El poder de Dios

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: El poder de Dios

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Josué 6:1-5

Introducción

En el día de hoy vamos hablar acerca del poder de Dios. Esto lo hacemos con el propósito de entender completamente la magnitud de su poder. Todos creemos en un Dios todopoderoso, pero en realidad no hemos analizado Su poder.

Porque una vez que podamos entender Su poder nos damos cuenta que nada es imposible. Busquemos ahora en la palabra de Dios para ver a que me refiero.

El poder de Dios

Antes de empezar a entender lo que fue cumplido aquí tenemos que aprender un poco de historia. La ciudad de Jericó cubría aproximadamente ocho acres y medio y era la ciudad más antigua del mundo.

¿Por que creen que era la ciudad más antigua del mundo? Era porque la ciudad estaba completamente rodeada por unas murallas fortificadas. Murallas que le hacían imposible a cualquier enemigo penetrar. La mayoría del pueblo vivía afuera de las murallas, pero en tiempos de problemas ellos acudían a la ciudad y eran protegidos.

El poder de Dios y las paredes de Jericó

Ahora que conocemos ese pequeño pedazo de historia sigamos adelante. Las paredes de Jericó todavía se pueden encontrar en el día de hoy. Todos tenemos estas murallas fortificadas que bloquean nuestro camino en el crecimiento espiritual.

Puede que sea una debilidad en nuestros caracteres, una dificultad en nuestros hogares o trabajos, celos, envidia, odio, orgullo; en sí pueden ser compuestas de muchas cosas. Lo que sucede es que cuando vivíamos en el mundo dejamos que el diablo construyera estas paredes alrededor de nuestros corazones.

Acerca José R. Hernández

José R. Hernández
Pastor jubilado de la iglesia El Nuevo Pacto, en Hialeah, FL. Graduado de Summit Bible College. Licenciatura en Estudios Pastorales, y Maestría en Teología.

También Revise

El sufrimiento y el infierno.. Predicas Cristianas

El sufrimiento y el infierno

Prédicas Cristianas, el sufrimiento y el infierno no fueron creados para el hombre sino para el diablo, y para evitarlos solamente tenemos que seguir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *