Dichos difíciles

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas.. Lectura Biblica: Lucas 9:51-62

Introducción

La época del verano representa para muchas personas salir de viaje. Y salir de viaje por lo general requiere algún tipo de preparación. Planificamos las fechas que vamos a estar fuera y en base a ello, nos hacemos de un equipaje apropiado considerando el lugar a donde vamos, la temperatura, el dinero que vamos a necesitar, etc.

Mientras mas largo el viaje más preparación requiere. Y en esto incluimos la preparación emocional. Porque si usted, por ejemplo le teme a los aviones, o a los barcos tiene un grave problema.

La preparación también tiene que incluir el equiparnos interiormente para enfrentar esto que tanto atemorizamos. Yo estoy seguro que muchos de nosotros esperamos el día en que podamos trasladarnos de una lugar a otro sin tener que montarnos en un avión, pero mientras ese momento llegue si queremos no tenemos muchas opciones.

Anuncios

Lucas en su evangelio de alguna manera nos deja saber que Jesús se estaba preparando para hacer un largo viaje junto a sus discípulos. Pero este sería un viaje singular. De hecho estamos hablando de un viaje de ida que contempla muy poco la posibilidad de regresar a la casa paterna o al pueblo del cual se es oriundo.

Nos tomaremos aproximadamente unos 10 capítulos del evangelio antes de llegar a nuestro destino. Dice el texto que Jesús “afirmó su rostro para ir a Jerusalén”. En otras palabras, lo que esto significa es que Jesús se estaba preparando para un viaje no muy placentero en el que encontraría conflictos, confrontaciones y la muerte.

Como seres humanos nosotros también hemos, en algún momento de nuestras vidas, afirmado nuestro rostro para ir hasta algún destino de este tipo. El evangelio nos esta invitando en esta mañana a tomar solo lo necesario para seguir hasta la meta que la vida misma nos propone.

A pesar de que en muchas ocasiones debemos caminar hasta el corazón mismo del conflicto, del dolor y la desesperación de ninguna manera debemos entender que estamos solos y solas, Jesucristo nos ofrece desde el mismo inicio de nuestra empresa la total seguridad de su compañía y su protección.

Sin embargo para lograr tan grande proyecto los discípulos debían soltar todo el exceso de equipaje que llevaban sobre sus hombros. Y aquí es donde las cosas se ponen un poco más exigentes. Porque es cuando Jesús les deja saber cómo y qué cosas son las que deben llevar en su equipaje.

Hay personas que si las líneas aéreas se lo permitieras se llevarían hasta el juego de sala de la casa. Sobre todo, no se ha dado cuenta de lo exagerado que somos los puertorriqueños en cuanto al equipaje. Oiga ‘siempre hay algo que vamos a necesitar’.

La ultima vez que fui a Orlando, Fl. uno veía a los extranjeros tomando sus equipajes livianos y bien sofisticados…sacaban su maletita del tamaño de una caja de zapatos con rueda y ya…en cambio que contraste a nosotros!.

Anuncios

La señora de al lado parecía que había desmontado “un monumento” y se lo había llevado en varias cajas de cartón!. La psicóloga clínica, Judith Sills escribió un libro que ha sido traducido al español bajo el título: exceso de equipaje.

Lo extraordinario del libro es que nos ofrece de manera muy una asertiva o sea incisiva, una especie de auto-confrontación con aquellos obstáculos psicológicos que hacen de nuestra vida algo más difícil de lo que debería ser.

En su muy interesante primer capítulo, titulado: libérese de usted mismo, la doctora Sills nos dice: “el equipaje es una carga. Es aquello que nos mantiene encadenados, y mientras no podamos librarnos de él, todo intento de ser felices es infructuoso.”

Ella explica que en ocasiones este peso es impuesto por la sociedad, pero el verdadero exceso de equipaje son las cargas auto-impuestas de las cuales no nos damos cuenta. En una definición breve dice: “el exceso de equipaje son todas aquellas cosas que no podemos ver de nosotros mismos y que nos obstaculizan en el camino.” Finalmente la autora nos dice que la mayoría de los obstáculos que levantamos a lo largo del camino corresponde a una o mas de las siguientes categorías:

  • la necesidad de tener la razón
  • el sentimiento de superioridad
  • el temor al rechazo
  • la necesidad de teatralizar o dramatizar
  • la necesidad de alimentar la ira Quizás en algún momento en otro sermón, iremos sobre ellas.

Sin embargo lo que me sorprende al respecto es la extraordinaria sensatez y sabiduría que encontramos en la persona de Jesús mucho antes del surgimiento de los estudios científicos. Jesús precisamente le esta diciendo los suyos que para poder ir en pos de Él es necesario despojarse de todo exceso de equipaje.

Y este proceso no es nada fácil porque requiere una disponibilidad para escuchar, recibir y aceptar como de buena fe las duras críticas que Jesús tenía que hacerles. Por que de una cosa estamos de acuerdo con la doctora Sills, y es que es más difícil derribar nuestras debilidades, nuestras fallas y nuestros defectos que lo que le tomó a David derribar al gigante Goliath.

Anuncios

No en balde a este texto se le ha llamado desde sus inicios los dichos dificiles de Jesús. Y es que en cada viaje que hacemos en la vida, ya sea real o metafóricamente hablando debemos tomar decisiones. Decisiones respecto a los demás, a Dios y a nosotros mismos que son las más difíciles.

A veces no tenemos mucho dinero y tenemos que suspender el viaje a Disney y buscar alternativas mas económicas, o visitar este año a un familiar que vive en NY y el que viene vamos para Chicago, pero no a ambos a la vez.

Acerca de Richard Rojas

Ver también

Predicas Cristianas 2020: Dios y las obras

Dios y las obras

Si pretendemos tener solo obras y por medio de ellas alcanzar el favor de Dios estamos perdidos, es necesario tener fe en Dios para alcanzar la salvación...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *