Inicio / Predicas cristianas / ¡Esto es guerra!

¡Esto es guerra!

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto Principal: Efesios 6:12

“…Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes…”

INTRODUCCIÓN

¿Has sido víctima de robo? ¿Te han amenazado de muerte? ¿Invadieron tu casa? ¿Perdiste tu trabajo? ¿Sufres acoso?

En cualquiera de estos casos siempre vemos a una o varias personas involucradas atacando nuestras vidas. Son visiblemente el punto focal de nuestra atención cuando buscamos responsables directos para cualquiera de los eventos antes mencionados.

Anuncios

El ladrón, el asesino, el violador, el secuestrador, el mentiroso, el calumniador, el corrupto, el estafador, el tramposo y pare usted de contar, son algunas de las figuras corpóreas que Satanás usa para dirigir su ataque en contra nuestra.

Un refrán popular dice que: “cuando el ratón se come el queso, no decimos que fue el ratón, sino los ratones”. De igual forma sucede con quienes nos ofenden; ellos adquieren instantáneamente la identidad de nuestros enemigos, pero rara vez decimos o siquiera pensamos que se trata de Satanás y sus secuaces.

IDENTIFICANDO AL ENEMIGO

En el evangelio de Mateo capítulo 16 verso 23 encontramos al Señor Jesús reprendiendo a uno de sus discípulos con una dura palabra:

“Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en la de los hombres.”

¿Se imagina estar conversando amenamente con Cristo y que de pronto te reprenda de esa manera luego de sugerirle algo que creías era una buena idea o una buena intención?

En las películas y series de televisión exacerban el horror de las posesiones diabólicas o demoníacas para una mayor exposición ante el público y generar un impacto que se traduzca a su vez en taquillas generosas, pero la realidad es que no siempre Satanás necesita poseer a una persona para convertirla en un instrumento de sus planes. En ocasiones basta con susurrarnos en el oído alguna idea salpicada de buen aroma para que se la compremos gustosos y antes de darnos cuenta, terminamos haciendo lo que él esperaba de nosotros.

El apóstol Pedro cuando todavía era un discípulo, pensó que desearle al Señor que no fuera a padecer todo lo que estaba escrito de él a causa de los ancianos, escribas y fariseos era una buena intención y su mejor manera de cuidar a su Maestro, pero lo cierto es que su deseo, traducido a su vez en una expresión verbal terminó siendo reprendida por Jesús.

Anuncios

¿Estaba mal desearle bien a Jesús? No. Peores cosas se ven y se viven hoy en día que definitivamente merecen el castigo tanto humano como divino, pero, ¿qué tenía de particular este deseo de Pedro que Jesús no tuvo más que reprenderlo en el acto?

1) Este deseo no provenía de Pedro. Satanás es un artista cuando de generar influencia se trata. No puede leer nuestras mentes, pero sí puede sembrarnos ideas. Así que no piense que todos los que corren a atacarle a usted, tuvieron ese sentir en su corazón de forma espontánea y voluntaria. No se martirice pensando que hay personas en el mundo que viven y respiran para atormentarlo específicamente a usted. De ninguna manera.

Lo que existen son demonios de diferentes jerarquías que influyen en el comportamiento de uno o más individuos para lograr lo que quieren en contra suya. En otras palabras, pueden convertir a una persona común y corriente en su marioneta. Jesús, se dio cuenta de ello apenas Pedro hubo hablado.

Recordemos que el Señor Jesucristo puede conocer y reconocer los pensamientos y las intenciones de todos cuanto se le acercan y no le resultó difícil la tarea de identificar al personaje que verdaderamente estaba hablando por boca de Pedro. En tal sentido, tenga cuidado sobre quien usted lanza sus reprensiones o sus quejas porque es probable que no se trate de su prójimo, su amigo, su hermano o su vecino el que le esté hablando o haciendo esas cosas sino Satanás con ayuda de sus secuaces.

2) Este deseo iba en contra de la voluntad de Dios. Es conocido por todos que Jesús murió en la cruz, pero lo que algunos no quieren saber ni admitir es que esa muerte fue para salvarnos del pecado y de la muerte, para reconciliar consigo mismo al mundo que estaba perdido en delitos y pecados.

Por lo tanto, desear que no fuese traicionado, azotado, enjuiciado, vituperado, maltratado, golpeado y crucificado sugería la intención de impedir que su sacrificio se consumara y en consecuencia, la humanidad siguiera cargando con el yugo del pecado y la imposibilidad de acceder al cielo. Somete todas tus ideas y tus planes a Dios ante de ejecutarlos porque si no corresponden con el plan divino de Dios para tu vida, no sólo te vas a encontrar peleando en contra de Dios sino que también estarás disponiéndote como instrumento de Satanás para estorbar los planes de Dios.

Anuncios

Sé que es difícil no juzgar ni sentenciar a quien a todas luces te está causando males pero, ten presente que tu lucha no es contra sangre y carne, es decir que no se trata de esa persona que está frente a ti sino de Satanás.

Recuerda que él es padre de mentira y un maestro del camuflaje y la manipulación; nada le importa ensuciar a tu prójimo con tal de hacerte caer a ti y claro está, de destruir la vida de aquellos a quienes manipula en el proceso.

Satanás no es leal con nadie. No le debe favores a ninguno, y si promete villas y castillos a cambio de favores, tenga por seguro, que le traicionará apenas reciba de usted lo que le pidió.

No sea ingenuo ni se confíe. Satanás no le desea ningún bien y lo que usted quizá esté pensando que es una buena idea, puede ser que no lo sea.

Tenga presente lo siguiente que está en el libro de Proverbios capítulo 14 verso 12:

“Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.”

RECONOCIENDO EL ATAQUE

¿Acaso Eva fue poseída demoníacamente por Satanás en el huerto del Edén cuando comió del árbol? No. ¿Adán estaba poseído por Satanás cuando le hizo caso a Eva y comió del árbol? No.

El libro de Génesis relata que la serpiente habló con Eva. Por cuánto tiempo no se sabe, pero lo que sí queda claro es que logró convencerla de tomar una acción que claramente iba en contra de la voluntad de Dios.

Fíjese bien que en este caso se cumplieron a cabalidad las dos condiciones que detectaban la presencia del enemigo en el campo.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte I

Predicas Cristianas... No podemos permitir que el enemigo robe nuestra paz, y vivamos angustiados por lo que sucederá en el futuro, o lo que no ha sucedido...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *