Sembrando

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Estaba orando pidiéndole al Señor que me revelara el mensaje para el día de hoy, y recibí mi respuesta inmediatamente. La respuesta fue una muy simple, la respuesta fue “mira a tu alrededor.”

De veras que no comprendí lo que había recibido, así que seguí orando, pero la respuesta fue la misma, “mira a tu alrededor.” Entonces de buenas a primeras, todo quedo bien claro en mi mente, la respuesta estaba bien clara.

Como ustedes se pueden imaginar, en mi línea de trabajo (policía), yo alcanzo a ver las cosas más horribles y desagradables que cualquiera persona puede ver. Puede ser que nosotros veamos noticias por el televisor y leamos acerca de algo desagradable, pero les digo que no es lo mismo el presenciarlo.

Unos ejemplos de cosas que vemos en los noticieros seria la madre y el padre que mataron a su hija y luego las descuartizaron; los tiroteos y apuñalados, en si muchas cosas, pero nadie se puede imaginar lo horrible que en verdad son estas cosas o cosas similares hasta que la presencian.

Anuncios

En realidad no existe manera de saber lo duro que es hasta que uno ve a los familiares llegar, y sufrir al ver que un ser querido esta tirado el la calle sangrando y muerto. Yo he presenciado estos tipos de incidentes con más frecuencia de los que quiero recordar, pero la primera pregunta que siempre me hago al verme en estas situaciones es ¿por qué?

¿Por qué tuvieron que morir? ¿Por qué se están matando los hombres con las drogas? ¿Por qué les ha pasado esto? Y lo más importante de todo es que siempre quisiera saber si la persona tenia a Cristo en su corazón. En si son muchas preguntas, pero veamos como nos responde la palabra de Dios.

Gálatas 6:7-8No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Estos dos pequeños versículos en si responden todas las preguntas. El mundo esta cosechando lo que ha sembrado. La sensibilidad del mundo esta siendo quitada de muchas maneras. La películas del cine glorifican asesinatos, sexo, violencia, adulterio, y muchas otras cosas más.

Es más, ya no se puede ni tan siquiera ver un simple programa de televisor sin todas estas cosas estar presentes. Lo que esta pasando es que todas estas cosas combinadas nos conducen ha ser menos sensibles a estas cosas cuando pasan de verdad. Satanás a sembrado el infierno y ahora el mundo lo esta segando. Es lo mismo que Jesús nos dice en:

Mateo 13:25pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

Lo que sucede en gran parte es que la mayoría de los Cristianos se han quedado dormidos. Estamos contentos con el saber de que somos salvos y nos encontramos haciendo muy poco para el crecimiento del reino de Dios, no estamos sembrando la semilla. ¿De que les hablo? Vamos a ver.

Anuncios

Marcos 4:30-32Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola lo compararemos? 31 Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; 32 pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de todas las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra.

La semilla de mostaza es quizás la semilla mas pequeña en el mundo. Jesús usa esta comparación aquí para ilustrar que el Reino de Dios puede tener un principio bien chico, pero crecerá inmensamente. Algo tan simple como una palabra durante una conversación puede tener un impacto grande en la persona a la cual le esta hablando.

Una palabra como “hermano o hermana” puede que lleve a la persona a preguntarle el por que le llamo de esa forma.

La respuesta es fácil, fue así porque todos somos hermanos en Cristo Jesús. Una simple despedida como “el Señor te bendiga” puede ser que lleve a la persona a decir que él no tiene perdón de Dios. La respuesta es fácil otra vez, Él lo perdona todo.

Son cosas pequeñas como estas, cosas que consideramos insignificantes o chicas que Dios usa para Glorificarse. Seguramente podemos seguir citando ejemplos de cosas que aparentan ser pequeñas, pero la realidad del caso es que no existe nada pequeño en el Reino de Dios. Y es nuestra responsabilidad de seguir sembrando su palabra.

Pensemos en la primera vez que alguien nos hablo acerca del Reino de Dios.

Estoy casi seguro que no fueron palabras de condenación, que no les dijeron que irían al infierno. Estoy casi seguro fue algo tan simple como “Jesús te ama” o algo semejante. Pero lo que si puedo decir con certeza es que fue como una semilla de mostaza, pero mirémonos ahora.

La semilla a hecho raíz, la palabra de Dios a crecido en nuestros corazones, y no hay alguien ni nada que no las pueda quitar. Pero de nuevo les digo nuestra responsabilidad es de sembrar. La palabra nos dice:

Anuncios

2 Corintios 9:6Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

Nos dice que sembremos con abundancia. No importa lo que pensemos de nosotros mismos, no importa que no podamos recitar las escrituras elocuentemente, lo que importa es que estemos sembrando. Lo que importa es que estemos cumpliendo con el propósito que Dios nos ha dado aquí en la tierra. Lo que importa es que estemos obrando para el crecimiento de Su Reino.

Como Cristianos debemos saber que segaremos lo que sembramos (Gálatas 6:7). Tenemos que saber que nuestro testimonio y de la manera que nos comportamos son una parte integral del sembrar. Si sembramos odio, celos, rebelión y desobediencia, entonces eso mismo recibiremos. Pero cuando sembramos amor, paciencia, bendiciones y obediencia, entonces eso mismo recibiremos abundantemente.

Dios nos da la oportunidad de sembrar, es hora de que empecemos. La razón por la cual el mundo esta como esta es porque existe un pequeño numero de sembradores. La violencia y las drogas corren sin ser detenidas y sin control en nuestra sociedad porque la palabra de Dios no esta siendo sembrada con frecuencia. No podemos cansarnos de hacer la obra de Dios (Gálatas 6:9).

Dios nos da la oportunidad y las fuerzas para llevarlo acabo. Puede ser que pensemos que lo que tenemos que ofrecer es poco o nada, pero entonces ¿que paso con el grano de mostaza? No existe razón para no sembrar. La temporada de la siembra esta aquí, y la temporada de la siega pronto llegara (Apocalipsis 14:15-16).

Para concluir. Estamos viviendo en tiempos difíciles y violentos. Estamos viviendo en un mundo donde las personas se matan por un estacionamiento de automóvil. Estamos viviendo en un mundo que desesperadamente necesita saber que hay una solución. Que existe una esperanza, que existe una paz.

Las personas en el mundo están buscando las respuestas, pero están recibiendo las respuestas incorrectas. La palabra de Dios no se esta sembrando. Hagamos hoy un compromiso con el Señor, no seamos como el varón en Mateo 25:14-30 cual habiendo recibido un talento lo escondió y no hizo nada con el. Nosotros no sabemos la fecha ni la hora del regreso de nuestro Señor, pero tenemos que estar preparados.

Tenemos que estar preparados a contestar cuando se nos pregunte ¿que hiciste con el talento? Tenemos que sembrar la palabra de Dios para el crecimiento de Su reino aquí en la tierra.

© 1999. José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *