Inicio / Predicas cristianas / El inmenso peligro

El inmenso peligro

Predicas Cristianas…. Predicaciones Cristianas

¡El inmenso peligro de no fortalecer el hombre interior!

Texto: 1° Reyes 19:1-18

Introducción:

Una de las cosas claves que tenemos que chequear en este tiempo, son nuestras motivaciones, porque después de vivir con el Espíritu momentos intensos, es probable que caigamos en un desanimo inexplicable, para evitar todo eso, es necesario fortalecer en ser interior.

1. El problema de muchos esta dentro

Anuncios

Si vamos a vencer el síndrome del espectador debemos chequear de qué manera haremos los cambios, debemos preguntarnos si lo haremos con un hombre interior fuerte o con un hombre interior débil. Analicemos una serie de acontecimientos de Elías antes de los hechos ocurridos en el capítulo 19:

Elías era un hombre activo en el plan de DIOS para su vida; él venía de un enfrentamiento con 450 profetas de Baal, Elías deja en ridículo las creencias que tenía Acab y estos 450 profetas de ídolos, al lanzarles un desafío ante el pueblo de Israel, confrontándolos en el monte Carmelo.

Elías conocía el poder de Dios y sabía que Dios lo respaldaría, así que abiertamente se burlaba de las acciones de ellos, diciendo: Vuestro Dios tal vez esta hoy ocupado para responderles, pero cuando llegó el turno de Elías, mostró el poder de Dios y mataron ese día 450 profetas de Baal.

Elías después de este enfrentamiento sube al monte Carmelo a esperar que venga la lluvia que le había profetizado al rey Acab ya que ésta sequia estaba matando al pueblo, y después de estos acontecimientos salió corriendo como una gacela, tan rápido que el carro empujado por bueyes donde iba el rey Acab quedó atrás.

Elías se dirigió con prisa a Jezreel y allí podemos concluir que iba a toda prisa para revelarle al pueblo el milagro que venía, ahora bien, el dato curioso es que después de todos estos acontecimientos ante una amenaza de la reina de Israel llamada Jezabel, él sale huyendo, y la pregunta es ¿Por qué?

Porque el problema de Elías es que peleó con los demonios que tenía a su alrededor pero se olvidó de fortalecer su hombre interior, Iglesia, usted puede enfrentar todos los demonios juntos y vencerlos en el nombre poderosos de Jesucristo, pero jamás debes descuidar en fortalecer tu ser interior, porque por la misma tensión que vives el enfrentamiento, podrá ser en ti una fuerza en retroceso si por dentro tu no estas fuerte.

2. Diez características de una persona que tiene su hombre interior debilitado:

Anuncios

1° Cuando no estás fortalecido en tu mundo interior cualquier comentario te sacará del curso de la visión. (vers. 2)

La gente siempre hablará para bien o para mal, y eso usted no lo podrá evitar, porque se habla y no se piensa en el daño que se hace, pero todas tus acciones estarán determinadas por las definiciones que hay en tu mundo interior.

Cuando tu hombre interior está débil aun tus definiciones corren peligro, tú observas personas que se terminan alejando de la visión por los comentarios más ridículos, cuando antes parecían la gente más definida, más comprometida, la gente más fiel, pero una palabra y le arruinaron el propósito.

2° Si no está fortalecido tu hombre interior vas a sobredimensionar los problemas. (vers. 3)

La pregunta es ¿cuál peligro podía haber en la amenaza de Jezabel? El pueblo lo ayudó a matar a los 450 profetas de Baal después del milagro con el fuego que descendió de lo alto, la lluvia que había profetizado había descendido, tuvo la velocidad de una gacela para rebasar aun el carro de guerra que transportaba al rey.

¿Qué tanto poder podía tener Jezabel para derrumbar a un hombre por el cual Dios había mostrado tanto poder? Ninguno, esta es la gente que Dios les responde de las maneras más insólitas y atractivas pero cuando viene un pequeño problema se derrumban, no hay profundidad de la palabra, la semilla creció entre espinos.

Anuncios

3° Cuando tu hombre interior no está fortalecido la primera reacción ante la presión es huir, escapar y esconderte. (vers. 3) Cuando hay desafíos en pro de la visión terminas huyendo, desapareces del discipulado, desapareces de los servicios, cambias el número de teléfono, o no lo atiendes.

Porque el diablo te metió la misma idea que sembró en Elías: Corre por tu vida, la visión te va a matar, te están desangrando, se están aprovechando de tu juventud, están jugando con tus recursos, corre por tu vida. Ahora si tú te acostumbras a correr y huir, serás un experto en eso toda tu vida:

4° Cuando tu hombre interior no está fortalecido empiezas a alejarte del cuerpo. (vers. 3)

Ya no vienes a orar en los momentos de oración, ya no tienes sorprendentemente tiempo para el discipulado y para hacer casas de paz, Elías dejó a su criado porque creía que para salvar su vida él le sería un estorbo.

¿Sabe cuál es la enseñanza? Empiezas a ver a tus condiscípulos como un problema, empiezas a ver a tu discipulador como un déspota, empiezas a ver a los mismos que antes llamabas compañeros de batalla, como aliados y compinches del discipulador, abandonas el altar familiar, y tu vida se va apagando.

5° Cuando tu hombre interior no está fortalecido empiezas aceptar un espíritu de inferioridad. (vers. 4)

Te comparas con todos los que están a tu alrededor, empiezas a vivir en remordimiento y no en un genuino arrepentimiento, empiezas a ver que todos los demás han tenido mejor oportunidad en la vida que tú, y que tu jamás podrás lograr lo que te propongas.

6° Cuando tu hombre interior no está fortalecido te ataca un espíritu de muerte. (vers. 4)

Empiezas a acariciar ideas de que es mejor no vivir, si total todo está mal y no hay un cambio posible, empiezas a tener un lenguaje de suicidio, de ruina, que todo está mal, el ambiente es hostil, así no quiero seguir ni un minuto más.

Acerca de Daniel Tomas

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *