Inicio / Predicas cristianas / ¿Al cielo humillado o al infierno lleno de orgullo?

¿Al cielo humillado o al infierno lleno de orgullo?

Predicas Cristianas | Estudios Biblicos

Tema: La importancia de Perdonar

Texto Biblico: Mateo 6:14-15

Introducción:

Anuncios

Por causa de la naturaleza caída del hombre, todos tenemos la tendencia a ser orgullosos, y al ser orgullosos por naturaleza, perdonar es algo complicado.

Dios es el máximo ejemplo de perdonar (Efesios 4:32).

Él nos creó y nos entregó sus mandamientos para que lo obedezcamos y nos vaya bien (Josué 1:8) -no como quienes creen que los mandamientos son pura cohibición-. No obstante, como usted ya sabe, el ser humano desde su misma creación ha desobedecido a Dios, lo ha desafiado, lo ha insultado, se ha rebelado contra Él, y ha hecho todo cuanto ha querido en contra de la voluntad divina. Con todo esto, Él está siempre dispuesto a decir “te perdono.”

Pero, ¿perdona Dios todas las veces que lo pidamos? ¿No hay condiciones de por medio?

Vamos a revisar algunas cosas que dice la biblia con relación al perdón de Dios hacia nosotros, y entre nosotros mismos también.

I. Todos le fallamos a Dios, pero Dios no le falla a nadie. II Timoteo 2:13.

A. Aun siendo infieles, Él siempre permanece fiel. I Juan 1:9.

Anuncios

La fidelidad de Dios se hace visible desde las cosas más simples: el oxígeno, el agua, poder ver, escuchar… Dios no nos debe absolutamente nada, pero nos da todo. El hecho de estar vivos es una muestra inmensa de su misericordia ya que ni aún nuestros padres deberían estarlo, pues según las escrituras, “la paga del pecado es muerte”, y siendo que todos hemos pecado, todos deberíamos estar muertos. Pero su fidelidad y misericordia nos sostienen.

B. El hombre ofende a Dios y al prójimo. Mateo 6:12

La oración que se conoce como el ‘Padre Nuestro’ dice en el versículo 12:“y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.”

Esto implica muy claramente que no solo ofendemos a Dios, sino que otras personas también nos ofenden a nosotros y viceversa.

II. Dios perdona, pero tiene condiciones

A. Dios es fiel y justo para perdonar. I Juan 1. 9.

Anuncios

B. Si no perdonamos, tampoco recibiremos perdón. Mateo 6:14-15.

C. Hay que perdonar siempre. Mateo 18:21-22; Lucas 17:3-4.

Estos dos pasajes bíblicos no solo dejan ver el gran amor de Dios que siempre está dispuesto a perdonar, sino que establecen que el hombre también debe tener esa disposición.

En el caso del pasaje de Mateo dice “setenta veces siete.” Para nosotros, esta expresión puede ser una operación matemática, pero para la sociedad en la que vivió Jesús significaba totalidad, es decir siempre, una y otra vez; igual a como hace Dios con nosotros ¿no? siempre que vamos a pedir perdón, Él está dispuesto a decir ‘sí, te perdono.’ Esto es maravilloso, fantástico, ¿qué sería de nosotros sin su perdón?

Acerca de Gabriel González

Ver también

Predicas Cristianas - Predica la palabra

Predica la palabra

Predicas Cristianas - La vida cristiana no es la excepción, también hay peligros que evitar para correr con libertad. Peligros, obstáculos que se interponen para poder tener una vida cristiana victoriosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *