditos en Teología, Escatología, Apologética, Hermenéutica, etc. Tampoco estoy diciendo que estudiar estas ciencias sea malo o una pérdida de tiempo, no, pero tampoco pienso que si la gente no las estudia, entonces no puede recibir revelaciones poderosas.

De hecho yo pienso, conforme a su palabra, que para recibir hermosas y poderosas revelaciones lo único que se necesita es un corazón enamorado de Dios y Su Palabra, que esté dispuesto a poner por obra esas revelaciones y a enseñarlas a otros.

Este versículo que les voy a presentar a continuación Dios me lo mostró en mis primeros días de convertido al Señor y ha sido una piedra angular en lo que respecta a mi fe en sus revelaciones.

Lucas 10:1,17-21Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir….” “…17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. 18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. 19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. 20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.21 En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó…”

Así que hoy quiero compartir, lo que yo considero la mayor revelación que Jesucristo nos haya dejado, es sencilla o simple pero poderosa, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: La revelación más importante de Jesús.

II. ¿QUIEN ES DIOS?

Quiero comenzar hablándole de quien es Dios y déjeme comentarle que Dios se presentó en la antigüedad ante su pueblo con diversos nombres, para que su pueblo nunca se olvidara de cuáles eran sus atributos y lo que Él podía hacer por ellos; algunos de esos nombres y atributos que aparecen en el Antiguo Testamento son:

Nombre SignificadoLo que puede hacer por ti.
Jehová NissiDios es mi estandarte.El que va al frente de tus batallas.
Jehová RafáDios es mi Sanador.Dios te sana de tus enfermedades.
Jehová JirehDios es mi proveedor.Dios te proveerá de todo lo que necesites.
Jehová SabaotDios de los ejércitos.Dios pelea tus batallas y gana tus batallas.
Jehová ShalomDios es mi paz.Dios es tu paz que sobrepasa todo entendimiento.
Jehová ElohimDios Todopoderoso.Para Dios no hay imposibles.
Jehová RohiDios es mi Pastor.Dios es tu pastor y nada te faltará.

Ahora, en los siguientes versículos Jesús nos dará la revelación más importante revelación en la historia de la humanidad.

Anuncios

Mateo 6:6-9(a) “…Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. 9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro…”

¿Cuál es la gran revelación aquí? No es que tenemos que orar cerrada la puerta, ni que él nos recompensará en público, sino que Jesús nos da a conocer el nombre de Dios que incluye todos sus atributos, Jesús le llama: Padre.

Usted no oye a Jesús nunca llamar a Dios con ninguno de los nombres del antiguo testamento y he aquí donde Jesús nos deja la más grande revelación en la historia de la humanidad. Parece muy sencilla y simple pero es la más poderosa revelación para el pueblo de Dios.

Jesús nos vino a enseñar que Dios no solo es nuestro Dios con todos sus atributos a favor nuestro, sino que nos lo revela como nuestro Padre.

Jesús no vino a establecer una nueva iglesia o a reedificar la verdadera iglesia de Dios, Jesús vino a revelarnos la verdadera identidad que debemos tener delante de Dios, vino a revelarnos un nuevo nivel de relación con Dios, ahora debemos tener con Dios una relación de Padre a hijo.

2ª Corintios 6:18 “...Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso…”

Anuncios

III. DIOS NOS VOLVIÓ A ENGENDRAR EN JESÚS

Usted sabes que en el Génesis dice:

Génesis 1:27 “…Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó…”

Si Dios lo creó, entonces lo hizo su criatura, la relación era de criatura a Creador. Después cuando lo saca de Egipto, la relación cambia, ahora es de Dios a pueblo. Eso ya es otro nivel de relación mucho mejor, ser el pueblo de Dios, pero en Jesús, Él nos cambió de criaturas y de pueblo a hijos e hijas.

Pero ¿Qué significa que ahora somos sus hijos y ya no somos criaturas o solamente su pueblo?

Juan 1:10-13 “…En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios…”

Ser hijo de Dios significa que eres engendrado nuevamente, pero ahora no por un hombre y una mujer, sino por voluntad de adiós.

Esto significa que no importa con que genes te engendraron tu padre y tu madre. No importa si los conociste o no, tú puedes voltear a ver a tus hermanos mayores, a tus tíos, a tus tías, a tus abuelos y a lo mejor en tu familia no ves a nadie digno de imitar o de seguir sus pasos, a lo mejor no te crees capaz de superarte, de salir adelante, de romper ese pensamiento limitador, no te crees inteligente, no te crees extrovertido.

Acerca de Pastor David Meza

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *